El gazpacho es la sopa del verano por excelencia, un recurso fácil y sano para esos días cuando el calor aprieta y el cuerpo nos pide comida fresquita.

Cada cocina tiene su receta de gazpacho, su propio toque que lo hace especial, pero si algo tienen en común es que el gazpacho es una manera deliciosa de comer verduras y hortalizas. Esta versión con remolacha le da un toque diferente que debéis probar. ¡Mirad el vídeo y animaos a hacerlo!

Los ingredientes del gazpacho aportan fibra, vitaminas y antioxidantes, además de grasas saludables provenientes del aceite de oliva. Con esta receta, también nos beneficiamos de las propiedades de la remolacha.

La remolacha es una hortaliza de la cual podemos aprovechar hojas y raíz. Aporta vitaminas del grupo B y minerales como el magnesio, fósforo y calcio. Contiene fibra soluble e insoluble, que, entre otros beneficios, ayuda a mejorar el tránsito intestinal y los niveles de colesterol, ya que regula la absorción de ciertos nutrientes. Su intenso color púrpura se debe en gran parte a las antocianinas, potentes antioxidantes con propiedades terapéuticas para la salud, con efectos antitumorales, antiinflamatorios y antidiabéticos.

Por otra parte, existen estudios que concluyen que la remolacha puede reducir de manera significativa la presión arterial, y mejorar la salud en personas con hipertensión.

Si queréis hacer una comida más completa, podéis agregar al gazpacho tropezones como semillas, aguacate, cebollino, y completar con un aporte proteico como huevo duro o simplemente legumbres cocidas. ¡Dejad volar la imaginación!

 

Florencia González

Estudiante de dietética en el IRPF Roger de Llúria. Especialidad en alimentación vegetariana y vegana. Visión integradora.