¿Qué os pide el cuerpo con estas temperaturas tan altas? Sobre todo, beber, ¿verdad? Líquidos para recuperar lo que vamos perdiendo con tanto calor. Y puestos a pedir, mejor que nos hidraten, nos refresquen, que estén ricos y que entren en la categoría de “saludables”. Hacia ahí precisamente apunta este desayuno, a empezar cualquier mañana de verano con una de las mejores limonadas.

Fotos: Becky Lawton

El ingrediente estrella es una genialidad de la naturaleza: el agua de coco, proveniente de cocos jóvenes, que son los que albergan más contenido líquido. No hay que confundirla con la leche de coco, que es un producto que se obtiene del licuado y filtrado de la pulpa del coco. El agua es mucho más interesante desde el punto de vista nutricional.

Quizás para nosotros sea algo de moda, novedoso, trendy, pero en los países tropicales tienen muy incorporado el consumo de coco, no solo para refrescar-se con su agua sino también porque se trata de un alimento con propiedades terapéuticas, tanto que se le conoce como “el árbol que da lo necesario para vivir”.

Lo más destacado es su alto nivel de electrolitos, es decir, minerales como potasio, sodio, calcio, magnesio y manganeso, entre los más relevantes.

Este cóctel mineral ayuda a mantener una buena salud cardiovascular, a bajar la tensión arterial y previene la deshidratación. Este último punto ha hecho que no solamente sea muy recomendable tenerlo en cuenta cuando hay temperaturas muy altas, sino que también ha ganado muchos adeptos en el campo deportivo. Mantener un nivel de electrolitos correcto ayuda a reducir la fatiga, el estrés y la relajación muscular.

¿Vemos la receta? Solo hace falta agua de coco, lima (también puede ser limón), un poco de endulzante y té matcha (para aportar algo más de antioxidantes).

¡Os encantará empezar el día con un vaso de esta limonada!

La receta

Ingredientes (para una ración)

  • 200 ml de agua de coco helada de Amandín
  • 1 lima
  • Unas gotas de stevia líquida (u otro endulzante saludable al gusto)
  • ¼ de c.p. de té matcha
  • Unas hojas de hierbaluisa o de menta

Elaboración

  1. Rallar la parte verde de la lima y exprimir el jugo.
  2. Poner en el vaso de la batidora el agua de coco muy fría, la ralladura y zumo de lima, el endulzante, el té matcha y unas hojas de hierbabuena.
  3. Batir unos segundos y colar.
  4. Al servir, decorar con unos arándanos, trocitos de manzana u otra fruta (opcional).

 

Adriana Ortemberg
Adriana Ortemberg

Naturópata, escritora de libros de alimentación y vida saludable e instructora de cocina vegetariana

    @adriana_ortemberg