Mireia Segarra es farmacéutica, especialista en nutrición ortomolecular, en dietética naturista y oriental y en nutrición deportiva y, a partir de este diciembre, pasa visita en la Consulta de Soycomocomo. Segarra tiene estudios de alimentación saludable (Roger de Llúria) y su experiencia como farmacéutica, entre otros, en farmacias especializadas en nutrición ortomolecular le da una visión global de la medicación convencional y los suplementos alimenticios naturales.

Llevas más de diez años tras el mostrador y has visto de todo...

He tenido la suerte de completar mi formación trabajando en farmacias que tienen como punto fuerte la suplementación. Hay que ser consciente, sin embargo, que cada paciente es diferente. Tanto puede venir una persona polimedicada para pedir consejo en el campo natural, como una persona que no toma ningún tipo de fármaco. En estos casos debes controlar que el tratamiento que des a la persona polimedicada no interaccione con ninguno de los medicamentos que se toma habitualmente. Muchos también preguntan si sería posible sustituir un medicamento alopático por un suplemento natural que haga la misma función. Obviamente hay tratamiento natural para muchas de las patologías, pero siempre soy consciente de que, como farmacéutica y no médico, no puedo sustituir nada sin el consentimiento del médico. Puedo informar, pero nunca cambiar el tratamiento de un paciente polimedicado por medicina natural.

Por eso te incorporamos al equipo de la Consulta de Etselquemenges. Y con un plus añadido: contigo los pacientes podrán hacerse tests como el Test de Intolerancias Alimentarias. Pero hay muchas pruebas de este tipo y cuesta decidir cuál es la fiable...

M: He visto tests realizados con electrodos. Me han contado muchos métodos de los que desconfío. Soy muy científica, yo, Núria, y los tests deben ser en sangre: debe haber una pequeña extracción para saber de verdad cómo está el organismo y hacia dónde debemos encarar la posible patología y tratamiento. Son tests mucho más sensibles y precisos para obtener un diagnóstico más acertado sin que, muy a menudo, haya que hacerse un análisis de sangre por SS o mutua, lo que supone tiempo y mucho más dinero.

Hoy te he querido entrevistar junto con Francesc Cruz, que es el farmacéutico que te ha dado más garantías en este sentido. Francesc es quien te facilita estos tests –como el de la intolerancia a los alimentos– que ahora haremos en la Consulta cuando se visiten contigo, Mireia.

¿Qué tiene este test y qué hace, Francesc?

Es una prueba que ya se utiliza mucho. Se basa en la técnica ELISA, un método validado para la detección de anticuerpos IgG (inmunoglobulinas IgG). Muchos estudios han demostrado que la IgG es un marcador útil de reacciones adversas a alimentos e hipersensibilidad alimentaria. Las proteínas de los alimentos, a veces, pueden actuar como alérgenos y desencadenar una reacción; por tanto, identificamos los alimentos que originan la producción de estos anticuerpos y que podrían estar implicados en procesos como síndrome del intestino irritable, eczemas, migrañas, artritis, obesidad…

La alergia alimentaria no es fácil de diagnosticar, ya que intervienen diversos mecanismos desencadenantes y además hay muchos alérgenos existentes e implicados. La verdad es que los síntomas, a veces, no son evidentes, pasan desapercibidos o se mezclan con un malestar transitorio.

¿Cómo me puedo fiar del test?

Se deben solicitar tests de fabricantes que ofrezcan pruebas diagnósticas de calidad, con el marcado CE y normas de calidad internacionales, como la ISO 9001. Desconfiamos de pruebas que no usan una muestra biológica como la sangre. Hay que exigir o, como mínimo, conocer tres parámetros fundamentales a la hora de ofrecer un test en la consulta: la sensibilidad del test, la especificidad y la concordancia.

¿Y qué no hace el test? ¿Qué no puede llegar a ver?

Esta prueba no identifica la alergia clásica «mediada» por IgE (inmunoglobulina E) y no hay que confundir intolerancia alimentaria con intolerancia a un alimento producido por una deficiencia de una enzima. Por ejemplo, la intolerancia a la lactosa está causada por la falta o cantidades insuficientes de la enzima lactasa, necesario para digerir adecuadamente los productos lácteos.

En ningún caso, la determinación de la IgG puede comportar el diagnóstico de una enfermedad, pero permite comprobar que, ante un aumento de las IgG de un alimento, suprimirlo de la dieta puede ayudar a resolver el problema. Las pruebas de cribado (screening) son análisis sencillos para identificar o descartar cualquier patología en pacientes. Si el resultado es positivo, hay que hacer un análisis más concluyente en el laboratorio de análisis clínicos. Ahora bien, tienen grandes ventajas respecto a la analítica convencional porque, con una pequeña muestra, podemos conocer rápidamente los resultados; y con un coste muy inferior al de las pruebas convencionales.

Mireia Segarra i Francesc Cruz

Mireia Segarra i Francesc Cruz

Si retiramos un alimento poco antes de la prueba, ¿puede que no nos aparezca como intolerancia?

Después de dejar de ingerir un alimento, hay alérgenos que pueden estar presentes incluso entre 20-22 días. Para hacer la prueba, hay que pedir al paciente si ha suprimido recientemente ningún alimento de la dieta porque sospechaba que era la causa de los síntomas que tenía. Lo mejor es seguir haciendo la misma vida y comiendo lo mismo de siempre, como antes de hacerse la prueba.

¿Las intolerancias aparecen, o suelen aparecer, con el abuso del alimento? Es decir: ¿alguien que abusa mucho del pan, la pasta, las pizzas, puede tener más números de tener una intolerancia al gluten?

No necesariamente. Estudios recientes hablan de colectivos no celíacos pero sensibles al gluten que han dado negativo en pruebas más específicas de la enfermedad (ausencia de los genes HLA-DQ2-8, o ausencia de anticuerpos antitransglutaminasa). Dejar el gluten mejora el problema, los síntomas, pero no olvidemos el papel que tiene en la intolerancia una permeabilidad intestinal exagerada o un intestino perforado como también la llaman.

Y una vez tenemos los resultados, Mireia, ¿qué haces?

M: En primer lugar, retiramos de la dieta los alimentos positivos en el test. Como en la primera visita ya hacemos una anamnesis del paciente para investigar sobre los hábitos alimentarios, de vida, los antecedentes, sintomatología… podremos filtrar mucho más la causa de la información obtenida en los resultados.

Las intolerancias pueden ser o bien genéticas o bien por una debilidad del sistema inmunológico, es decir, de las defensas.

En las intolerancias por debilidad del sistema inmunológico, normalmente se incrementa la cantidad de anticuerpos IgG. La primera consecuencia es el aumento de la permeabilidad del sistema digestivo a la vez que disminuyen las microvellosidades. Tener alterada la barrera digestiva hace que los inmunocomplejos atraviesen los tejidos intestinales y vayan a parar directamente al torrente sanguíneo, que los reparte por todo el organismo, y acaban acumulándose y provocando inflamación.

Después de retirar el alimento de la dieta, debemos reparar la mucosa gástrica no sólo cambiando los hábitos alimenticios y los alimentos eligiendo los que nos benefician más por sus propiedades, sino introduciendo también suplementos naturales como la L-glutamina, prebióticos y probióticos, por ejemplo. Debemos pensar, también, en hacer primero una desintoxicación del organismo para eliminar, en la medida de lo posible, todos los tóxicos que hemos acumulado a lo largo de los años para poder conseguir mejores resultados con el tratamiento establecido.

Al cabo de unos meses, podemos volver a introducir poco a poco los alimentos que dieron positivo en el test (si no se trata de una intolerancia de tipo genético), aunque se recomienda que no se consuman con demasiada regularidad y que, si hay sustitutos en el mercado, se cambien.

¿Qué daña más: el estrés, el gluten...?

Personalmente, creo que no hay una causa única. Independientemente de si la intolerancia es genética (que puede estar latente y activarse en cualquier momento) o por debilidad inmunológica, siempre hay un conjunto de detonantes que aceleran la sintomatología. El estrés, el hecho de seguir una dieta poco variada y comer los mismos alimentos de manera recurrente, consumir muchos azúcares y harinas refinadas (irritan mucho la mucosa gástrica), no comer alimentos ricos en probióticos, no comer ni fruta ni verdura, no seguir un estilo de vida saludable, no seguir unos horarios regulares de alimentación… y también vivir una situación de sufrimiento prolongado durante tiempo puede hacer que el sistema digestivo e inmunológico se debilite.

La farmacèutica Mireia Segarra a la Consulta d'Etselquemenges

Pon ejemplos de casos, Francesc.

Sí, esta es una placa muy curiosa. Es muy reciente; hace un par de meses. Este paciente sólo ha dado positivo a la almendra (de la familia de los frutos secos). Antes de hacer el test recomendamos hacer un cuestionario para saber más de los hábitos alimenticios del paciente y estar prevenidos ante este tipo de respuesta y que no nos coja por sorpresa.

Llistat d'intoleràncies que mesura Food detective

Esta placa también es muy reciente, de después de este verano. Lo que tenemos que tener claro, antes que nada, es que el alimento no es exactamente el malo de la película: una respuesta positiva a tantos alimentos indica un intestino muy dañado, ya sea por medicamentos, cándidas, parásitos, antiinflamatorios , antibióticos… Es un intestino muy permeable a moléculas más grandes que los aminoácidos; es decir, proteínas, virus, xenobióticos…

La carga de alérgenos es tan brutal que el sistema inmune no tiene suficiente capacidad para eliminarlos, y por eso los inmunocomplejos (antígeno-anticuerpo) se depositan en los tejidos y causan inflamación y, por tanto, síntomas.

F: ¿Crees que se puede determinar una enfermedad celiaca con un test de intolerancias? No, la gliadina no es un marcador lo suficientemente específico ni de elección para diagnosticar la celiaquía; hay otros marcadores más específicos.

¿Y hay algún test que la detecte?

Los clínicos recomiendan hacer un estudio en sangre de los anticuerpos antitransglutaminasa, específicos de la enfermedad, y que se puede hacer en la consulta a partir de una simple gota de sangre del dedo. Los resultados tardan diez minutos.

Otra opción nada invasiva es el test genético (HLA-DQ2 / DQ8).

¿Qué otros tests haremos?

M: El test de los omega-3 y omega-6, el de la vitamina D, el de estrés oxidativo y el de la lactosa.

Me interesan todos. Vayamos por partes. Omegas… Siempre me pregunto si los tengo equilibrados. Pero no se trata de hacer el test a todo el mundo porque sí, ¿verdad? ¿A quién haríais este test?

M: El test de ácidos omega-3/6 se puede hacer a cualquier persona que lo solicite, pero hay perfiles de pacientes a los que se lo podemos recomendar directamente como, por ejemplo, personas con antecedentes y/o problemas cardiovasculares, mujeres embarazadas, pacientes con trastornos inflamatorios, que hagan control de peso, que tenga problemas dermatológicos, niños con TDA…

Y el de estrés oxidativo?

M: Pasa igual que con el anterior, menos en niños, que no es necesario. Hay un perfil de pacientes a los que recomendamos este test, sobre todo fumadores, deportistas con actividad física elevada, personas con estrés y ansiedad, o que se exponen largos ratos al sol, que quieren controlar el exceso de ingesta de calorías.

El test de la vitamina D se recomienda a todos los pacientes con osteoporosis, síndrome de malabsorción, obesidad con un IMC≥ 30, para evitar sintomatologías causadas por déficit de vitamina D como una enfermedad crónica renal…

El test de la lactosa es un test genético que se haría después de haber hecho el test de intolerancias alimentarias general, si ha salido algún alimento relacionado con la lactosa. Así descartamos una intolerancia de tipo genético, y podemos enfocar mejor el tratamiento.

¿Hay alguna contraindicación para hacer el test de intolerancias u otros?

M: Si se toman medicamentos determinados, como corticoides e inmunodepresores, que afectan al sistema inmune, ya que la respuesta puede ser muy débil. Es decir, podemos tener muchos positivos debido a la debilidad del sistema inmunológico por el tratamiento farmacológico.

Más información sobre la Consulta de Soycomocomo y Mireia Segarra. 

Núria Coll
Núria Coll

Directora Soycomocomo.es, la Consulta nutricional de Soycomocomo.
Creadora del Cómo Como Festival

  @nurcoll   @nuriacoll