Me encantan las bebidas “con sustancia”, que tengan alma, que me cuenten sabores, texturas, y si además me pueden aportar nutrientes y están ricas, ¡mucho mejor!

¿Eso es mucho pedir a la hora de desayunar? Quizás no. Aquí va el desayuno que propongo para este mes: una riquísima mezcla hecha con una infusión de especias, bebida vegetal y puré de boniato que podemos aprovechar de la noche anterior. Con que nos reservemos un par de cucharadas de boniato cocido (a trozos o convertido en puré), ya es suficiente. También se puede hacer con calabaza. En cualquier caso, ambas versiones están riquísimas.

El chai, bebida típica del sur de India, es té negro al cual se le añaden especias, leche y azúcar, pero también hay muchas variantes que surgen de sustituir el té negro por verde (o incluso suprimir ambos y hacerlo sólo con especias), la leche de vaca por bebidas vegetales y el azúcar por endulzantes naturales. También se relaciona mucho con los yoguis y el ayurveda. En los años sesenta, cuando el yoga se comenzaba a practicar en Occidente, los maestros solían servirlo a sus alumnos para favorecer la concentración y el equilibrio, y estimular la vitalidad. Sabemos el poder que tienen las especias como el jengibre, el clavo, el cardamomo, el coriandro, la canela… Ayudan al sistema digestivo, algunas tienen poder antiinflamatorio, y además nos dan lo que en esta época vamos buscando: calor interno.

En cuanto al boniato (y también la calabaza, si preferimos ésta), nos aportará antioxidantes como los betacarotenos, fibra y dulzor natural.

Seguro que os gustará mucho y, si sois deportistas, no podéis dejar de incluirlo en vuestros desayunos.

boniato_soy

La receta

Ingredientes para una ración:

  • 1 cucharada colmada de puré de boniato (o de calabaza)
  • 1 cucharadita de mezcla de especias molidas (por ejemplo, clavo, jengibre, canela y cardamomo)
  • 1 taza de bebida vegetal (a elección)
  • 2 dátiles sin hueso (es opcional, solo si se desea más dulzor)
  • 1 cucharada al ras de té negro, té verde o rooibos

Preparación

  1. En un cazo, poner la bebida vegetal con las especias y las hebras de té hasta que alcance el punto de hervor. Retirar, tapar y dejar reposar.
  2. Colar la infusión y verter en el vaso de un minipimer, añadir el puré de boniato, los dátiles y triturar hasta conseguir una mezcla homogénea.
  3. Servir de inmediato y, si se desea, añadir un poco más de mezcla de especias por encima.

Para un día con muchas prisas, se puede utilizar una bolsita de té chai y mezclarla con el resto de ingredientes de la receta, pero queda mucho mejor preparado de la otra manera.

Adriana Ortemberg
Adriana Ortemberg

Naturópata, escritora de libros de alimentación y vida saludable e instructora de cocina vegetariana

    @adriana_ortemberg