Una alimentación pobre en vegetales, comer un exceso de proteína animal, de harinas refinadas, de alimentos procesados y ricos en azúcares y de grasas de mala calidad altera el estado del sistema digestivo.

Para recuperar la salud, hay que buscar herramientas para potenciar una buena digestión y reforzar la flora bacteriana.

salud digestiva

4 pasos para mejorar la salud digestiva

Desde nutrir y reforzar la mucosa intestinal hasta recuperar el equilibrio de la microbiota intestinal. Descubre los cuatro pasos para restablecer la salud digestiva con productos naturales:

1-Nutrir y reforzar las mucosas intestinales.

La mucosa intestinal tiene la función de aislar el organismo frente a agentes externos. Nos protege y evita que sustancias no deseadas pasen al torrente sanguíneo, gracias a la unión entre las células que la conforman. Para evitar la permeabilidad intestinal es necesario reforzar las mucosas con nutrientes como:

  1. L-glutamina. El aminoácido que constituye la principal fuente de energía de las células epiteliales del intestino delgado y que, por tanto, mejora la permeabilidad intestinal y la morfología de la mucosa.
  2. Vitamina A, que contribuye a mantener las mucosas en condiciones normales.
  3. Zinc.Un mineral que ayuda a proteger las células del daño oxidativo.
  4. Quercitina. Un bioflavonoide que también colabora para mantener la integridad de la mucosa intestinal.

Un suplemento natural muy eficaz es el PermeaVit® de 100% Natural, una fórmula única para contribuir a la salud de la mucosa intestinal gracias a su contenido en aminoácidos como la L-glutamina o la L-lisina, N-acetil-cisteína, quercetina, betacarotenos (provitamina A), vitaminas B2, B5 y B9, D-biotina, vitamina D3 y zinc.

2-Incorporar alimentos como el jengibre para apoyar la salud digestiva.

Los extractos de rizoma del jengibre, ricos en gingerol y shogaoles, contribuyen a la función normal del tracto gastrointestinal, así como también ayudan a reducir la sensación de mareo y vómitos. También hay otras plantas, como la alcachofera, que gracias a sus flavonoides favorecen una función normal del intestino, ya que disminuyen las flatulencias y la sensación de plenitud.

Incorporar, pues, suplementos como Di-gestión® de 100% Natural, con extractos de jengibre y alcachofera, apoya la salud digestiva en general.

jengibre, raiz y polvo

3-Tomar enzimas digestivas antes de las comidas.

Cuando las digestiones son más lentas de lo habitual, incluir suplementos de enzimas refuerza esta tarea y disminuye los síntomas. La papaya es una fruta muy nutritiva que, además de vitaminas y minerales, contiene muchas enzimas digestivas similares a la pepsina humana y resistentes al pH gástrico: la quimopapaína y la papaína. Por lo tanto, es ideal para digerir mejor, especialmente las proteínas.

El suplemento Caricol® de 100% Natural está elaborado con un concentrado de puré de papaya ecológica, fresca y madurada en el árbol que, gracias a su proceso de preparación, aumenta los beneficios de la papaya casi en 4 veces la actividad enzimática de papaína. ¡Intentad tomarlo después de comer y de cenar y notaréis la diferencia!

4-Reforzar la flora intestinal con probióticos de alta calidad.

Cuando la población de bacterias que tenemos en el intestino se encuentra en equilibrio, se posibilita que el sistema digestivo funcione correctamente, que haya una absorción normal de los nutrientes y se evita que otros microorganismos patógenos colonicen el espacio intestinal. Por lo tanto, es vital para la salud intestinal y, de hecho, para la salud en general. Cuando tomamos demasiada proteína animal, productos azucarados y refinados y alcohol, este equilibrio puede verse afectado y, por ello, tomar probióticos ayuda a mejorar esta situación.

ProbiTec® Complet de 100% Natural es un suplemento que combina ocho tipos de bacterias beneficiosas en cantidades adecuadas que han sido aisladas y caracterizadas en el Hospital Universitario de Copenhague, un hospital que cuenta con más de veinte años de experiencia clínica en el estudio de estas bacterias. Además, el suplemento también contiene fructooligosacáridos (FOS), un tipo de fibra soluble que sirve de alimento de estas bacterias beneficiosas, y zinc, que contribuye al metabolismo normal de los macronutrientes, refuerza el sistema inmunológico y protege a las células de los radicales libres.

Estos cuatro pasos os van a ayudar a recuperar la normalidad digestiva. Os recomendamos, sin embargo, no hacerlo todo de golpe: primero comenzad nutriendo la mucosa intestinal y mejorando las digestiones con enzimas y, después, ya podéis incluir los probióticos.