FoodCoop nace con la iniciativa de fomentar un consumo consciente y sostenible y lo hace a través un modelo cooperativo y participativo. Pero ¿esto qué quiere decir?

Un supermercado de este estilo es un supermercado sin ánimo de lucro que tiene como objetivo principal generar un impacto social positivo. En este tipo de iniciativas, los propios consumidores son a la vez socios y, en algunos casos, copropietarios. Gracias a este sistema y a su contribución es posible abaratar costes y limitar el precio de los productos. Para lograrlo, los socios-consumidores hacen un aporte económico inicial y dedican 3 horas mensuales a trabajar en distintas labores del supermercado.

Al tratarse de una propuesta que, apuesta por la proximidad, la transparencia, la reducción de la generación de residuos, la inclusión y la igualdad, la gran mayoría de los productos que comercializan son agroecológicos, de cercanía (ecológicos con o sin certificado), con uso limitado de envases y donde se paga un precio justo a los productores. En definitiva, un supermercado del que podréis beneficiaros mientras ayudáis al planeta y a los trabajadores.

Además, al tratarse de un modelo que procura cubrir todas las necesidades de compra de los socios, se incorpora una gama diversa y completa de productos que van desde la alimentación, hasta la higiene, la cosmética o la limpieza del hogar.

En pocas palabras, un supermercado de calidad, con alimentos saludables y sostenibles y, lo mejor de todo, a un precio justo.

¿Queréis participar en el proyecto?

Si queréis invertir, hacedlo con sentido. Al invertir en FoodCoop, contribuís a un proyecto pionero que quiere transformar el modelo de consumo en la ciudad.

Como hemos explicado, FoodCoop es un proyecto pionero en Barcelona y que ha resultado exitoso en otras ciudades y países. La intención es que este nuevo supermercado levante persianas en noviembre de 2021 en el barrio de l’Esquerra de l’Eixample. Pero, como se trata de un proyecto sin ánimo de lucro y gestionado por los propios socios, se requiere hacer participaciones para poder llevarlo a cabo. Por ello, se han lanzado 250 títulos participativos con un valor de 500 euros cada uno. ¿La mejor parte? Adquirir un título participativo representa una inversión segura y transformadora de la economía y de la ciudad.

Estos títulos participativos hacen referencia a un préstamo a largo plazo a los fondos propios de una cooperativa con el fin de desarrollar o ampliar un proyecto. Este préstamo inicial implica un retorno al cabo de cinco años y una remuneración anual de un 1,50% como mínimo.

Podéis adquirir títulos participativos hasta el 16 de julio de 2021. Para más información, podéis entrar en foodcoopbcn.cat/titolsparticipatius

Glenn Cots

Dietista y divulgadora de nutrición y recetas saludables en glenncots.com

    @glenncots
Glenn Cots

Ara pots demanar cita amb la
Glenn Cots a La Consulta de l'Ets
936 338 063 Correo electrónico