yolanda bustosIolanda Bustos es conocida como la cocinera de las flores por la combinación que hace de la naturaleza con los mejores ingredientes.

Restaurante La Calèndula, Girona.

La receta

Sopa de ajo y tomillo con huevo y teja de parmesano

– Una receta de cuchara muy fácil de preparar y de lo más saludable.

– Además, es perfecta para prevenir los catarros de manera natural.

– Receta rica en hidratos, proteinas, potasio, fósforo, magnesio y vitaminas del grupo B.

Sopa de ajo y tomillo con huevo y teja de parmesano

Foto: Pau Esculies

Ingredientes

Para la sopa:

  • 4 rebanadas de pan seco de un par de días
  • 2 cabezas enteras de ajos pelados
  • Un manojo de tomillo fresco
  • 100 g de almendra cruda
  • sal
  • pimienta

Guarnición:

  • 1 huevo ecológico por ración
  • 200 g de parmesano para la teja

Elaboración:

Poner 3 litros de agua a hervir con todos los ingredientes de la sopa. Dejar durante 15 minutos, retirar el tomillo y triturar bien fino con unas gotas de aceite de oliva virgen.

En una cazuela aparte, poner un poco de agua y, cuando hierva, añadir sal y un chorrito de vinagre para ayudar a cuajar la clara del huevo. Añadir los huevos uno por uno como si se quisieran freír, pero en lugar de con aceite con agua. Sacar y reservar en un plato con papel absorbente para quitar el exceso de agua.

Si se dispone de plancha, poner un trozo de papel de horno encima de ella y espolvorear el parmesano con unas hojitas frescas de tomillo. A fuego no muy fuerte, el queso se va fundiendo y secando al mismo tiempo. Sacar del calor antes que se ponga dorado. También se puede hacer en un horno. Incluso se pueden hacer unas cuantas tejas y guardarlas en una caja hermética como si fueran galletas.

Para el montaje del plato, servir un poco de sopa, poner el huevo en el centro y, apoyado en el plato, el crujiente de parmesano.

Se recomienda consumir esta sopa de tomillo y ajo durante el invierno para combatir y prevenir resfriados.

Aportación nutricional

Rico en hidratos y proteinas, también aporta minerales como potasio, fósforo o magnesio. También destacan las vitaminas del grupo B (B1, B3 y B6), todas importantes para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Núria Coll
Núria Coll

Directora de soycomocomo.es