Luego, para el relleno, lo primordial es que los alimentos sean nutritivos, naturales y que proporcionen saciedad y energía duraderas.

¡Una tostada sana empieza por un pan de calidad!

El centeno es uno de los cereales alternativos al trigo común que tiene la gran ventaja de contener una cantidad de gluten menor. Al ser un cereal más antiguo, su cultivo ha sufrido menos modificaciones y, por tanto, estamos más adaptados genéticamente para digerirlo.

Tradicionalmente cultivado en el centro y norte de Europa, el centeno es un alimento rico en micronutrientes importantes como las vitaminas del grupo B y minerales como magnesio, hierro, selenio, entre otros. En su composición, también encontramos una buena cantidad de proteína y su fibra es muy interesante para conseguir un buen tránsito intestinal.

Pero, ¿dónde lo encontramos? Muchas panaderías cuentan con panes industriales hechos a base de trigo moderno o utilizando mezclas poco sanas, así que encontrar un pan de calidad no siempre resulta fácil. Afortunadamente, desde ahora, los supermercados Veritas traen como novedad un pan de molde elaborado 100% a partir del grano entero del centeno, de producción ecológica, sin conservantes ni azúcar.

Se trata de un pan que, por un lado, es compacto y húmedo, lo que permite que se conserve mejor durante más días y, por otro lado, consigue una esponjosidad que normalmente es difícil de obtener a partir del centeno. Podréis encontrar este pan en todos los obradores de los supermercados Veritas.

Para el relleno, hay muchas combinaciones posibles. Aquí compartimos una receta deliciosa y original de boniato con kale y aguacate, de la bloguera Alba Niubó. Una opción fácil y perfecta para esta época del año.

Tostada de pan de centeno con boniato con kale y aguacate

¡Una tostada sana empieza por un pan de calidad!

Ingredientes

  • 1 rebanada de pan de centeno
  • 1 boniato mediano
  • 1 aguacate
  • 1 tomate maduro
  • 1 hoja de col kale
  • 1/2 limón
  • 4 c.s. de aceite de oliva
  • Semillas de calabaza
  • Sésamo tostado
  • Polen
  • Ajo en polvo
  • Especias variadas
  • Orégano
  • Pimienta negra

Elaboración

  1. Limpiar el boniato y cortar en trozos rectangulares de la medida de un dedo. Añadir especias al gusto y regar con una cucharada de aceite de oliva. Meter en el horno a 180 ºC durante media hora.
  2. En la misma bandeja, poner el tomate, previamente partido por la mitad y espolvoreado con orégano y pimienta negra. Hornear durante 20 minutos.
  3. Mientras tanto, aplastar el aguacate junto con el zumo de medio limón y reservar.
  4. Cortar la col kale en trozos sin el tallo. Aliñar con limón, ajo en polvo y pimienta negra. Reservar.
  5. Añadir un chorrito de aceite de oliva al pan de centeno y tostar.
  6. Untar el pan tostado con aguacate, poner por encima la col kale y colocar en el centro del plato. En los laterales, situar el boniato y los tomates al horno. Decorar con unas semillas de calabaza, sésamo tostado y polen.

Esta tostada es una alternativa ideal para comenzar el día, pues, además de beneficiarnos de las propiedades del centeno integral, el boniato nos aporta hidratos de carbono de absorción lenta y, por tanto, energía estable; además, es una fuente de fibra muy interesante. La grasa del aguacate, por su parte, genera mayor saciedad, a la vez que contribuye a mejorar la salud cardiovascular. ¡Que lo disfrutéis!