Seguramente conozcamos a alguien que ahora mismo esté constipado, tenga gripe o haya cogido cualquier otra de las famosas “pasas” de esta estación. Por eso, preparar nuestro cuerpo para combatir a los posibles virus y bacterias es imprescindible para poder sobrevivir a estos días como un auténtico campeón.

La alimentación es un gran aliado a la hora mejorar nuestro sistema inmunitario (imprescindible para combatir los patógenos), aumentar nuestra temperatura corporal, cuidar nuestro organismo y mejorar nuestro estado de ánimo y vitalidad. Por ello os queremos hablar de alimentos que nos recomiendan los supermercados ecológicos Veritas para llevar mejor los días fríos.

Los 5 imprescindibles de Veritas para este invierno

1- Jengibre

El jengibre es nuestra primera recomendación debido a sus potentes propiedades para calentar el organismo y energizarnos (en estos días tan fríos a más de uno le apetece quedarse en la cama y no moverse en todo el día, así que ¿Qué mejor un chute de energía y calor para el cuerpo?). Además, es un antibacteriano potente, indispensable en este momento en el que nuestro sistema inmune suele tener más trabajo. Por ello ayuda a aliviar síntomas de la gripe y a descongestionarnos.

Prueba de prepararte infusiones con jengibre, limón y cúrcuma para prevenir y aliviar resfriados, añádelo en sopas y guisos, cocínalo con pescados o añádelo en postres para darles un toque exótico.

2- Harina de trigo sarraceno

El trigo sarraceno es un pseudocereal ideal en épocas de frío. Según la medicina china es de naturaleza caliente o yang y esto provoca que nos caliente, vigorice y temple el organismo ayudándonos a combatir el frío.

Este pseudocereal tiene diversas propiedades que lo convierten en un gran aliado ya que es libre de gluten, se digiere con facilidad, es rico en magnesio y vitaminas del grupo B (por ello se le considera un potente neuroprotector) y tiene un alto contenido en fibra y flavonoides que nos ayudan a dilatar y dar elasticidad a los vasos sanguíneos y prevenir enfermedades cardiovasculares.

Este se puede consumir en forma de cereal cocido, porridge o preparar unos deliciosos pancakes, pan o gofres con su harina.

3- Miso blanco

Otro alimento imprescindible y fácil de cocinar para este invierno es el miso. Esta pasta de soja fermentada con arroz es ideal para ayudar a nuestro cuerpo a digerir los alimentos, nos ayuda a regenerar nuestra flora bacteriana, y del mismo modo que el trigo sarraceno nos aporta energía yang y nos da calor.

Este alimento, además, es depurativo, tiene un alto poder antioxidante y nos ayuda a desintoxicar nuestro cuerpo mientras nos remineraliza. En definitiva, un buen refuerzo para nuestras defensas este invierno.

Con el miso blanco puedes prepararte una buena sopa (evita que hierva porque si no pierde sus propiedades), utilízalo adobos o marinados en carnes, pescados o tofu; haz aliños para tus ensaladas o agrégalo en aguas de cocción de cereales o legumbres.

4- Tempeh de garbanzos macerados con tamari

Las legumbres son otros de los imprescindibles de este invierno. Y ¿qué pasa si a una legumbre la fermentamos? Que aparecen maravillas como el tempeh de garbanzos.

Este es muy rico en proteínas, nos ayuda a fortalecer los huesos (beneficioso, sobre todo, para mujeres en la menopausia), es fácil de digerir, es un antibiótico natural (gracias a la fermentación) ayudando a nuestro cuerpo a aumentar la resistencia a infecciones, regula los niveles de azúcar en sangre y ayuda a prevenir enfermedades coronarias entre otras propiedades.

Este tempeh en concreto viene macerado con tamari o salsa de soja sin gluten (así que aquellos que no puedan consumir gluten puede disfrutar de el sin problema) para hacerlo más sabroso.

Puedes cocinar el tempeh a la plancha hasta que su superficie quede con un tono tostado y crujiente, añadirlo en sándwiches, cortarlo fino y agregarlo en ensaladas, preparar estofados o lo que se te ocurra.

5- Crema de manos

Y por último un imprescindible que no es un alimento, pero no por ello menos importante. En esta época del año nuestra piel se ve muy afectada, se nos reseca y agrieta debido al frío. Y generalmente se vuelve áspera y se deshidrata. Por esta razón nuestra última recomendación es la crema de manos Viridis. Esta incluye una mezcla de aceites esenciales y principios activos que ayudan a que nuestra piel se calme, hidrate y forme colágeno.

Hasta aquí nuestras recomendaciones de imprescindibles para que este invierno ayudes a tu cuerpo a coger fuerzas y evitar recaer.