El anacardo, originario de la región amazónica y del noreste de Brasil, donde se llama cajú, los colonizadores portugueses lo introdujeron en la India. Actualmente, se cultiva en muchos países de clima tropical y los productores principales son Vietnam, Nigeria, India y Costa de Marfil.

De la familia Anacardicae, el nombre científico del árbol es Anacardium occidentale L. El anacardo también se conoce como castaña de cajú, nuez de cajú, nuez de la India, caguil o merey.

Bol con anacardos

El árbol del anarcado da una pseudofruta (no tiene semilla) vistosa en forma de manzana o pera de color amarillento que, cuando madura, se vuelve roja. En el extremo inferior de la manzana, sale el fruto real en forma de riñón que es el anacardo. Es muy peculiar porque, a medida que va madurando la manzana, también madura la nuez de anacardo. ¡Sólo uno por manzana! Ahora podéis entender por qué es tan caro.

El anacardo es muy difícil de extraer, ya que tiene dos capas de corteza muy duras y en medio resina cáustica que daña la piel si no se manipula con mucho cuidado. Antiguamente, no se sabía cómo consumir el anacardo y sólo se comía la manzana. Hoy en día, el fruto seco es el más conocido y exportado. La manzana sólo se consume en los países de origen y sólo se procesa una pequeña parte.

Las principales propiedades nutricionales de los anacardos

El anacardo es mayoritariamente grasa, con 553 kcal por 100 g. También contiene carbohidratos, proteína vegetal, micronutrientes, fitoquímicos y fibra.

  • Vitaminas:
    • Vitamina E, antioxidante protector de las membranas celulares, especialmente las que están más expuestas a los radicales libres.
    • Vitaminas del grupo B, que contribuyen a la salud sistema nervioso; especialmente en tiamina (conducción y transmisión nerviosa)
    • Vitamina B6 (síntesis del grupo hemo de hemoglobina y síntesis de neurotransmisores).
    • Vitamina K, que regula la coagulación sanguínea (vitamina antihemorrágica).
  • Minerales:
    • Magnesio, que regula la formación ósea, cofactor de más de cien enzimas, y ayuda a mantener las membranas celulares;
    • Cobre, que favorece la formación de anticuerpos;
    • Fósforo, importante en células que usan gran cantidad de glúcidos, como las del sistema nervioso.
    • También tiene cantidades apreciables de manganeso, selenio, zinc y hierro.
  • Grasas saludables:
    • Ácido linoleico (omega-6), ácido graso esencial, que forma parte de las paredes celulares y asegura la estabilidad. Además, contribuye a regular procesos inflamatorios locales a través de formación de prostaglandinas. Es importante un equilibrio entre el consumo de omega-3 (sobre todo, pescado azul) y omega-6 (los frutos secos son una buena fuente).
    • Àcido oleico (omega-9), que se relaciona con la prevención de enfermedades cardiovasculares y del sistema nervioso; así como también aporta antioxidantes y tiene propiedades antiinflamatorias.
  • Proteína vegetal: deficitario en lisina y metionina. Debe combinarse con cereales o legumbres si se desea conseguir proteína completa de alto valor biológico.
  • Hidratos de carbono: básicamente almidón.
  • Fibra: Contiene fibra soluble e insoluble.

Receta crema zanahoria morada por Cristina Arroyo

Crema zanahoria morada por Cristina Arroyo

Los 4 principales beneficios para la salud del anacardo

  • 1. Cardiosaludable

Las grasas monoinsaturadas (ácido oleico) y la poliinsaturada (ácido linoleico) son protectores del riesgo cardiovascular y el cobre (flexibiliza los vasos sanguíneos).

La vitamina E disminuye la oxidación del colesterol LDL (malo), evita la formación de placas de ateroma, es vasodilator y ligero antiagregante plaquetario.

  • 2. Ayuda a reducir el colesterol

El omega-6 ayuda a disminuir el colesterol LDL (malo) y el omega-9 disminuye el malo (LDL) y aumenta el bueno (HDL). Además, la presencia de fitosteroles reducen la absorción intestinal del colesterol. Todo ello contribuye a la salud cardiovascular.

  • 3. Memoria y estado de ánimo

El magnesio y vitaminas del grupo B son beneficiosas para la salud del sistema nervioso y para el estado de ánimo.

El fósforo es importante en células del sistema nervioso, que tienen requerimientos elevados de glúcidos, que ayudarán en el rendimiento intelectual.

  • 4. Prevención cálculos biliares

El consumo habitual de anacardos reduce las posibilidades de desarrollar cálculos biliares.

Cambios vitales según la medicina ayurvédica del anacardo

El árbol del anacardo se ha usado en la medicina popular natural durante siglos. Las hojas y la corteza del árbol van bien para el dolor de muelas y problemas de encías, diarreas y parásitos intestinales.

La manzana, el jugo de la corteza y el aceite de anacardo se usan como remedio popular para juanetes, verrugas y afecciones de la piel.

En medicina ayurvédica se considera que el anacardo es un fruto seco adecuado para equilibrar el dosha vata por su sabor dulce y naturaleza caliente. Nutre todos los tejidos corporales que en vata suelen resecarse. 

Los anacardos pueden causar alergias, especialmente en niños. Los síntomas pueden ser picor de la piel (urticaria), manifestaciones anafilácticas, y también dificultad de respirar, dolor abdominal, vómitos y diarrea.

El aceite de anacardo se usa en cosmética para cremas antiarrugas y para la hidratación de la piel gracias a su contenido de micronutrientes, lípidos, fitoquímicos y antioxidantes.

Receta de lasaña crudivegana por Núria Roura

Lasaña crudivegana por Núria Roura

Los anacardos en la cocina

Los anacardos los podemos encontrar disponibles durante todo el año. Lo mejor es guardarlos en un bote hermético en la nevera para evitar que se enrancien.

Habitualmente se consumen como aperitivo o fruto seco entre horas, crudos o tostados. Si se comen crudos, se deben remojar para evitar antinutrientes, como el ácido fítico o los oxalatos. Los típicos que venden en el súper no son recomendables, ya que están fritos y van cargados de sal.

También se pueden añadir a los platos: ensaladas, sopas y verduras; como base para salsas, queso o nata vegetal, y toping de cremas o batidos.

En la cocina india es un básico para aportar sabor, textura y por sus interesantes propiedades nutricionales. Se utiliza principalmente para hacer salsas de curry y dulces tradicionales, como el kaju barfi.

La manzana de anacardo es muy astringente. Se puede comer como fruta fresca o procesada en forma de zumo, vino, vinagre, mermelada, gelatina y jaleas. También es la base de un licor, el cuajado, muy apreciado en Brasil.

Las mejores recetas con anacardos

A continuación, os enlazamos algunas recetas con anacardos. Ya veréis que hay opciones para desayuno, comida y cena:

Desayuno:

Comida:

Cena:

El chef crudivegano Javier Medvedovsky nos contaba en esta entrevista que utiliza los anacardos en muchas recetas raw: pastelitos de zanahoria, anacardos y coco; queso de anacardo, y salsa de anacardo con limón y cebolla.

Todo lo que no debes olvidar sobre los anacardos

El anacardo es un fruto seco oleaginoso con un valor nutricional muy elevado. Rico en minerales, vitaminas y ácidos grasos es un aporte de energía extra que mejora el riesgo cardiovascular, ayuda a reducir el colesterol y mejora la salud del sistema nervioso y del rendimiento intelectual.

Lluca Rullan
Lluca Rullan

Periodista y dietista integrativa

  @llucarullan   @llucarullan