Este plato de mijo cremoso con lentejas, hortalizas y shiitake es una cena estupenda para cualquier noche de invierno. Es también una receta muy agradecida, de esas que prácticamente se hacen solas, ya que simplemente hay que ir incorporando los ingredientes y remover de vez en cuando, ¡sin muchas más complicaciones!

El resultado es un plato completo y sencillo, con un sabor rico y suave y es una buena propuesta para esas noches en las que el cuerpo pide una comida caliente y reconfortante después de un largo día de trabajo.

Uno de sus ingredientes principales, el mijo, es un cereal que me encanta, tanto por su sabor como por sus propiedades, y es ideal para tomar en épocas frías, ya que por su naturaleza caliente ayuda a templar el cuerpo y aporta calor. Tiene mucho hierro y silicio, es fácil de digerir y no contiene gluten.

En esta receta también incluyo una buena cantidad de hortalizas, como el boniato o la coliflor, porque es muy importante añadir vegetales a los platos y enriquecerlos con un extra de fibra, vitaminas y minerales. También lleva setas shiitake, un ingrediente maravilloso y muy poderoso, gracias a sus fantásticas propiedades anticancerígenas.

Además, para hacer que sea plato único, vegetal del todo, pero con proteínas completas, he añadido también lentejas rojas, una legumbre que, al estar completamente pelada, es  fácil de digerir, algo bastante importante que hay que tener en cuenta cuando se trata de la última comida del día, ya que en pocas horas nos iremos a dormir y hay que descansar bien y con el estómago ligero.

Para acompañar y servir, podemos añadir unas cuantas hojas verdes, un poco de aguacate para dar cremosidad y pipas de calabaza para dar un toque crujiente y aportar un extra de nutrientes.

La receta

Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 20 minutos
Tiempo total: 30 minutos
3-4 raciones

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 300 g de boniato pelado
  • 300 g de coliflor (parte blanca, sin el tronco)
  • 500 ml de agua
  • 1/2 taza de mijo
  • 1/2 taza de lentejas rojas partidas
  • 1 cucharadita de sal
  • 5 o 6 setas shiitake (unos 100 g)
  • 1 taza de leche de almendras sin endulzar
  • 1/2 cucharadita de curry en polvo

Para servir

  • Hojas verdes (rúcula o canónigos)
  • Aguacate
  • Pipas de calabaza
  • Cilantro fresco
  • Semillas de granada
  • Aceite de oliva virgen extra crudo

Preparación

  1. Echar las 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra en una olla, calentar y añadir la cebolla bien picada.
  2. Cuando esté translúcida, echar los ajos prensados, remover, esperar unos segundos y echar el boniato cortado en cubitos y la coliflor también cortada en trocitos. Remover bien.
  3. Echar el agua ya caliente, la sal y también las lentejas y mijo lavados y escurridos. Remover bien. Dejar cocer a fuego bajo-medio hasta que todo esté prácticamente cocido.
  4. Añadir las setas shiitake, limpias y laminadas, la leche de almendras y el curry, remover y acabar de cocer unos minutos más. Rectificar de sal y tapar para que acabe de hacerse con el calor. Si falta algo de cocción, añadir algo más de líquido y continuar a fuego bajo unos minutos más; también se puede añadir algo más de curry si se desea.
  5. Añadir las guarniciones a la hora de servir y un poquito de aceite de oliva virgen extra por encima.

Isa – Deliciaskitchen