dieta mujerMientras proliferan mil y una dietas, sobre todo en esta época del año, tenemos al alcance alimentos ideales para quemar grasas. Estos son algunos de ellos, según el nutricionista Marc Vergés. Ahora bien, cabe recordar que una dieta para quemar grasas hay que completarla con ejercicio aeróbico, de una duración superior a 40 minutos. Caminar, por ejemplo, es una buena opción.

Quínoa. Es uno de los llamados superalimentos porque tiene un contenido alto en proteínas. “Es un pseudocereal, porque no tiene tantos hidratos de carbono como los cereales, a pesar de que es comparable con las legumbres por las proteínas que contiene”. Se cocina como el arroz. Contenido alto en fibra.

Pimienta de cayena y jengibre. Aumentan la termogénesis, es decir, el termostato corporal, por lo que si se toman con la comida, se queman más calorías. Además, son depurativos y aumentan la producción de moco intestinal, “necesario para tener una buena salud digestiva”. ¡Atención con el jengibre! Mejor no tomar en infusión antes de ir a dormir, porque podría hacer que nos costara dormir.

Sandía y melón. Muy recomendables en verano, tanto en forma de sopa fría con leche vegetal, como de postre. “Para que sean eficaces para adelgazar, se deben tomar antes de las comidas principales o entre horas”, porque tienen un contenido alto en agua, y, por tanto, producen sensación de saciedad y hacen consumir menos cantidad de comida.

Avena. Otro de los alimentos completos. Se puede utilizar para hacer cremas y salsas como sustituto de las natas de origen animal. Además, es rica en hidratos de carbono complejos, proteínas y, sobre todo, fibra. También reduce el colesterol.

Cereales de granos enteros. “Son imprescindibles para no producir picos de glucosa en sangre y para saciarnos con más intensidad”. Ricos en fibra, vitamina E, zinc o magnesio.

Sopas. Si están hechas con verduras como la cebolla, el puerro, la col o la zanahoria, son saciantes y, además, poco calóricas. Sobre todo a la hora de las cenas, porque “nos llenan el estómago y así podemos sentirnos más llenos con muy pocas calorías”. Si se quieren preparar sopas que quemen grasas, hay que añadir hinojo fresco rallado.

Peras y manzanas. Al igual que la sandía y el melón, son eficaces si se toman antes de las comidas principales o entre horas. Son ricas en agua. La manzana es diurética y aporta fibra, mientras que la pera tiene un contenido alto en calcio, hierro y potasio.

Nueces. Gracias al omega-3 que contienen, ayudan a mejorar obesidades causadas por desórdenes hormonales. Son ricas en vitamina E, proteínas de origen vegetal y fibra.

Pomelo. Tiene un aporte calórico muy bajo, ayuda a que la sangre no se espese, y, por tanto, mejora la circulación. Se puede incluir en ensaladas o en un batido natural.

Té verde. Reduce la capacidad de absorber las grasas de los alimentos y estimula también la quema de grasa. Se puede combinar con el té bancha, que no tiene teína, si hay problemas de ansiedad o de insomnio. Para que sea eficaz, hay que beber un litro al día. También se puede tomar en forma de cápsulas en las comidas.

Trinitat Gilbert
Trinitat Gilbert

Periodista

  @trinigilbert