Ñoquis calabaza

Cada vez hay más personas con sensibilidad, alergia o intolerancia al huevo, el gluten, el trigo, la leche o el maíz. Por este motivo esta receta de ñoquis es libre de cualquiera de estos alimentos. Los ñoquis, plato tradicional italiano, están hechos normalmente de patata, sémola de trigo, leche, manteca (grasa animal), algún tipo de harina y también se suele añadir un queso ricotta. Si siguiéramos la receta original sería un plato muy poco saludable y demasiado denso para comer por la noche. En cambio, estos ñoquis son muy sanos y los podemos comer para la cena.

La calabaza, el ingrediente básico de estos ñoquis, no solo es una verdura de otoño/invierno, también hay de verano, que es de piel más clara y fina, y también tiene semillas más blandas. No es de extrañar que haya calabaza también en esta estación, ya que el 90 % de su peso es agua y, por tanto, es una buena aliada para hidratarnos durante los meses de más calor. Además, la podemos comer cocinada o también cruda. Aparte de ser rica en agua, tiene poca grasa y los hidratos de carbono que contiene son de absorción lenta. Es una fuente de fibra excelente y tiene pocas calorías, así que incorporarla a la cena es una opción ligera que nos ayudará a ir bien de vientre al día siguiente. Es una verdura fácil de digerir que además tiene un efecto suavizador sobre la mucosa del estómago, a menudo afectada por el consumo de alimentos a los que somos sensibles, alérgicos o intolerantes.

Para hacer esta receta utilizamos harina de arroz integral, pero si lo deseamos podemos cambiarla por otra sin gluten como la de trigo sarraceno, la de garbanzos, la de quínoa, la de mijo o de teff, por ejemplo. En caso de que deseáramos hacer esta receta baja en histamina podríamos hacer un tipo de salsa que no llevara tomate, como por ejemplo una de mantequilla de coco y salvia, una bechamel vegana hecha con puerro y coliflor, una salsa de remolacha o una mayonesa de cúrcuma , pimienta negra y lino.

Otro ingrediente clave en esta receta es la salvia. Cuando añadimos hojas de salvia en las preparaciones alimenticias nos beneficiamos de sus propiedades fitoterapéuticas. La salvia ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre, a tener menstruaciones menos dolorosas –y a descargar el flujo, gracias a sus propiedades estrogénicas−, a tener buenas digestiones… También es diurética y una gran aliada como relajante muscular en personas con fibromialgia o dolores musculares. Las mujeres embarazadas no deben abusar de ella porque puede provocar abortos.

Ingredientes

  • 600 g de calabaza (la calabaza de la foto, una vez pelada y sin las semillas, pesaba exactamente eso)
  • 225 g de harina de arroz (dejar un poco más para enrollar)
  • 2 C de linaza molida
  • 8 C de agua de calidad
  • 15 g de salvia fresca picada fina
  • Un poco de nuez moscada
  • Un poco de sal marina sin refinar
  • 1 C de aceite de coco
  • Abundante agua de calidad para hervir

Para la salsa

  • 2 C de aceite de coco
  • 2 dientes de ajo sin el corazón
  • 180 g de tomates cherry
  • 5 g de salvia fresca
  • 1/8 de taza de agua de calidad
  • Un poco de sal marina sin refinar

 

Ingredientes y elaboración ñoquis calabaza

Preparación

  1. Precalentar el horno a 175 °C.
  2. Pelar la calabaza, quitar las semillas y cortarla en medias lunas. (Se pueden guardar las semillas y germinarlas).
  3. En una bandeja de horno, poner una cucharada de aceite de coco y la calabaza. Ponerlo en el horno durante 30 minutos o hasta que la calabaza esté blanda. También podemos hacer la calabaza al vapor. Tanto si se hace de una manera como de otra, es importante no cocinarla demasiado porque si no se hará demasiado acuosa.
  4. Dejar enfriar la calabaza. Una vez fría, retirar el agua o el aceite que haya podido soltar y batirla.
  5. Dejar la linaza molida en remojo con 8 cucharadas de agua durante 15 minutos para que se haga como una pasta.
  6. Añadir la pasta de linaza, la nuez moscada, la sal, la salvia fresca picada y la harina de arroz integral al puré de calabaza y mezclarlo bien todo junto.
  7. Espolvorear un poco de harina de arroz integral sobre el mármol de la cocina o una superficie.
  8. Coger una pequeña cantidad de la masa, aproximadamente ¼ de una taza, darle forma de salchicha (véase la foto) y luego cortarla en trozos para que quede la forma de ñoquis del tamaño que deseemos.
  9. En una sartén hacer la salsa. Poner el aceite de coco y el ajo picado a fuego vivo, cuando el ajo ya esté un poco dorado, añadir la salvia, los tomates cherry picados y un poco de sal. Añadir un poco de agua y dejar que se vaya absorbiendo y que la salsa se reduzca.
  10. En una olla, poner abundante agua de calidad a hervir. Cuando el agua hierva, poner los ñoquis por partes para que no se peguen. Dejarlos unos 2 minutos aproximadamente, retirarlos y añadirlos a la sartén de la salsa. Dejar cocer durante unos 30 segundos removiendo suavemente para conseguir que la salsa se integre a los ñoquis.
  11. Servir inmediatamente y disfrutar.
Núria Roura
Núria Roura

Coach de salud por el Institute for Integrative Nutrition de Nueva York. Es autora del libro Detox SEN. Acompaña a las personas a hacer cambios de hábitos profundos y progresivos a través de retiros, acompañamiento individual, programas en línea, formación y conferencias. Comparte su camino de sanación para inspirar a vivir y comer sin culpa, ansiedad ni culpabilidad. Defiende una alimentación saludable, energética y nutritiva más allá de las etiquetas. www.nuriaroura.com

    @nuriarourasen