Porridge-Ets_Soy

 

Si hay una asignatura pendiente en el mundo de la alimentación saludable esta es, sin duda, el desayuno. Cuando empezamos a cuidarnos y a escoger de forma consciente qué nos llevamos a la boca, ya sea empujados por necesidades de salud o simplemente por ganas de comer mejor, a menudo nos las apañamos con la comida y con la cena pero el desayuno lo damos casi por imposible. El “no tengo tiempo”, el “ya cocino bastante” o el “necesito un desayuno que me sacie para poder llegar a la comida y aguantar toda la mañana sin morirme de hambre” son algunas de las falsas creencias que muchos tenemos sobre el desayuno saludable. Y es que desayunar saludablemente nunca debería equivaler a pasar hambre.

Los deportistas, la gente que tiene mucho desgaste físico o intelectual durante la mañana, los estudiantes, las personas que hacen horarios intensivos y que tienen que comer tarde o, sencillamente, todos aquellos que necesitan un desayuno energético y saciante y que, a la vez, quieren desayunar de forma sana, no están condenados ni al clásico bocadillo ni a pasar hambre.

En cualquiera de estos casos, y siempre que no haya problemas de intolerancias, alergias o distintas sensibilidades, el porridge de cereales con leche ecológica o bebida vegetal puede resultar una gran opción.

¿Qué ingredientes pongo a mi porridge saludable?

Primera gran pregunta. Es muy importante seleccionar los ingredientes que mejor nos convengan, siempre según nuestras propias necesidades. Por ejemplo, si tenemos problemas de acidez, de reflujo o de gases, es aconsejable evitar la mezcla de cereales con fruta, ya que puede resultar más indigesta.

¿Y qué cereales? Los más comunes son los de copos de avena, el mijo o el arroz, pero en el artículo de hoy queríamos presentaros un grano muy adecuado para hacer porridge y que a lo mejor os ha pasado desapercibido a pesar de sus buenas calidades nutricionales: el amaranto.

Amaranto, el gran secreto de los incas

El amaranto fue una de las primeras plantas cultivadas por el hombre y era conocido por los incas como un alimento con poderes sobrenaturales. Otras culturas como los aztecas o los mayas también la cultivaban y consumían e incluso la llegaron a considerar una planta sagrada. En la actualidad, no solo está presente en países donde su consumo es tradicional, como México, Perú o Bolivia sino que, gracias al redescubrimiento de sus propiedades, su consumo se ha expandido por el resto del mundo.

El amaranto es rico en lisina, un aminoácido esencial para nuestro organismo que solo podemos obtener a través de la alimentación y que se encuentra en menor proporción en el resto de cereales. Es rico en fibra, vitaminas A y C así como silicio y magnesio, minerales imprescindibles para fijar el calcio en nuestros huesos de forma efectiva. Posee un alto contenido proteico, aproximadamente del 16%, y su combinación con otros cereales como la avena o la espelta constituye una fuente de proteínas vegetales inigualable, ideal para vegetarianos, veganos y deportistas.

No contiene gluten, por lo que es apto para celíacos o personas que quieren evitar el gluten, y tiene un bajo contenido en grasa (9%), además de un elevado contenido en cinc y hierro, base nutricional ideal durante el embarazo.

Actualmente, se considera un gracias a su alto valor nutritivo, su aprovechamiento integral, la brevedad de su ciclo de cultivo y su capacidad de crecer en condiciones adversas.
¿Qué mejor que empezar el día con una buena dosis de energía, fibra y proteínas?

porridge_ok

Los nuevos porridges de amaranto de Allos

Allos, reconocida marca alemana de productos de alimentación ecológica, acaba de sacar al mercado una nueva gama de porridges de amaranto con cuatro versiones:

  • La básica: con avena integral, amaranto, almendras y semillas de lino, con un toque suave de vainilla.
  • La de té matcha (con todas las propiedades antioxidantes de este té verde): con gachas de avena integral, copos integrales de espelta, amaranto hinchado y trocitos de manzana y almendras.
  • La de moringa: con copos de espelta integral, amaranto hinchado, el superalimento moringa (de grandes propiedades remineralizantes y antibacterianas), trocitos de plátano y arándanos rojos.
  • La de chía: con gachas de avena integral, semillas de chía, copos de espelta integrales, amaranto hinchado y trocitos de almendra y manzana. Es el porridge más proteico de la gama.

Los nuevos porridges de amaranto de Allos están distribuidos en España y Portugal por Qbio y los podréis encontrar en tiendas especializadas y herbolarios.

Marta Costa
Marta Costa

Periodista y posgrado en Comunicación Alimentaria.
Coordinadora de contenidos de Soycomocomo.

  @marta_coor