El bacalao es un pescado blanco de agua fría rico en selenio, omega-3 y proteínas, especialmente colágeno, por eso es tan gelatinoso. La mejor época del año para consumirlo fresco va del otoño a la primavera y es una buena opción a la hora de escoger entre los pescados menos contaminados por metales pesados.

Además, el bacalao es rico en vitaminas del grupo B, potasio y fósforo, y de su hígado se extrae el famoso aceite de hígado de bacalao, una fuente fantástica de omega-3 y vitaminas A y D.

Receta de bacalao al horno con limón y aceitunas

También puede encontrarse bacalao ahumado o en salazón durante todo el año. En caso de usar bacalao en salazón hay que desalarlo correctamente en la nevera durante 24-48 horas, en trozos de tamaño similar y cambiando el agua unas 3 veces durante este tiempo.

En esta receta he usado aceitunas de Kalamata porque tienen un sabor intenso y una textura tierna. En cualquier caso, se puede usar cualquier otra aceituna negra sin hueso; las de Aragón están especialmente buenas.

Otra opción para acompañar este plato es añadir una capa de alioli sobre el bacalao antes de hornearlo para que se gratine: el bacalao y el alioli son una combinación fantástica y, al cocinarlo, el alioli queda mucho más suave y no repite.

También se puede sustituir el zumo de limón por zumo de naranja, o añadir ya en el plato unas hojitas de menta o albahaca fresca.

La receta: Bacalao al horno con limón y aceitunas de Kalamata

Raciones: 2
Preparación: 10 minutos
Cocción: 35 minutos
Total: 45 minutos

Ingredientes

  • 500 g de bacalao con piel (filete)
  • 150 g de cebolla
  • 200 g de calabacín
  • 1/3 de taza de aceitunas de Kalamata sin hueso (50 g)
  • ¼ de taza de zumo de limón (60 ml)
  • 3 c.s. de aceite de oliva (45 ml)
  • 1 diente de ajo pelado y prensado
  • Una pizca de sal
  • Pimienta negra al gusto

Preparación

  1. Calentar el horno a 175 ºC con la rejilla en el centro.
  2. Colocar el filete de bacalao con la piel hacia abajo en una fuente de horno grande.
  3. Pelar la cebolla y cortar en juliana.
  4. Cortar el calabacín en dados.
  5. Añadir la cebolla, el calabacín, las aceitunas y el ajo prensado alrededor del bacalao.
  6. Añadir el aceite de oliva y el zumo de limón sobre el bacalao y las verduras.
  7. Poner sal en las verduras, intentando que no caiga sobre el bacalao, porque ya suele ser bastante salado.
  8. Añadir pimienta negra al gusto, también sobre el pescado.
  9. Con la ayuda de una cuchara, mezclar un poco las verduras para que se reparta el zumo de limón y el aceite.
  10. Hornear durante 35 minutos a 175 ºC.

Laura García

www.bylauragarcia.com / @bylauragarcia