tarta-frutos-bosque-web-2

El verano ya está aquí con sus desayunos tranquilos, eternos, con amigos o niños bajo un árbol o una sombrilla en la terraza o jardín. Desayunos festivos que saben a gloria.

Esta tarta es perfecta para este momento o también como merienda de media tarde.

Lo mejor es que se tarda muy poco en preparar, y solo hay que ponerla media hora en el horno y luego dejarla enfriar una media hora o lo que se quiera.

Tiene muy poquito azúcar –en este caso sólo de coco–, así que tiene un índice glucémico moderado. Si no tenéis azúcar de coco podéis utilizar otro como panela o mascobado; eso sí, en ese caso el índice glucémico subirá bastante.

También lleva dentro un poquito de arrurruz, que es un almidón que utilizo para espesar el jugo que soltarán los frutos al cocinarse. Si no tenéis arrurruz podéis utilizar otro en su lugar.

tarta-frutos-bosque-web-4

La base está hecha con copos de avena sin gluten y harina de arroz integral y para hacer el crumble tan sólo he añadido un poco de cardamomo en polvo y ralladura de limón; ese simple ajuste le da un toque muy fresco y especial.

Una vez en la mesa la he servido con hierbas aromáticas que cultivo en mi jardín –menta fresca y tomillo–, pero si tenéis otras no dudéis en experimentar. ¡Estoy segura de que albahaca también le tiene que quedar genial!

Prometido que así ya será un éxito, pero si la queréis acabar de vestir, siempre la podéis acompañar con un poco de nata de coco montada o helado de plátano.

La nata de coco se hace enfriando una lata en la nevera y batiendo la parte sólida con unas varillas o robot de cocina; y el helado de plátano simplemente se hace triturando plátano congelado en la batidora. Podéis verlo en mi blog.

Espero que disfrutéis mucho del verano, de la tarta y de la compañía.

tarta-frutos-bosque-web-CAST

La receta

  • Cantidad: una tarta de unos 25 cm
  • Tiempo: 20 min + 45 cocción
  • Utensilios: un molde de pastel de 25 cm de diámetro

Ingredientes base

  • 1 T de copos de avena sin gluten hechos harina
  • 1 T de harina de arroz integral
  • 1/3 T de azúcar de coco (hecho glass)
  • ½ T de aceite de coco derretido
  • ½ vaina de vainilla
  • 1 c de levadura o polvo de hornear
  • una pizca de sal

Ingredientes relleno

  • 3 T de frutos de bosque (pueden ser congelados)
  • 3 C de azúcar de coco (más si se desea que la tarta sea menos ácida)
  • 3 c de arrurruz

Ingredientes crumble

  • 2 C de copos de avena sin gluten
  • 1 C de azúcar de coco
  • ½ c de cardamomo en polvo
  • la ralladura de medio limón
  • una pizca de aceite de coco (solo si es necesario)

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 200 °C
  2. Poner todos los ingredientes secos de la base de la tarta en un bol y mezclar muy bien con una cuchara de madera.
  3. Añadir el aceite de coco derretido. Mezclar bien.
  4. Forrar el molde con papel de hornear y presionar la masa en el fondo y los laterales. No debe ser muy grueso. Sobrará algo de la masa; reservar.
  5. Añadir los ingredientes del crumble a la masa, y mezclar bien. Si está muy seca, añadir una cucharita de aceite. Reservar.
  6. Si los frutos del bosque son congelados, descongelar ligeramente en una olla, añadir el azúcar de coco y el arrurruz y mezclar (fuera del fuego).
  7. Rellenar la tarta con los frutos y poner el crumble por encima.
  8. Bajar el horno a 180 °C , poner la tarta en el centro y hornear por encima y por abajo unos 35 minutos o hasta que la base esté dorada y crujiente.
  9. Retirar del horno y dejar enfriar.Servir decorando con unas hojas de menta fresca y tomillo.
Elka Mocker
Elka Mocker

Health coach nutricional, creadora de recetas y del blog LalaKitchen.com
Promotora de una alimentación y estilo de vida saludables

    @ama.come.vive.brilla