Narices rojas, ojos llorosos, estornudos y pañuelos por todas partes… ¿os suena? ¡Ya estamos en tiempo de primavera! Cada vez hay más personas que las sufren pero, por suerte, también es verdad que cada vez más se están buscando alternativas naturales para combatirlas. Y es que los efectos secundarios de los antihistamínicos no son los más deseados… buscamos deshacernos de los picores y estornudos para seguir con nuestro día pero la medicación nos pone “groguis”. Además no supone una solución del problema sino un parche hasta la próxima primavera.

El problema y motivo principal por el que cada vez más la gente padece de alergia estacional es porque el organismo está sobrecargado de toxinas que acumulamos y absorbemos a través del aire, del agua, de la ropa, de los productos de higiene personal y de los alimentos que consumimos.

Woman with allergy over flowers

El hígado es uno de los órganos vitales depurativos por excelencia y uno a los que más atención debemos poner en cuanto a filtrar toxinas se refiere. Además, mantener un buen estado del tracto digestivo será crucial para evitar la hiperpermeabilidad (si las paredes del intestino están inflamadas, microorganismos patológicos o partículas de comida que no han sido suficientemente digeridas pueden pasar por los poros de la barrera intestinal y ser identificadas como cuerpos extraños dentro del cuerpo, el cual va a reaccionar adversamente y va a generarse una reacción alérgica) y mantener un sistema inmunológico fuerte.

¿Cómo podemos mejorar nuestro estado de salud y evitar o reducir los síntomas alérgicos?

Poner atención a los alimentos que consumimos, seguir un orden e higiene en el hogar, y cuidar el cuerpo son, como siempre, la clave del bienestar.

Alimentación limpia: come limpio

Lo ideal es seguir una alimentación libre de toxinas, una dieta depurativa que facilite la expulsión de los tóxicos acumulados en el organismo. Eliminando toxinas reducimos la carga en las vías de depuración del cuerpo ya que permitimos un mejor filtrado y gestión de los alérgenos.

Hay que evitar los alimentos procesados, todos los envasados y con ingredientes desconocidos; los que nos pueden irritar el sistema digestivo como el café, el alcohol, el gluten y lácteos; y todos los que contengan muchas grasas saturadas y que requieran largas digestiones como las carnes rojas, leches, quesos y otros derivados.

Es bueno consumir alimentos antiinflamatorios, depurativos, ricos en quercitina (antioxidante con propiedades antihistamínicas) y beneficiosos para la flora intestinal. Y, ¿sabéis qué? La primavera es la estación perfecta para llevar a cabo una alimentación más detox, pues está repleta de productos que nos brindan estas excelentes propiedades.

  • Vegetales de hoja verde y vegetales con sabores más amargos, como las coles, las espinacas, las alcachofas, rúcula, diente de león, endivias y espárragos, que nos ayudarán a depurar el hígado y a oxigenar y limpiar la sangre.
  • Infusiones o extractos de alcachofa, que nos ayudarán a limpiar el hígado, así como la espirulina o Chlorella, que depuran la sangre por su alto contenido en clorofila.
  • Alimentos con propiedades prebióticas, como las frutas, verduras, legumbres y cereales integrales, así como alimentos probióticos como el kimchi, chucrut, té kombucha y el kéfir de agua, que ayudan a mantener una biota intestinal en buen estado.
  • Alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, por su efecto antiinflamatorio, como los vegetales de hoja verde, semillas de chía, lino y cáñamo y el pescado azul.
  • Infusiones y tónicos con efecto antihistamínico y que ayudan a calmar los síntomas de las alergias como la petasita o también conocida como butterbur, infusiones de ortiga, tónicos de raíz de sello de oro (Hydrastis canadensis).

Si queréis experimentar una alimentación detox 100%, echad un vistazo al próximo plan detox Depura Vida que estoy preparando para este mes de abril. Está repleto de deliciosas recetas detox y muchas otras sorpresas.

lechuga

Higiene del hogar

Regla número uno: mantener una casa libre de polvo y ácaros. Para ello hay que seguir una rutina de limpieza del hogar para evitar la acumulación de sustancias irritantes en las mucosas. Una opción adicional es utilizar un sistema de filtrado del aire en casa, el cual elimina el polvo y polen irritante. Cabe decir que esta opción puede ser un tanto cara y que, una vez el alérgeno está dentro del cuerpo, este método no tiene demasiado impacto en la disminución de los síntomas.

Medicina alternativa

A parte de cualquier remedio natural casero, puede encontrarse un gran beneficio visitando a un profesional de la medicina tradicional china que practique la acupuntura. Basándonos en la idea de que presionar puntos externos del cuerpo puede cambiar o iniciar reacciones internas dentro del organismo, la acupuntura afecta al sistema inmunológico en los puntos en los que empiezan las reacciones alérgicas.

Poner atención a los alimentos que consumimos, seguir un orden e higiene en el hogar, y cuidar el cuerpo son, como siempre, la clave del bienestar. Está en nuestras manos el dejar de sufrir las alergias estacionales, así que terminemos con los picores, nariz tapada y estornudos y disfrutemos de los olores y colores que nos brinda la primavera. ¿Os apuntáis?

Carla Zaplana
Carla Zaplana