Con los condimentos, podemos ayudar a hacer un plato más completo: las especies, semillas y otros alimentos no solo resaltan el sabor de los platos, sino que, muchas veces, tienen propiedades nutricionales que nos ayudan a complementar la dieta. Los deportistas o gente con un ritmo de vida muy activo deben mantener esta variedad alimentaria que permite ofrecer al cuerpo todo lo que puede necesitar para estar sano y poder rendir al máximo.

A continuación os sugerimos algunos condimentos, agrupados por tipos, y os detallamos qué propiedades tienen:

SEMILLAS Y FRUTOS:

  • Piñones: son muy energéticos porque tienen proteínas y magnesio. Ayudan a perder peso y son ideales para el sistema cardiovascular. Tienen un efecto antiedad y mejoran la salud ocular.
  • Pipas de girasol: son una muy buena manera de reponer minerales, ya que son ricas en fósforo y contienen vitamina E y B9, B6, B5, B1, magnesio, cinc y potasio. Fuente de omega-6 y un muy buen antioxidante.
  • Pipas de calabaza: contienen mucho ácido salicílico, que actúa como calmante y desinflamatorio. Disminuyen el colesterol ya que contiene omega-3 y 6. Ayudan a tener una buena circulación sanguínea y a eliminar parásitos intestinales. También tienen propiedades para disolver las mucosidades. Contienen vitamina A y E, beneficiosas para la piel.
  • Semillas de amapola: tienen muchísimo calcio. Perfectas para el sistema digestivo. Van bien para los nervios, ya que tienen propiedades relajantes.
  • Sésamo: es uno de los alimentos con más calcio. Hay muchas maneras de comerlo: semillas, en crema (tahín)… Si ponemos semillas enteras en el plato y no las masticamos bien, saldrán tal y como han entrado y no podremos obtener su calcio, solo su fibra. Es buena idea triturarlas un poco antes de añadirlas al plato.
  • Lino: gran fuente de omega-3 y un buen remedio para el estreñimiento.

Tenéis un muy buen artículo de Neus Elcacho sobre las semillas, cómo y cuándo consumirlas, aquí.

BULBOS Y RAÍCES:

  • Ajo: el mejor remedio para una buena circulación sanguínea. Diurético y de los mejores bactericidas. Muy bueno para combatir procesos infecciosos y los efectos de la alergia al polen. Contiene mucho yodo. (Más información en el artículo de Montse Reus aquí.)
  • Hinojo: va muy bien para las rampas porque es rico en potasio y ayuda a quemar grasas. Muy beneficiosas cuando hay problemas urinarios, y estimula la concentración mental.
  • Jengibre: gran protector del sistema respiratorio, mejora la circulación y es antivomitivo, antibacteriano, analgésico, antiinflamatorio y un afrodisíaco.

Spices

ESPECIES, FLORES Y HIERBAS:

  • Pimienta: ayuda a digerir. Muy recomendable para comidas pesadas y antes de esfuerzos. La pimienta blanca es una buena fuente de magnesio, hierro y vitamina K.
  • Chicoria: flor con muchas propiedades digestivas, estimula el hambre y depura la sangre. Tiene muchos minerales, hierro, potasio y vitamina A, entre otros.
  • Orégano: también es digestivo y va muy bien para reducir los dolores menstruales. Es antioxidante y mejora la circulación sanguínea.
  • Salvia: ayuda a sacar el exceso de mucosidad, calma y clarifica la mente.
  • Páprika: beneficia la circulación sanguínea. Un anticoagulante muy potente.
  • Albahaca: es un antivomitivo muy bueno. Refuerza el sistema nervioso y mejora la circulación de la sangre.
  • Perejil: es diurético y depurativo, por lo tanto nos ayuda a eliminar toxinas. También es afrodisíaco. (Más información en el artículo de Montse Reus aquí.)
  • Clavo: estimula el hambre. Ayuda a combatir la descomposición y es un buen tratamiento para los vómitos y mareos. Puede servir para eliminar gusanos intestinales. Es un muy buen expectorante y también un buen antiinflamatorio. Uno más a la lista de los afrodisíacos.
  • Mostaza: es diurética y mejora notablemente el estado anímico.
  • Nuez moscada: muy recomendable en casos de fiebre, dolores de cabeza y asmas. También es afrodisíaca.
  • Laurel: previene la acidez de estómago. Disminuye el flato. Es muy buen antibacteriano (para gripes, tos, bronquitis…). Ayuda a prevenir el reuma y es diurético.
  • Pimienta roja: contiene mucho hierro y cinc, que facilita el almacenamiento de la insulina. Bueno para las enfermedades oculares y procesos de estrés y depresión. Ayuda a superar las jaquecas. Ideal para diabéticos o personas con asma. Ayuda al metabolismo de los huesos.
  • Cúrcuma: un gran protector del hígado y un muy buen antiinflamatorio. Dicen que es un gran anticancerígeno. Es un antidepresivo natural y va bien para curar la bronquitis y reducir el colesterol.
  • Eneldo: ideal para cualquier afección del sistema digestivo y un buen sedante. También va muy bien para infecciones urinarias.
  • Comino: muy digestivo, ayuda a combatir los gases, ideal para la higiene bucal y para evitar el mal aliento. Bueno en caso de diabetes, anemias, bronquitis… Es tranquilizante y afrodisíaco.
  • Tomillo: antibiótico natural, digestivo, previene gases, rico en hierro, tranquilizante. Va bien para los dolores de cabeza y reumas. Relaja y ayuda a dormir mejor.
  • Romero: ayuda a paliar la descomposición, antioxidante, diurético y contiene mucho hierro.
  • Cilantro: depurativo, ideal para la insuficiencia hepática. Es afrodisíaco.
  • Canela: ayuda en procesos digestivos (gases y descomposición). Beneficia al corazón, los pulmones, el aparato digestivo, el dolor de muelas… Muy bueno para aligerar tensiones musculares. Es el afrodisíaco por excelencia. Ayuda a reducir el azúcar en sangre. Estimula el hambre.
  • Apio: alcalinizante, estimula el hambre, rico en vitamina E, expectorante, evita los gases, antifebril, diurético. Va bien para combatir asma y anemia.
  • Vainilla: tranquilizante natural. Ayuda a bajar la fiebre, es un buen analgésico, antibacteriano, antirreumático, antioxidante. Refuerza el aparato digestivo. Tiene propiedades laxantes y también es afrodisíaca.
  • Menta: ideal para flatulencias. Mejora la digestión, la acidez estomacal y las náuseas. Es relajante, analgésica y estimula la circulación sanguínea. Va bien para mejorar la respiración cuando se está resfriado. Es antioxidante y mejora el aliento.
  • Cebollino: rico en vitamina C, contiene carotenos (buenos para la piel), vitaminas A y B, calcio y hierro. Estimula el hambre, favorece la digestión y tiene propiedades antisépticas.
  • Chile: contiene mucha vitamina A y C. Favorece la absorción del hierro vegetal (de los cereales, legumbres…) Ayuda a quemar la grasa del cuerpo, es anticancerígeno y disminuye el riesgo de diabetes. Un buen analgésico y antiinflamatorio.

MINERALES:

  • Sal: contiene todos los minerales y oligoelementos del cuerpo. Es importante consumirla sin refinar, en estado puro. No debemos olvidar, sin embargo, que la sal cruda es menos saludable que cocinada y que abusar provoca retención de líquidos y otros problemas. Si nos gusta mucho, hay alternativas como el gomashio (mezcla de sal y sésamo) o la sal de hierbas (con vegetales deshidratados), que permiten acentuar el sabor de los alimentos con menos cantidad de sal.

También podéis utilizar los condimentos de forma “medicinal” para prevenir o curar una enfermedad concreta o bien para estimular el cuerpo. A continuación encontraréis la información anterior agrupada según el efecto deseado:

condiments_cast

Así pues, muchas veces dedicamos esfuerzos a buscar los complementos alimentarios más eficaces y gastamos dinero innecesariamente; ya que, además de ser más saludable, comer variado y no comprar complementos alimentarios es más económico. Además, el gesto de añadir un condimento no es para nada más complicado que el de tomarse una pastilla.

Aquí tenéis un link interesante de unos apuntes del Ayuntamiento de Barcelona sobre flores comestibles, que parecen solo un adorno, pero que, aparte de ser sabrosas, arreglan estéticamente los platos.

Astrid-redÀstrid Barqué
Licenciada en INEFC. Profesora de la UIC
Formadora de cocina saludable para deportistas en @sportsandcook
www.vitampleni.cat

Núria Coll
Núria Coll

Directora de soycomocomo.es