Como las fresas se comen con piel, deben ser ecológicas sí o sí

¡Llegan las fresas! Antes del inicio de la primavera, ya llega el color a nuestras mesas con las tan deseadas fresas, ricas en vitamina C y antioxidantes. Pero si hay algo que tenemos que tener en cuenta es que deben ser ecológicas sí o sí. ¿Por qué? Porqué las fresas no tienen piel, como los melocotones o las nectarinas. Según los estudios de Environmental Working Group, las fresas ocupan los primeros puestos de los alimentos contaminados y, en Francia, la ONG Générations Futures llevó a cabo una investigación en la que se detectaron 93 tipos distintos de pesticidas en 49 muestras de fresones. Es importante comerlas ecológicos, pero, además, lavarlas bien y a consciencia, ya que la piel está tan desprotegida y las semillas son tan visibles que es muy fácil la contaminación por aire.

Este sábado 2 de marzo, los Supermercados Veritas ofrecen descuentos en sus fresas ecológicas

Como las fresas se comen con piel, deben ser ecológicas sí o sí

¿De dónde son las fresas?

El 95% de las fresas de España provienen de Flor de Doñana, un productor ecológico del Parque Natural de Doñana que compatibiliza el desarrollo económico de la zona con la protección de la tierra. Su objetivo es reducir la huella de carbono y la huella hídrica, dos puntos fundamentales a la hora de preservar el medio ambiente y asegurar el equilibrio natural de los cultivos en armonía con el entorno. Por ejemplo, cambiaron la iluminación a luces LED, utilizan motores eléctricos de bajo consumo y eligen envases reciclados. Para asegurar que las fresas sean dulces y sabrosas, deben madurar en la planta y nunca recolectarse antes de tiempo. Su temporada se extiende de febrero a mayo, aproximadamente.

Comparativas de nutrientes entre fresas eco y no eco

Las fresas aportan altas concentraciones de vitamina C, minerales y antioxidantes, y ayudan al organismo a combatir los radicales libres que destruyen las células. Diferentes estudios han demostrado que el nivel de nutrientes es notablemente más elevado si las frutas son de origen ecológico y se han cultivado de forma natural, sin la ayuda de pesticidas.
En un estudio realizado en California (Reganold et al. 2010), las fresas ecológicas presentaron mayor contenido en materia seca, firmeza, actividad antioxidante, contenido polifenólico, vitamina C y antocianinas.

Diferentes estudios de la zona mediterránea (Raigón, 2007) han analizado el contenido de sustancias antioxidantes polifenólicas y de antioxidantes totales; la concentración de polifenoles es un 29% superior en las ecológicas.

Las fresas son las frutas rojas que presentan, en conjunto, mayores valores de antioxidantes totales (TAS), y las ecológicas son las que aportan niveles mayores.

Más información: https://www.veritas.es/fresas-ecologicas/
Las fresas ecológicas tienen un potencial anticancerígeno mucho mayor que las fresas no ecológicas, según un estudio sueco.
Más información: https://www.veritas.es/las-fresas-ecologicas-anti-cancerigeno/