Especialistas

Inicio / Especialistas 14 de Marzo 2017

Shiitake, el adaptógeno delicioso

El shiitake (Lentinula edodes) es una seta comestible proveniente de China, Japón y Corea, que crece en primavera y verano y que posee innumerables propiedades, por lo cual ha sido históricamente utilizada tanto por sus características organolépticas como por su capacidad terapéutica.

Shiitake

Entre sus beneficios, se encuentra su capacidad adaptógena, que quiere decir que ayuda a alcanzar un rendimiento óptimo mental y físico en etapas adversas de la vida. Las sustancias adaptógenas se encuentran solamente en algunas plantas o hierbas y tienen especial interés en aquellas épocas en las que nos podemos sentir más cansados, como puede ser la primavera, en momentos de estrés o antes de unos exámenes.

Desde el punto de vista nutricional, el shiitake es una de las principales fuentes de proteína para las poblaciones orientales y también es de los pocos alimentos vegetales que contienen vitamina D (ergocalciferol). Esta vitamina es fundamental en el metabolismo del calcio y, por tanto, en la salud de los huesos. Por su contenido en vitamina D, el shiitake también es un aliado para el buen funcionamiento del sistema inmunitario, entre otras funciones importantes. En su composición, esta seta destaca, además, por la presencia de cobre, agente antiinfeccioso esencial, de mucha importancia para mantener las defensas altas.

Alimento prebiótico

Las propiedades inmunomoduladoras del shiitake también vienen dadas por su contenido en fibra prebiótica, pues, al favorecer una microbiota intestinal saludable, también ejerce efecto sobre el sistema inmunitario alojado en el intestino, y lo protege y fortalece.

De este modo, el uso del shiitake resulta altamente conveniente tanto para prevenir enfermedades como para preservar la salud en aquellas épocas en las que puede resultar más fácil perderla.

Aliado en la prevención del cáncer

Como cuenta Josefina Llargués en su obra Hongos medicinales*, el shiitake, al igual que algunas otras setas orientales como el reishi y el maitake, son conocidas, pues constituyen un arma terapéutica potente para prevenir los cánceres asociados a la alimentación. Sus propiedades antitumorales y quimioprotectoras pueden resumirse en: prevención de la oncogénesis, actividad directa contra diversos tipos de tumores y efecto preventivo de metástasis. Y, por supuesto, su capacidad para tonificar el sistema inmunitario sin exacerbarlo es clave en la lucha contra el cáncer. Además de su poder terapéutico, el shiitake es un alimento muy valorado dentro de la gastronomía, pues tiene un sabor delicioso y es relativamente fácil de incorporar en cualquier preparación. Suelen encontrarse secos y, en ese caso, basta con rehidratarlos antes de utilizarlos.

No obstante, para beneficiarse de sus propiedades vale la pena recurrir a suplementos que concentren sus principios activos o -aún mejor- que se combinen sinérgicamente con otros fitoquímicos para aumentar su actividad funcional y conseguir un pleno efecto sobre el organismo. Neovital Health ofrece su innovadora línea REISHI NEO con formulaciones exclusivas a base de extractos puros estandarizados y ecológicos de hongos y plantas medicinales.

* Josefina Llargués, Hongos medicinales. Shiitake, maitake y reishi: prevención y apoyo al tratamiento del cáncer (Ediciones Obelisco’14).

Comentarios

arriba