avionTanto si es por vacaciones como por trabajo, viajar ya forma parte de nuestras vidas. Pero si eres celiaco o tienes intolerancias alimentarias es difícil planificar el viaje y buscar lugares para comer. Tienes que saber a qué restaurantes podrás ir o, si no, llevar algo de comida apta para tu sistema digestivo, por si no encuentras lugares con comida sin gluten o sin lácteos.

Así es como empezó la idea de Jorge Paz y su pareja de crear una agencia de viajes para personas con intolerancias alimentarias. A los dos les gustaba mucho viajar, y fue en una de estas salidas cuando la mujer de Jorge tuvo gastroenteritis. A partir de entonces empezó a tener problemas digestivos, hasta que un día, después de buscar mucho, comprobaron que era intolerante en la lactosa. “Esta experiencia nos hizo dar cuenta de los problemas que surgen cuando tienes algún tipo de intolerancia, y gracias a una amiga intolerante al gluten y que trabajaba en una agencia de viajes nos animamos a poner en marcha www.viajasinproblemas.com, una web especializada en buscar viajes, hoteles y restaurantes que sirvan alimentos sin gluten o sin lactosa, y en los que también podamos encontrar los mejores precios. Así, la página te ofrece una lista de restaurantes y tiendas de la zona del destino que has escogido”.

Apoyo digestivo e intestinal para evitar diarreas

 

Como el sistema digestivo e intestinal acostumbra a ser débil en las personas celiacas e intolerantes a ciertos alimentos, hay que añadir al botiquín de viaje un complemento nutricional rico en probióticos, prebióticos y L-glutamina como por ejemplo el Digestive Support de Eophy. Nos ayuda a repoblar la flora intestinal a la vez que protege su permeabilidad. También es una buena opción llevar kudzu y umeboshi, alimentos que van bien para controlar las diarreas. Otro complemento nutricional que puede ser adecuado es el agua de mar, que favorece la reposición de líquidos y electrólitos perdidos. Victoria, además de todos estos complementos, nos recomienda, en caso de diarreas, preparar agua de arroz con un poquito de alga kombu y tomar té de tres años muy hecho, que aporta taninos.

Victoria Garcia Framis es técnica en nutrición, doctora en Biología y experta en celiaquía. Sus dos hijos son celiacos y, tanto por experiencia personal como profesional, sabe que si se viaja con niños celiacos se tiene que ir muy preparado. Hace cuatro años estuvo en Francia y vio que en todo París no había ni un solo restaurante con un menú para celiacos. Además, la asociación francesa no le proporcionaba ningún tipo de ayuda o información, y por eso acabaron optando por alquilar un pequeño estudio con cocina y comprar los alimentos sin gluten en una tienda de dietética. También fueron a Disneyland París y contactó con la dietista del parque para saber si hacían un menú para celiacos. Les dijeron que lo único que tenían era un menú sin gluten, sin huevo, sin lactosa, sin sal, todo muy precintado y del mismo color blanco, amarillento. Consistía en arroz hervido, muslo de pollo hervido, puré de patata y compota de manzana. “A mis hijos les caían las lágrimas ante aquel plato tan soso y poco atractivo, ya que antes habían pasado por el bufet y todo eran colores y olores. Evidentemente, optamos por ir allí y escoger los alimentos que no comportaban ningún riesgo. La dieta sin gluten no puede ser aburrida, monótona, sosa. ¡Y menos para un niño!”. Según el país que se visite, además, la cultura y costumbres pueden facilitarte o no la condición de celiaco. Por ejemplo, “en Nueva York −cuenta Victoria− tienen unos pósters en los restaurantes con el eslogan “Food allergies are serious” e incluso otorgan el premio al restaurante sin gluten del año para incentivar a ofrecer comida para celiacos”.

Consejos prácticos por si viajas y eres celiaco o intolerante a algún alimento

Jorge nos da una serie de consejos que tenemos que tener en cuenta a la hora de viajar:

• «Cuando lleguéis al hotel, tenéis que hablar siempre con el jefe de cocina, para aseguraros que todo está correcto y hablar de menús, etc.

• Cuando se trata de un país extranjero, tenéis que llevar preparadas frases tipos: “¿Dónde puedo encontrar un restaurante para celiacos?”, “¿este plato tiene gluten?”, etc. Nosotros también os podemos proporcionar una lista de estas frases.

• Debéis llevar siempre encima algo de comida sin gluten, por si acaso.

• Si viajáis en avión, nosotros informamos a las compañías del pasajeros con intolerancias, pero es recomendable que habléis con el personal de cabina del avión para aseguraros».

Victoria Garcia Framis, nutricionista, doctora en Biología y experta en celiaquía del centro Nexesalut, añade las recomendaciones siguientes para los viajeros celiacos:

• Recordad a vuestro agente de viajes o a la compañía con la cual viajáis que tomen buena nota de reservar menús sin gluten. GFML (gluten free meal) son las siglas que identifican estos menús en las compañías aéreas.

• Una buena opción para el celiaco es viajar en crucero. La mayoría de compañías ya ofrecen un menú sin gluten.

• Antes de salir de viaje es importante ponerse en contacto con la asociación de celiacos del país que tenéis previsto visitar para que os proporcionen listas de lugares donde comprar la comida, restaurantes…

• A la hora de comprar en el supermercado, se tienen que revisar los etiquetados y buscar el símbolo “sin gluten”. De entrada, conviene consumir todos los alimentos que por naturaleza no contienen gluten: arroz, maíz, mijo, trigo sarraceno, quinoa, legumbres, semillas, frutas, verduras, arroz, quesos, frutos secos, pescado, carne, etc.

• Si vais a un restaurante, consumid alimentos que por naturaleza no contengan gluten y que estén poco elaborados: a la plancha, hervidos, al vapor… Y evitad, también, las salsas y los fritos.

 

Jordina Casademunt

Nutricionista

    @jordinacasa
Jordina Casademunt

Ahora puedes pedir cita con
Jordina Casademunt en La Consulta de Soy
936 338 063 Correo electrónico