En verano, cuando nos sentamos en el bar y queremos pedir una bebida saludable, nos quedamos en blanco, mudos, pensando qué pedir. Hay quien termina por pedir un agua o un agua con gas, o nada. “Yo no quiero nada, gracias”.

Están los sanos avispados que intentan quedar con los amigos en bares donde ya saben que hacen, por lo menos, zumos de naranja naturales y no de bote, o en otros que tienen bebidas vegetales o que hacen algún batido con leche de cabra ecológica; pero el 99% de los bares y terrazas no son así: o pides cerveza o estás perdido.

El caso es que a la gente sana, en verano, también nos apetece algo más que agua, pero que cumpla los criterios que aplicamos en toda la alimentación que seguimos.

De hecho, una bebida refrescante saludable se podría hacer con agua con gas y productos naturales. El agua con gas tiene ácido carbónico, que estimula la secreción de los jugos gástricos y facilita las digestiones. Eso resulta muy beneficioso para los que tienen digestiones pesadas, detalla la coach nutricional, Núria Roura.

latas

La Finestra Sul Cielo es una empresa pionera en la elaboración de alimentos sin azúcar, sin lácteos y a menudo sin gluten. Con las mermeladas ya marcan la diferencia utilizando solo la pectina de la fruta y no añadiendo azúcar ni fructosa. Ojo, porque en el mercado hay muchas mermeladas ecológicas que contienen entre un 40 y un 50% de azúcar. Como dice Roura, “en los productos como los zumos pone que no hay azúcares añadidos, pero en la etiqueta aparecen los edulcorantes”, que son iguales o peores porque pueden ser sacarina, aspartamo, etc.

Volvamos a las bebidas. Están las que no llevan ninguna E, como un buen te kukicha con limón, que La Finestra Sul Cielo ofrece con limón o melocotón. En verano, las bebidas vegetales que incorporan limón o canela también son deliciosas, y ahora hay una de la marca Bjorg que triunfa que es de coco, ¡el famoso coco!

El refresco del verano: Whole Earth

La novedad de este año es, sin embargo, Whole Earth, un refresco bio comercializado en todo el mundo y que ofrece opciones para los paladares amigos de las bebidas como el agua con limón y una hoja de menta. Suaves y saludables. Endulzados con un toque de jarabe de agave ecológico, estos refrescos son aptos para vegetarianos y veganos, no contienen gluten y hay de siete sabores diferentes, como el de jengibre, de saúco y de arándanos. También están los clásicos, como el de limón, el de cola o el de naranja y limón.