Las alternativas

El café de cereales, el café de achicoria, el guaraná, el jengibre o el ginseng son estimulantes suaves que se han convertido en unas buenas alternativas al café. Recordemos que los celíacos no pueden tomar café de cereales.

cacao1-e1331923937544La doctora Olga Cuevas, especialista en nutrición y salud, explica que el café es un estimulante cardíaco que, en dosis elevadas y en personas sensibles, puede producir palpitaciones y aceleración del corazón. Ahora bien, Cuevas también afirma que consumirlo después de las comidas facilita la digestión, porque la cafeína “activa las secreciones gástricas y la movilidad intestinal”. Por eso, hay personas a las que un café también les produce ardor de estómago, diarreas o sencillamente un efecto laxante y diurético.

Por su parte, Susanna Arjalaguer, bióloga y postgraduada en Dietética, explica que, con el café, hay muchos malos usos. “La gente le pone leche, que es una aberración, porque lo hace indigesto, estropea la bebida”. Al té, “si se le pone solo una nube de leche, todavía, porque apenas hará disminuir sus taninos”. Otro mal hábito es tomarlo más tarde de media mañana, porque “entonces tiene consecuencias: nos costará conciliar el sueño y también mantenerlo, y, además, no habrá sido reparador”. El sueño reparador es la fase de sueño profundo en el que hay reparación celular y metabólica. En esta fase, el sistema inmunitario se refuerza, por eso es tan importante, “y un exceso de café puede hacer que no la mantengamos bastante rato”. Por ello, es crucial saberle sacar un buen partido: “Una taza de café por la mañana, recién levantados, nos espabila y nos aumenta las capacidades cognitivas”.

Sea como sea, hay una serie de verdades que hay que conocer tanto de uno como del otro. Olga Cuevas, en el libro El equilibro a través de la alimentación, las explica:

Verdades sobre el café

  • Cada taza de café puede contener entre 75 y 150 mg de cafeína
  • El café no aporta calorías, pero tampoco es una bebida que adelgace. Sirve para entretener el apetito.
  • Es apreciado por los deportistas porque favorece las contracciones musculares, por lo que retrasa la fatiga y aumenta la capacidad y la frecuencia de las respiraciones.
  • Las personas que tienen insomnio, cistitis, hipertensión, acidez, úlceras, ardores de estómago, diarreas, colitis ulcerosas y otras alteraciones intestinales no deberían tomarlo.
  • El café descafeinado en grandes cantidades resulta tóxico por los residuos de los disolventes químicos que se han utilizado para descafeinar-lo. Como contrapartida, no tiene los efectos estimulantes de la cafeína.

Verdades sobre el té

  • El té es una bebida estimulante gracias a la teofilina (50 mg por taza), similar a la cafeína.
  • Contiene taninos (100 mg por taza), un astringente vegetal que tiene un efecto protector de la mucosa gástrica: alivia las digestiones pesadas.
  • La extracción de la teofilina y los taninos depende del contacto con el agua caliente. El 75% de la teofilina y el 30% de los taninos pasan en el agua los tres primeros minutos de infusión. Más tiempo de infusión no incrementa la teofilina, pero sí los taninos.
Trinitat Gilbert
Trinitat Gilbert

Periodista