pellAunque el sol tiene múltiples beneficios –como el aporte esencial de vitamina D, que contribuye al mantenimiento del sistema inmune y de los huesos–, son bien conocidos los riesgos que tiene para la piel.

Es cierto que el exceso de sol sin moderación y sin protección provoca la oxidación de la piel y fotoenvejecimiento cutáneo, y si eso ocurre año tras año hay más probabilidades de ir asentando las bases de un futuro melanoma (cáncer de piel). Por ello es muy importante tomar el sol correctamente. Lo más recomendable es estar expuestos al sol durante todo el año de una forma moderada, ya sea mediante paseos o ejercicio físico al aire libre. Así, la exposición en verano no es tan agresiva para la piel. También es muy importante usar protección solar alta durante la época de máxima radiación, y sobre todo es muy aconsejable tomar un suplemento extra que nos ofrezca un aporte extra de antioxidantes; pero no todos son iguales.
skinpro-30-dosis-polvo-225-gr-e1465316814571La vitamina C también es clave, porque ayuda a sintetizar colágeno; así que durante la época de verano es ideal consumir las frutas de temporada y ensaladas con pimiento; y si queréis utilizar algún superalimento, el camu camu es maravilloso.

La piel sana es una barrera excelente para mantener el equilibrio entre el entorno interno y externo del organismo. A causa de factores ambientales, hábitos de vida y el propio proceso de envejecimiento, la piel cambia y requiere de muchos nutrientes para ayudar a mantener el equilibrio. Por ello, una nutrición adecuada es un factor que influye directamente en el bienestar, salud y buen estado de la piel.

Hablamos de nutrición que actúa como cosmético (nutricosmética); es decir, de tratamientos de dentro hacia fuera

Los resultados de diferentes estudios demuestran que la población de la Unión Europea no satisface los requisitos establecidos para todos los nutrientes. Así, lo último en tratamientos para la piel no se aplica directamente sobre la dermis de forma tópica, sino que son nutrientes que ayudan desde el interior a reparar y a maximizar la belleza exterior. Se trata de suplementos alimenticios con ingredientes para mantener la renovación celular. Hablamos de nutrición que actúa como cosmético (nutricosmético); es decir, de tratamientos de dentro hacia fuera.

No son medicamentos; se basa en la utilización de principios activos por vía oral que aportan al organismo nutrientes que pueden actuar directamente sobre la piel y el pelo para mejorar su salud y aspecto. Concentran en una cápsula una cantidad de nutrientes que costaría mucho conseguir a través de la alimentación. De todas formas, esto no quiere decir que todo se arregle con pastillas; simplemente son un complemento de la dieta para conseguir un objetivo concreto, como por ejemplo una piel más firme, elástica y luminosa.

El objetivo diana de la nutricosmética es, por excelencia, detener los signos del envejecimiento de la piel y, muy especialmente, evitar la formación de arrugas y flacidez. Así, muchos de estos productos actúan directamente sobre elementos clave como el colágeno, la elastina y los proteoglicanos, a la vez que ayudan a mantener la estructura del tejido conectivo.

Al llevar a cabo su acción desde el interior, los nutricosméticos llegan a la totalidad de la piel y proporcionan mayor densidad y firmeza, disminuyen las arrugas, mejoran el tono de piel, etc. Son nutrientes específicos como péptidos de colágeno de pescado, glucosamina, MSM, ceramidas, oOmega-3, sílice, mangostino etc., que contribuyen a la fabricación de nuevo tejido y tejido dérmico de calidad.

procollagenmatrixHidrolizado de colágeno:

No son ni aminoácidos sueltos que el organismo podría utilizar para otros objetivos, ni el propio colágeno, que es muy difícil de digerir; se trata de cadenas muy cortas de péptidos de forma que puedan alcanzar el fibroblasto, lugar en el que se fabrican todas las fibras de colágeno.

En el mercado se pueden encontrar multitud de marcas; lo que las diferencia en calidad y precio es su asimilación en el organismo, que viene determinada por la longitud de las cadenas de péptidos para favorecer su absorción y peso molecular.

Metilsulfonilmetano (MSM)msmpro-e1465316529533

Se trata de un compuesto sulfatado que mejora la flacidez de la piel, al igual que la calidad de pelo y uñas. No sólo fortalece el tejido conectivo, sino que además ayuda a eliminar del cuerpo materias tóxicas.

 

 

osteomatrix-120-tabletasSilicio

Existen extractos naturales, como por ejemplo el bambú, que contienen una forma orgánica de silicio, que es importante para la estructura de la piel, cartílagos y masa ósea. Además hay que tener en cuenta que el colágeno no se puede formar sin la presencia de silicio. Otro punto importante en la fabricación de estas fórmulas es pensar para qué necesitamos el colágeno. Si lo que necesitamos es mejorar los huesos, entonces es mejor optar por una fórmula que, además de colágeno, también aporte otros nutrientes que necesita el hueso, como el calcio, el magnesio, el sílice, la vitamina D, la vitamina K, la vitamina C los bioflavonoides, etc.

 

A menudo, el problema de la piel es que está excesivamente seca, agrietada y acartonada; por ello las formulas deben incluir determinados ingredientes como las fitoceramidas, ya que la epidermis contiene un tipo de grasa llamada ceramida que, con los años, se va reduciendo y, por ello, se vuelve más seca. Un complejo con aporte de ceramidas devuelve la función protectora a la epidermis, necesaria para tener una piel joven, radiante y sana.

skinmatrix-90-tabletas-e1465316608996Omega-3

Estos ácidos grasos, que encontramos especialmente en el pescado, aseguran la flexibilidad de las membranas celulares y activan en las mismas la producción de enzimas, receptores y neurotransmisores.

 

Glucosamina

La glucosamina oral se emplea en el tratamiento de la artritis y la artrosis. Como la glucosamina es el precursor de los glicosaminoglicanos y proteoglicanos, se puede decir que favorece el desarrollo de los tejidos cartilaginosos. Los glicosaminoglicanos son componentes de la matriz extracelular, y juegan un papel importante en la proliferación celular y en la reparación del tejido dañado, por ejemplo, por estrés oxidativo.

Ácido hialurónico

Juega un papel crítico en la salud de la piel gracias a su capacidad única para mantener la humedad.

Mangostino

Los extractos de granada y mangostino son muy potentes y ayudan a la reparación de la piel; su valor antioxidante es incluso más elevado que el del té verde o vino tinto.

Gloria SabaterDra. Gloria Sabater
Doctora en Farmacia y especialista en medicina antienvejecimiento