Ya es temporada de fresas, una de las frutas que más gusta a todo el mundo. Y es que realmente da gusto ver como este fruto rojo empieza a decorar los escaparates de los mercados y las fruterías. Podemos percibir su aroma incluso de lejos.

Rollitos de plátano y avena con mermelada de fresa

Foto: Laia Espinosa

La mejor manera de consumirlas es tal como nos las ofrece la naturaleza, aunque también quedan deliciosas si las dejamos macerar con vinagre o las añadimos a una ensalada. Al ser una fruta de temporada, es habitual hacer confituras o mermeladas con ella.

El único inconveniente de estas preparaciones es que, la mayoría de veces, van cargadísimas de azúcar, un ingrediente que, como ya sabemos, no es nada bueno para la salud.

Mermelada de fresa sin azúcar

Hoy os propongo un desayuno diferente elaborado con una mermelada de fresa saludable, hecha a base de semillas de chía y sin nada de azúcar ni edulcorantes.

Una opción nutritiva y deliciosa que entra por los ojos. Y no solo eso, sino que, cuando demos el primer bocado, descubriremos un mar de sensaciones, ya que combina texturas diferentes: por un lado, las fresas quedan muy cremosas y, por otro, está el toque crujiente de la chía. Todo ello, envuelto con un rollito esponjoso, bañado con un hilo de crema de cacahuete. Sin duda es un desayuno original, muy saciante y que aporta una buena dosis de energía. ¿Empezamos?

Rollitos de plátano y avena con mermelada de fresa

 

Receta: Rollitos de plátano y avena con mermelada de fresa

Ingredientes (2 personas)

Para los rollitos:

  • 1 plátano maduro
  • 1 huevo
  • 25 g de harina de avena
  • 1 c.s. de canela

Para la mermelada:

  • 100 g de fresas
  • 1 dátil Medjool
  • 3 c.s. de agua
  • 1 chorro de zumo de limón
  • 1 c.s. de semillas de chía

Para decorar:

  • Rodajas de plátano
  • 2 c.p. de crema de cacahuete

Preparación

  1. Preparar la mermelada poniendo en un cazo las fresas cortadas en dados, el dátil picado y el agua y cocer a fuego lento, sin dejar de remover, durante 3 minutos.
  2. Retirar, aplastar las fresas con la ayuda de un tenedor y añadir el limón y la chía. Remover bien y dejar reposar al menos 30 minutos.
  3. Preparar el rollito triturando todos los ingredientes en un robot de cocina.
  4. Untar una sartén con aceite y, cuando esté caliente, verter la preparación. Dejar que se haga bien por una cara y dar la vuelta para que se haga por la otra.
  5. Repartir la mermelada por encima y enrollar.
  6. Cortar en 4 porciones, servir en un plato y decorar con la crema de cacahuete y las rodajas de plátano.

Nota: La mermelada se puede tener preparada antes. Se conserva muy bien 4 o 5 días en la nevera en un frasco de vidrio.

Laia Espinosa, diestista, coach nutricional y creadora del Instagram @arrelsdesempre