abuelos nieta parqueEntre los 25 y los 30 años llegamos a un punto máximo de acumulación de calcio, y a partir de esta edad el organismo lo va eliminando poco a poco. Ahora bien, si nos aseguramos una buena dosis de este mineral a través de la alimentación, tendremos más reservas y menos posibilidades de sufrir descalcificación y osteoporosis.

A menudo, cuando hablamos de salud ósea la asociamos rápidamente con la leche y los productos lácteos. Es conveniente saber que existen otros alimentos ricos en calcio y minerales que favorecen su absorción y contribuyen a una buena salud de los huesos. Os hablamos de los 5 más recomendables:

  1. Almendras. Las almendras y los frutos secos en general son una fuente excelente de magnesio, un mineral que regula la absorción y la asimilación de calcio.
  2. Col. Las verduras de hoja verde son una buena fuente de calcio y magnesio, y la col rizada o kale lo es especialmente. Debemos procurar no cocerla mucho para que no se pierdan los minerales.
  3. Naranja. Además del aporte de calcio, su contenido en vitamina C es imprescindible para la formación de colágeno, que favorece la salud del cartílago y el tejido conjuntivo del hueso.
  4. Algas. Son especialmente ricas en calcio el alga hiziki, la wakame, el arame y la kombu.
  5. Sésamo. Las pequeñas semillas de sésamo contienen una mina de calcio dentro, por eso hay que masticarlas muy bien o comerlas aplastadas, en forma de sal de sésamo (gomashio) o de tahina, una pasta cremosa de sésamo que se añade al hummus.

Otros factores que benefician el esqueleto

Fortalecer nuestro sistema óseo a través de la alimentación nos ayudará a crear un equilibrio mineral en nuestro organismo, un equilibrio que podemos perfeccionar vigilando algunas de nuestras costumbres de cada día.

  • Infusiones medicinales. Es conveniente tomar cada día infusiones de cola de caballo y salvia.
  • Bebidas enriquecidas. Son especialmente recomendables las bebidas vegetales enriquecidas con calcio: de soja, de almendra, de avellana…
  • Tomar el sol. Se debe tomar cada día para producir vitamina D3 y facilitar la absorción de calcio.
  • Hacer ejercicio. Un hábito imprescindible es hacer ejercicio o deporte, ya que mover las articulaciones fortalece los huesos y los cartílagos.

Más Información

  • ¿Sabemos comer?, Andrew Weil (Urano)
  • Huesos sanos para siempre, Dr. Juan Carlos Albornoz (RBA)

Artículo escrito per:
Mireia Marín Antón
Dietista y experta en nutrición