Calabaza rellena

Después de todos estos días de celebraciones, comidas copiosas y excesos nos apetece un poco de pausa y recetas ligeras, pero a la vez tenemos deseos de alimentos calientes, reconfortantes e incluso de dulces. Esta receta satisface todas estas necesidades gracias, sobre todo, a la calabaza hecha al horno.

El relleno que ponemos a la calabaza es totalmente opcional, pero en este caso he elegido solo verdura y levadura nutricional para hacerla bien ligera y a la vez muy sabrosa, teniendo en cuenta que es una receta para cenar y que queremos aligerar la carga calórica que llevamos acumulando durante todas las fiestas de Navidad.

Aprovechando las recetas tan saludables que nos propone Lala Kitchen para el desayuno y las de Consuelo Rodríguez para comer, yo haría un menú depurativo, ligero y saludable formado por un desayuno muy verde, como puede ser el zumo verde detox, el smoothie verde detox o el batido verde alcalinizante, y para comer alguna propuesta crudivegana de Consuelo que nos ayude a depurar y tener energía. Para cenar prepararemos estas calabazas rellenas que, como veremos, nos irán muy bien tanto nutricionalmente como emocionalmente.

Tal como explica Montse Reus en la sección La despensa de esta revista, la calabaza tiene muchas buenas cualidades para la salud; por un lado es un alimento rehidratante gracias a que es un 90% agua, aproximadamente; y por otro lado la parte seca contiene un 20% de proteína, un 70% de hidratos de carbono (la mayoría en forma de almidón y, por tanto, de asimilación lenta) y un 13% de grasas (básicamente poliinsaturados).

Calabaza rellena 2

Pero lo mejor de comer calabaza por la noche, aparte de saber que nutritivamente estamos dando un buen alimento a nuestro organismo, es el efecto que nos genera sobre las emociones y el bienestar. Cuando comemos calabaza por la noche cocinada al horno, o al vapor, o en forma de crema de verduras enseguida experimentamos calma, reposo, tranquilidad… Nos llena y, en caso de tener deseo de comer dulce o hidratos de carbono, nos sacia, ya que el dulce que tiene la calabaza ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre. Según Xevi Verdaguer, tenemos necesidad de dulce debido a “la falta de dopamina (un neurotransmisor), que fabricamos sobre todo cuando nos sentimos recompensados por algo que hemos hecho. Cuando está baja, lloramos con facilidad y estamos más irritables. Es imprescindible, pues, para tolerar situaciones de estrés: cuando pasamos nervios nos apetece comer dulce. En estos casos, nos pueden ir muy bien las habas y la calabaza”. Así que ya sabes, si tienes estrés en tu jornada laboral puedes acompañar estas calabazas con habas en tu fiambrera para comer.

Un aspecto muy interesante de esta receta es que es muy fácil de preparar. Muchas personas evitan comer calabaza porque dicen que es difícil de pelar y les da pereza. Para hacer este plato no es necesario pelar la calabaza, simplemente la iremos comiendo con un tenedor o una cuchara, como si arrastráramos el relleno despegándolo de la piel. Las pipas que sacamos del agujero de la calabaza con una cuchara se pueden germinar.

La levadura nutricional aportará sabor al plato y lo enriquecerá de nutrientes. No es lo mismo la levadura nutricional que la levadura de cerveza. Diferencias principales:

  • La levadura de cerveza es un producto derivado de la industria cervecera; la levadura nutricional, en cambio, se cultiva en una mezcla purificada de melazas de caña y remolacha, luego se fermenta, se cosecha, se lava, pasteuriza y se seca.
  • La levadura de cerveza contiene posibles residuos de los procesos industriales; la levadura nutricional no contiene ningún residuo tóxico, es limpia y pura.
  • La levadura de cerveza prolifera la Candida albicans; la levadura nutricional está inactiva y, por tanto, no alimenta la candidiasis u otros hongos.
  • La levadura de cerveza tiene un sabor amargo (incluso el que está desamargado); la levadura nutricional tiene un sabor salado que recuerda las nueces y el queso.
  • La levadura de cerveza se utiliza para la fermentación de cerveza y panes (porque está activa); la levadura nutricional no sirve para fermentar alimentos y, en cambio, la usamos para hacer quesos veganos, añadir a las salsas, para gratinar, para preparar kale deshidratada o en ensalada y, en general, para dar un sabor exquisito a cualquier plato.
  • La levadura de cerveza se encuentra en cualquier herbolario o tienda de dietética; la levadura nutricional no se encuentra en todos los herbolarios, la puedes comprar en Biospace, por ejemplo.
  • La levadura nutricional es una fuente excelente de proteína, fibra, vitaminas del grupo B, magnesio, hierro, fósforo, cobre, zinc y cromo.

Calabaza rellena 3

Ingredientes (ajustar las cantidades a las dimensiones de las calabazas)

  • 2 calabazas (yo he usado de la variedad violín)
  • Puerro
  • Zanahoria
  • Judía verde
  • 2 cucharadas de levadura nutricional
  • Sal marina sin refinar
  • Aceite de oliva virgen extra de primera presión en frío

Preparación

  1. Lavar bien las calabazas y el resto de verduras.
  2. Calentar el horno a 220º.
  3. Vaciar las calabazas, reservar lo que se pueda aprovechar para el relleno en un bol grande (la pulpa) y colocar las cáscaras en una bandeja que pueda ir al horno.
  4. Cortar todas las verduras muy pequeñas (el resto de la calabaza, el puerro, la zanahoria y la judía). Reservarlo todo en el bol junto con la calabaza.
  5. Salar las cáscaras de la calabaza.
  6. Aliñar el relleno de la calabaza con la sal, el aceite de oliva y la levadura nutricional.
  7. Con la ayuda de una cuchara, rellenar las calabazas con las verduras de forma que queden muy llenas porque una vez cocidas el relleno se reducirá.
  8. Poner en el horno y dejarlo aproximadamente 30-40 minutos, pero siempre controlándolo. Dependiendo de cómo sea el horno, detectar si vale la pena poner la función de cocer por la parte de arriba para que no se quemen las verduras.
  9. Se puede comer caliente o a temperatura ambiente.

Calabaza rellena 4

Núria Roura
Núria Roura

Coach de salud por el Institute for Integrative Nutrition de Nueva York. Es autora del libro Detox SEN. Acompaña a las personas a hacer cambios de hábitos profundos y progresivos a través de retiros, acompañamiento individual, programas en línea, formación y conferencias. Comparte su camino de sanación para inspirar a vivir y comer sin culpa, ansiedad ni culpabilidad. Defiende una alimentación saludable, energética y nutritiva más allá de las etiquetas. www.nuriaroura.com