Agroturisme Can Lluc

Las instalaciones suelen ser masías o casas antiguas reformadas siguiendo criterios respetuosos con la naturaleza que las rodea. Estas fincas proporcionan un contacto directo con actividades agrarias desde plantaciones de árboles frutales, huertos ecológicos en espacios dedicados a animales autóctonos o de granja.

Es una buena alternativa a las infraestructuras masivas, ya que las fincas suelen acoger entre cinco y veinte habitaciones pensadas para parejas o familias, y se adaptan a cada necesidad concreta.

En Ibiza hay más de treinta fincas de agroturismo repartidas por toda la isla. Las hay de diferentes estilos, pero todas respetan el entorno rural y cercano a la naturaleza. Concretamente son casas construidas antes de 1960, situadas en una tierra rústica, que combinan servicios de alojamiento y explotación agrícola, ganadera o forestal. La superficie mínima de esta explotación debe ser de 25.000m2.

Agroturismos en ibiza

Can Martí

Can Martí es una finca tradicional ibicenca, situada al norte de la isla, cerca del pueblo de San Juan. Fue de los primeros agroturismos de Ibiza y su infraestructura ya deja ver que es de los más auténticos que hay en la isla. Está en el centro del campo y tiene casitas para cinco familias-parejas, terreno destinado a sus animales, y otros a sus cultivos, todos producidos de forma ecológica y certificados.

Las casitas son muy acogedoras y están decoradas con un tono rústico y reformadas según criterios ecológicos. Todas respetan la esencia de la casa que había en estas tierras hace más de 400 años, comprada hace unos 25 años por los padres de Tom, el responsable de este agroturismo. Algunas están distribuidas cerca de la recepción y otras más repartidas por la finca; todas tienen cocina, sofás, camas, aseo, un espacio de terraza creada para la naturaleza y zonas para poder descansar.

Recepción y habitaciones de Can Martí

Cultivan almendros, algarrobos, árboles frutales y olivos, y hacen aceite para ellos y sus clientes con el trui de Ses Escoles. También tienen un huerto con fresas, una zona denominada “mandala” con plantas aromáticas y medicinales, una casita para gallinas, que pasean por la finca y les proporcionan huevos frescos, y espacios para ocas, burros y ovejas que pastan felices a la vez que limpian el campo.

Tienen mucho en cuenta la biodiversidad de la tierra y respetan el medio ambiente. Por eso tienen un sistema que recupera el agua de los techos y de la zona y la somete a un proceso con varias etapas y filtros que atrapan la grasa que pueda circular en ella y la deja apta para los árboles. Este sistema contiene estancos y filtraciones, entre otros, que casan con la naturaleza, y crean ecosistemas para ranas, peces, insectos y plantas.

Además, el 50% de la energía de la finca se consigue a través de las placas solares. La gran parte del agua caliente proviene de las placas térmicas que también tienen dentro de la finca.

Espacios de vegetación a Can Martí

Como cada apartamento tiene cocina, no ofrecen servicios de comida, pero tienen una tienda con todo tipo de productos ecológicos, su fruta, verdura, mermeladas caseras y productos de comercio justo.

También ofrecen servicios de masajes que se deben pedir con un día de antelación; además, tienen un hammam, un tipo de baño turco que consta de una ducha y de una sala que se llena de vapor. El objetivo es relajarse y poder limpiar la piel gracias a un jabón especial y unos guantes que proporcionan un efecto exfoliante.

Lo más característico es la piscina, que está en el centro del campo y tiene una estructura adaptada a la naturaleza. También se puede hacer una pequeña excursión siguiendo un camino que va al pueblo más cercano, San Juan de Labritja.

Tienda ecológica, hammam y picina natural a Can Martí

Siguiendo esta dinámica de Can Martí, encontramos agroturismos como Ca n’Escandell, Ca na Joaneta, entre otros.

Can Lluc

La finca de Can Lluc tiene una historia familiar detrás que comenzó con el abuelo de Lucas, responsable de este agroturismo tan acogedor, con un trato cercano y familiar muy agradable.

Se pueden alojar tanto parejas como familias numerosas, ya que las habitaciones están pensadas para hacer frente a todo tipo de demanda. Además, cada habitación tiene un estilo diferente, desde una habitación más rústica pero a la hora moderna, o directamente moderna rodeada de naturaleza. Gran parte tienen terraza y la naturaleza está presente en todas partes.

Recinto y habitació de Can Lluc

Tiene una zona de spa con masajes, sauna, gimnasio y otros servicios, sala de reuniones y un parque para niños; también piscina, bar y una zona de sofás encima del restaurante principal. Además, en sus terrenos, donde cultivan viñedos de moscatel, un huerto ecológico y olivos que les permiten producir su aceite, hay zonas de descanso con hamacas o zonas de picnic con mesas y sillas perdidas por la finca. Así, se puede disfrutar de la vegetación y de la naturaleza con servicios excelentes.

Hay dos restaurantes: uno pensado más bien para los desayunos, y el otro, más grande, para las comidas principales y todo tipo de eventos. Los platos de desayuno suelen ser a base de fruta, queso local, pan, embutidos y una carta con el huevo como protagonista. Los platos del restaurante principal, que aparece en la Guía Michelin, se caracterizan por una cocina elaborada y de buen nivel.

Todo lo que tienen es producto local; ya que los huertos más cercanos les suministran gran parte de las naranjas, hortalizas y verduras.

Vegetación y restaurante de Can Lluc

Otros agroturismos que siguen este estilo de Can Lluc son Ca Sa Vilda Marge, Can Curreu, Can Domo, Can Fuster, Can Guillem, Can Pardal, Can Pere, Can Planells y Can Gasí, que tiene certificación ecológica.

Ca n’Arabí

Ca n’Arabí está situado en el centro de Ibiza, pero alejado del ruido de la ciudad, y muy cerca de la naturaleza para poder descansar tranquilamente. No se oye ningún ruido, sólo los pájaros que pasean por el recinto, que tiene más de cuatro mil naranjos, limoneros y mandarinos.

Recinto y terraza de Ca n'Arabí

Se puede ir tanto en pareja como en familia. Tiene habitaciones amplias, acogedoras, a las que se pueden poner más camas, si es necesario. Además, todas las habitaciones tienen nombres de árboles diferentes que hay en el recinto y están decoradas en función de ello. También hay una piscina rodeada de naturaleza, servicios de spa, masajes y actividades. La finca está comunicada con Can Jaume, otro agroturismo que sigue la misma filosofía (llegar, desconectar y despreocuparte, ya que proporcionan muchos servicios).

Culinariamente, sirven desayunos, comidas y cenas, que fusionan la cocina mediterránea y asiática. Hacen lo posible para que todos los productos sean locales.

Los desayunos incluyen fruta, pastas, huevos duros, muesli y otras opciones que se pueden pedir al cocinero como un açai bowl, zumos naturales y platos con todo tipo de huevos, como los Benedict. En cuanto a las comidas y cenas hay que pedirlas con antelación, ya que el número de mesas es reducido; sin embargo, el próximo año tendrá un restaurante especializado en carne.

Desayunos, habitación y picina de Ca n'Arabí

Siguiendo el mismo estilo de Ca n’Arabí, hay agroturismos como Can Jaume, Atzaró, Ca na Xica, Can Gall, Can Talaias, Pure House, entre otros.

Ibiza Illes Balears   Especial agradecimiento al Portal Oficial de Turismo de Ibiza (Ibiza Travel)
Gina EstapéGina Estapé

Diestista integrativa, creadora del blog myhealthybitesblog.com y graduada en Publicidad y relaciones públicas.

Mireia Galtés
Mireia Galtés

Graduada en Publicidad y relaciones públicas, dietista y bloguer en Lemon’s Secrets.

    @lemonssecrets