foto02

Cuchillo de cerámica Kyocera para cortar la fruta y la verdura a mano como hacemos con los cuchillos convencionales pero con dos ventajas: Las hojas de cerámica no transfieren su sabor, olor ni iones metálicos a los alimentos, no se corrompen con los ácidos de las frutas y las verduras y no se oxidan. Además, conservan el buen estado del filo 10 veces más que un cuchillo convencional. A mucha gente les da miedo utilizarlos porque se rompen con facilidad. Si os pasa, generalmente se daña la punta pero se puede arreglar. Se tendrá que llevar a la tienda, sin embargo, porque el filo tiene la base de diamante y la reparación requiere cierta precisión.

Pelador cerámico Kyocera. Aunque es un utensilio pensado para pelar las frutas y las verduras, sería recomendable que nos acostumbráramos a comerlas con piel, menos las que no son ecológicas, claro. Las ventajas de la hoja de cerámica son las mismas que en el caso de los cuchillos, pero el filo es diferente: nos permite hacer un corte en láminas. Con el pelador se pueden hacer virutas de muchas verduras como el pepino, el calabacín, las zanahorias… Es cuestión de probarlo. Nosotros hemos llegado a hacerlo también con el pimiento. Las láminas se pueden utilizar en ensaladas pero los más mañosos pueden aprovecharlas para rellenar canalones.

Mandolina de cerámica Kyocera regulable. Otro utensilio que nos permite laminar muchas frutas y verduras a mano. Las hay de dos tipos: La mandolina que lamina y la mandolina que ralla. La primera permite 4 grosores. Los más delgados son ideales para hacer carpaccios de verduras, que suponen otra forma original de comer crudo. Os recomendamos que ahora en verano probéis el de calabacín: Cortar el calabacín a tiras y marinarlo con zumo de limón. Al cabo de una media hora como mínimo aliñar con aceite, sal y pimienta, y ya lo tendremos listo. Repetimos aquí las prestaciones de la cerámica como material de filo saludable y duradero.

foto01

Cortador de verduras spiralli Gefu. Este utensilio es la última revolución en la cocina. Permite «espirulizar» verduras como los pepinos, los calabacines y las zanahorias para convertirlos en espaguetis, que se pueden añadir a cualquier ensalada o servirse como plato principal. Conocemos a personas que saben mucho de cocina que llegan a hacerlo con otros tipos de verduras.

La base de la ensalada es la lechuga o cualquier hoja verde. Si nos iniciamos en el raw seguramente aumentaremos su consumo, por lo que también queremos recomendar un complemento que a nosotros nos gusta mucho: el juego de recipientes de conservación al vacío Kuhn Rikon. No es un utensilio para procesar los alimentos sino para almacenar comida de manera adecuada y reducir el desperdicio alimentario. Recomendamos limpiar previamente la hoja y secarla bien con un escurridor manual como el que tenemos en la tienda de la casa Zyliss. Recordemos que el exceso de agua favorece que la hoja se pudra. Este escurridor es libre de BPA (Bisfenol A), por lo tanto, se puede utilizar también como recipiente para conservar alimentos. Tener un recipiente con hojas preparadas en la nevera siempre nos facilitará el trabajo de preparar una comida en aquellos días en los que tenemos menos tiempo para cocinar. Los días que vamos con prisa acabamos comiendo cualquier cosa. Es muy cómodo llegar de trabajar y encontrar la ensalada limpia lista para ser decorada con otros ingredientes.

foto03Cuando acabéis de preparar la ensalada, os sugerimos espolvorear frutos secos o semillas. Un utensilio del que ya hemos hablado es el molinillo manual de semillas Kuhn Rikon. El nuevo modelo, aquel que tenía un diseño que no nos terminaba de gustar, funciona de maravilla. Incluso rompe la semilla de chía sin ninguna dificultad. Los molinillos manuales permiten moler cantidades pequeñas de semillas pero siempre serán recién molidas, cosa que supone su gran ventaja. En caso de que sea necesario moler cantidades más grandes recomendamos el molinillo de semillas Moulinex Delhi. Su motor es más potente que los tradicionales para moler café. Podemos moler granos duros, semillas y frutos secos sin que ello perjudique el motor del aparato.

Para conocer más de cerca todos estos utensilios y sus posibilidades, René organiza algunos talleres en su tienda. Si estáis interesados en hacer vuestro propio grupo, también tienen la opción de organizar talleres bajo demanda (mínimo 5 personas, con un coste de 20 euros por persona con degustación incluida).

Herramientas para iniciarse en el Sílvia Ferrer-Dalmau Bosch

René, productes per una llar saludable i eficient

www.espairene.com