bigstock-Woman-Legs-Silhouette-With-Hee-84031370-e1469601397680

Reforzar  la piel y el pelo después del sol

En verano, hay diferentes factores ambientales que pueden dañar la piel y el pelo, como por ejemplo la exposición excesiva al sol, el calor, los contrastes de temperatura por los aires acondicionados, la sal del mar o el cloro de las piscinas. El pelo a menudo nos puede quedar más seco, quebradizo y poco brillante; y la piel más seca.

Todos estos elementos son inevitables, pero podemos tomar medidas para intentar mejorar su aspecto.

Asegurar una buena cantidad de aminoácidos a través de la alimentación es ideal para que el cuerpo pueda regenerar las estructuras celulares dañadas, ya sea con el consumo de proteína animal, como las carnes, el pescado, el marisco y los huevos, o proteína vegetal como las legumbres, frutos secos y semillas o pseudocereales como la quinoa y el trigo sarraceno. También es necesario tomar frutas y verduras para obtener una buena aportación de vitaminas, minerales y antioxidantes.  De todas formas, si queremos que los resultados sean más rápidos y efectivos, podemos acompañar una buena dieta con suplementos naturales que nos proporcionen los elementos necesarios para mejorar la salud de piel y pelo.

Solpiel, por ejemplo, es un suplemento que contiene salvado de cerveza, zanahoria, áloe, coenzima Q-10 y extracto de germen de trigo. Esta combinación nos aporta vitaminas, minerales, aceites esenciales y antioxidantes ideales para el bienestar de la piel.

Mijovit, con mijo, alfalfa, aminoácidos y vitaminas, nos ayuda a mejorar el aspecto de la piel y a nutrir el pelo. La alfalfa es especialmente recomendable para potenciar la salud de la piel, uñas y pelo gracias al hecho de que es muy rico en minerales y vitaminas, como el silicio o el hierro. El mijo es un cereal muy reconstituyente y tiene bastantes vitaminas del grupo B, como, por ejemplo, el ácido pantoténico (B5), precursor que interviene en la formación de elastina, una proteína muy interesante a la hora de regenerar y mantener la piel, tendones y masa muscular.

Mejorar el insomnio

Alimentos ricos en triptófano

El pescado azul, las legumbres, el sésamo, el plátano, el huevo, el pollo o pavo, los frutos secos, las semillas o algunos cereales integrales.

Además del triptófano, también es importante una buena aportación de magnesio, zinc y vitaminas del grupo B.

Si durante el año hemos tenido insomnio, ahora que estamos más tranquilos es el momento ideal para buscar soluciones que nos ayuden a combatirlo para poder descansar mejor y empezar el nuevo curso con más energía.

Evitar el estrés y el exceso de agitación mental es fundamental para dormir bien, sobre todo a la hora de conciliar el sueño. Hacer ejercicio físico es ideal para deshacernos de tensiones, nervios y ansiedad, y aumenta la sensación de placer y bienestar. Por eso cada día deberíamos hacer ejercicio, ya sea andar, bailar, hacer yoga, correr o ir en bicicleta. Tenemos que  elegir lo que más nos guste y nos haga sentir mejor.

Por lo que respecta a la alimentación, tomar alimentos ricos en triptófano por la noche puede ser una buena estrategia, ya que este aminoácido es un precursor de la serotonina, que induce la producción de melatonina, una hormona que se encarga de regular el “reloj biológico”.

 

valeriana-100c-e1469602185775Sin embargo, si aún nos cuesta dormir, usar fitoterapia como suplemento puede ser de gran ayuda.

La valeriana es una planta tranquilizante y sedante del sistema nervioso que resulta eficaz para tratar el insomnio, la ansiedad y los estados de agitación nocturna. Cuando tomamos valeriana, sin embargo, hay que tener en cuenta que inicialmente actúa como tónico, y después relaja. El efecto es más lento y por eso no se recomienda tomar justo antes de ir a dormir.

La pasiflora también es una planta calmante y sedante del sistema nervioso y, además, tiene un efecto relajante de los músculos. Está indicada para tratar estados nerviosos, estrés, insomnio u otros estados asociados, y, a diferencia de la valeriana, la pasiflora tiene un efecto inmediato.

Calmar el estrés

Si este verano os ha tocado trabajar y no os podéis deshacer del estrés, hacer ejercicio físico cada día también es vital. El estrés sostenido en el tiempo puede ocasionar desajustes metabólicos importantes. Por eso hay que buscar estrategias para liberar toda la tensión que se acumula a lo largo del día, y el ejercicio físico es un elemento clave.

Si a pesar de todo esto, el estrés que tenemos es muy intenso, nos agota y hace que no podamos rendir bien el resto del día, siempre podemos optar por ayudas suplementarias como los adaptógenos, que son sustancias que regulan el sistema nervioso y aumentan la capacidad del organismo para afrontar el estrés. Estimulan pero sin pasarse, ya que no son excitantes, sino moduladores.

Un ejemplo es la Rhodiola, una planta de la familia Crassulaceae, que nos aporta tranquilidad diurna y nos ayuda a descansar mejor por la noche. Podemos encontrarla sola o combinada, como, por ejemplo, en el suplemento Rhodiola Plus, en el que el magnesio y vitaminas del grupo B contribuyen al funcionamiento normal del sistema nervioso, ya que, cuando se encuentra en sinergia, siempre es más efectiva.

Los adaptógenos no tienen efectos secundarios, si no es que se toma algún fármaco. En tal caso, se debe consultar siempre con un especialista antes de consumir.

bigstock-Woman-With-Allergy-Coughing-In-100434251-e1469602343142

Prevenir los resfriados y aumentar las defensas

Los aires acondicionados son los grandes culpables de la mayoría de resfriados de verano, ya que los contrastes de temperatura y la sequedad del ambiente hacen que el organismo pueda debilitarse y sea más fácil coger ciertos virus.

Si estamos expuestos a cambios de temperatura muy bruscos, es importante tomar medidas para mantener el sistema inmunológico en buen estado. Para lograrlo, hay que tener en cuenta que una buena alimentación (a partir de alimentos de calidad) es fundamental para obtener vitaminas, minerales, antioxidantes y otras sustancias que nos pueden ayudar a modular las defensas. Asegurar unos buenos niveles de vitamina D, por ejemplo, es fundamental para dar apoyo a la nuestra inmunidad natural.

El pescado azul, el hígado de bacalao, el marisco, los huevos y los productos lácticos (de calidad). Y, sobre todo, la exposición a los rayos solares (se recomienda aproximadamente una hora al día).

Sin embargo, si necesitamos efectos más inmediatos, podemos optar por ayudar a las defensas con productos naturales como la equinácea, una flor que actúa como inmunomoduladora y que nos ayuda a prevenir resfriados tanto de origen vírico como bacteriano. La podemos encontrar sola en gotas o combinada con própolis.

Si ya estamos resfriados, además de equinácea nos interesa que el suplemento lleve vitaminas, minerales y otras plantas que nos ayuden a potenciar el sistema inmune, así como otros elementos que disminuyan la irritación del cuello o la garganta. Un ejemplo podría ser el Constifin Blocker con equinàcia, Boswellia, eucalipto, malva, zinc, selenio y vitamina C y E, entre otros.

También podríamos optar por un jarabe como el de Aprolis, que contiene própolis, jengibre, romero, manganeso y cobre. El manganeso ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga, y el cobre nos ayuda a potenciar el buen funcionamiento del sistema inmunitario.

Problemas digestivos

carbonato-magnesio-180g-e1469602418841Si tenemos estreñimiento, podemos aprovechar el verano para adquirir hábitos nuevos que nos ayuden a resolver este problema. Incluir una buena cantidad de frutas y verduras en la dieta es vital para regular el tránsito intestinal, pero también lo es hacer ejercicio físico y hidratarse.

Si ya tomamos bastante fibra –a través de frutas, verduras, tubérculos, legumbres y cereales integrales– y, a pesar de todo, nos cuesta ir al baño, podemos probar estrategias como tomar un buen vaso de agua tibia en ayunas para hidratarnos y estimular el movimiento intestinal.

De todas formas, si paralelamente a los buenos hábitos necesitamos una ayuda externa, podemos tomar suplementos como el carbonato de magnesio un compuesto químico natural que actúa como laxante suave. Además, en caso de  acidez estomacal, tomar carbonato de magnesio antes de las comidas ayuda a disminuir el ardor, ya que actúa como un antiácido.

Gina Estapé

Dietista y creadora del blog myhealthybitesblog.com

  @ginaestape   @myhealthybites
Gina Estapé

Ahora puedes pedir cita con
Gina Estapé en La Consulta de Soy
936 338 063 Correo electrónico