A pesar de que el ayuno intermitente parezca una moda con poco tiempo de existencia, se ha realizado durante toda la historia de la humanidad.

Nunca antes habíamos tenido un exceso y acceso tan fácil a los alimentos; al contrario, los humanos podíamos pasar horas e incluso días sin alimentarnos. Es decir, nuestra especie pasaba mucho tiempo ayunando.

ayuno intermtiente

Ayunar consiste en aplazar la ingesta de alimentos, ya sea por motivos de salud, morales, religiosos o cualquier otra razón. Actualmente la forma de ayuno más popular es el ayuno intermitente. El ayuno intermitente consiste simplemente en incluir de forma periódica espacios un poco más largos de ayuno. Esto quiere decir que el periodo de tiempo en el que podemos comer se limita a unas horas en concreto para dejar al cuerpo descansar el resto de tiempo.

¿Qué tipos de ayuno intermitente existen?

La verdad es que el ayuno intermitente no se centra en una única opción, sino que cada persona puede adaptarlo a su estilo de vida.

El objetivo final del ayuno intermitente es dar un descanso al sistema digestivo.

Las prácticas más habituales son:

  • Ayuno 12 h-12 h. Es decir, alimentarnos durante 12 horas y ayunar 12 horas. Este es el método más sencillo de ayuno y consiste, básicamente, en cenar un poco antes o desayunar un poco más tarde, para lograr dejar esas 12 horas de descanso entre medio.
  • Ayuno 16 h-8 h. Consiste en no alimentarnos durante 16 horas y hacerlo durante 8 horas. Para lograr esto, lo más recomendable es saltarse una de las comidas del día, generalmente el desayuno o la cena. Recomendamos saltarse la cena, ya que es el momento en el que el proceso digestivo es menos eficiente.
  • Ayuno 24 h. Ayuno de todo un día. Este tipo de ayuno lo suelen realizar personas que ya están acostumbradas a aplicar ayunos en su vida de forma habitual. En cualquier caso, siempre hay que consultar con un profesional antes de hacerlo.

También existen otros tipos de ayuno, como el 14-10h o ayuno en días alternos, por ejemplo. Al final se trata de encontrar la mejor fórmula que se adapte a nuestro estilo de vida.

¿Qué beneficios tiene el ayuno intermitente?

Entre otros beneficios, el ayuno destaca porque reduce la inflamación, la autofagia (gracias a la que se produce la regeneración celular), mejora la sensibilidad a la insulina, aumenta las hormonas del crecimiento aumenta el metabolismo. Además, psicológicamente, para muchas personas implica una especie de liberación mental, ya que dejan de pensar en qué deben comer a cada hora.

Por otro lado, aunque no es una técnica que sirva para todo el mundo, de modo general provoca que la gente acabe ingiriendo menos calorías al final del día y, en consecuencia, pierda peso.

¿Tiene efecto rebote el ayuno intermitente?

Como hemos mencionado, el ayuno intermitente tiene la capacidad de acelerar el metabolismo. Sin embargo, si lo prolongamos de forma continuada, como sucede en dietas hipocalóricas llevadas a cabo durante un periodo más o menos largo de tiempo, acabaríamos entrando en modo ahorro, lo que haría que nuestro metabolismo se ralentizara.

Distintos enfoques del ayuno intermitente

Ya en el 2014, Carla Zaplana y, en el 2016, Edgar Barrionuevo nos hablaban de los beneficios del ayuno intermitente en nuestra web.

Por su lado, Edgar centraba los ayunos en no ingerir sólidos y en una alimentación basada principalmente en zumos naturales de frutas y hortalizas ecológicas, en caldos de verduras enriquecidos con algas y también en infusiones depurativas. Mientras que Carla proponía hacer ayunos de 24 horas una vez al mes e incluso un día a la semana, basados en zumos vegetales sin la pulpa.

Como ya hemos mencionado, cada uno debe encontrar la forma de ayunar que más se adecue a sus necesidades y estilo de vida. Además, siempre es recomendable consultar con un profesional cualquier cambio importante que queramos hacer en la dieta para proceder del modo adecuado.

Glenn Cots

Dietista y divulgadora de nutrición y recetas saludables en glenncots.com

    @glenncots
Glenn Cots

Ara pots demanar cita amb la
Glenn Cots a La Consulta de l'Ets
936 338 063 Correo electrónico