Muchos buscamos sin parar algo que nos motive o nos inspire para encontrar nuestro camino y emprender hacia él. Sin embargo, a veces el momento llega justamente cuando menos lo esperamos.

Vyta Staponkute es una emprendedora nata y no era difícil adivinar que alguna idea brillante saldría de su cabeza; de todas formas, hasta el momento, sus logros siempre habían girado en torno a la organización de eventos. Por eso, nunca creyó que su camino iba a desplazarse hacia una dirección tan lejana de su estilo de vida habitual: la creación de una marca de legumbres.

Cuits&Beans, una nueva forma de consumir legumbres vivas

La inspiración le llegó ni más ni menos que mientras hacía cola en una parada de legumbres cocidas. Después de un tiempo visitando paradas y paseándose entre garbanzos, lentejas pardinas y alubias blancas se preguntó dónde quedaban todas esas variedades de legumbres que nadie ofrecía, lo que hizo que ella misma se decidiera a materializar su idea en Cuits&Beans.

Apostar por las legumbres desconocidas

Las legumbres son alimentos muy nutritivos; sin embargo, por alguna razón, la mayoría de gente las consume en poca cantidad o lo hace de forma esporádica. Quizás esto se deba a que aún se desconocen sus beneficios y se siguen asociando a ideas como que producen gases o engordan.

Cuits&Beans es variedad, son colores, salud, ayuda social y medioambiental y una forma fácil y rápida de incluir legumbres en la dieta. Y nace con la intención de devolver a estos alimentos tan nutritivos su espacio en el mercado.

Legumbres vivas de todos los colores

En Cuits&Beans no utilizan sal para producir sus productos (así se puede usar la cantidad que se desee) y son ecológicos (por tanto, con menos fertilizantes, insecticidas y herbicidas sintéticos; lo que protege la salud): dos aspectos clave para encontrar un producto de calidad. Pero, lo más importante de todo, es que, a diferencia de las conservas –que se suelen hacer con métodos de cocción como ollas a presión industriales, que se trata de un tratamiento térmico agresivo que esteriliza el producto y recorta el tiempo de preparación, lo que provoca una pérdida de nutrientes–, en Cuits&Beans utilizan métodos de cocción tradicional, con remojo incluido. Este proceso permite que sus productos conserven todos sus nutrientes y los convierte en la mejor versión de legumbre cocinada.

Encontramos distintas variedades, como la lenteja caviar –una lenteja gourmet de tamaño pequeño y color oscuro alto en antocianinas, un apreciado antioxidante–, garbanzos pedrosillanos –apreciados por su mantecosidad y sabor intenso–,  un mix de alubias –con alubia arrocera y frijol negro, dos legumbres muy digestivas debido a su poco contenido en fécula–, judía mungo –una de las legumbres con mayor contenido proteínico– y, además, cuenta con una mezcla de tres quinoas –un pseudocereal que contiene todos los aminoácidos esenciales.

Por si fuera poco, tienen impacto social, ya que cuentan con personas con disminución psíquica y en riesgo de exclusión social para el proceso de cocción y envasado. Así que ¿aún os preguntáis por qué deberíais incluirlas en la dieta?

Cuits&Beans, una nueva forma de consumir legumbres vivas

Razones para incluir legumbres en la dieta

Las legumbres son buenas para las personas, y también para la Tierra. Si nos ponemos a comparar la cantidad de agua que se necesita para producir un quilo de legumbres y un quilo de carne de vacuno nos quedaríamos alucinados. Mientras las legumbres utilizan apenas cincuenta litros de agua, para la carne se necesitan unos trece mil. Increíble ¿no?

Además, son unas aliadas muy potentes frente al cambio climático, ya que la amplia diversidad genética de legumbres que existe permite seleccionar variedades más adaptadas al cambio climático. Además, al tener menos huella de carbono, las legumbres reducen de forma indirecta las emisiones de gases de efecto invernadero, ya que tienen la capacidad de fijar el nitrógeno de la atmósfera y proporcionárselo al suelo.

Por otro lado, las legumbres tienen una larga lista de beneficios que las convierten en los aliados perfectos para las comidas.

  • Tienen mucha fibra y, en consecuencia, reducen el riesgo de padecer enfermedades coronarias.
  • Contienen calcio, de modo que contribuyen a la salud de los huesos y a reducir el riesgo de fracturas por osteoporosis.
  • Son ricas en fitoquímicos y antioxidantes, lo que aporta posibles propiedades anticancerígenas.
  • Contienen fitoestrógenos, que ayudan a reducir el declive cognitivo y los síntomas de la menopausia.
  • Tienen un índice glucémico bajo, lo que ayuda a evitar picos de glucemia y a mantenernos saciados durante más tiempo. Además, son recomendadas para personas diabéticas.
  • Tienen alto contenido en hierro, por lo que ayudan a prevenir anemia en mujeres y en niños si se consume junto a vitamina C.
  • Son una buena fuente de vitaminas, como, por ejemplo, folatos, que ayudan a reducir el riesgo de defectos en el tubo neural.

Por esta razón, incluir legumbres en la dieta y reducir el consumo de proteína animal hace un favor a la Tierra, ya que mejora la fertilidad del suelo y alarga la productividad de tierras agrícolas, a la vez que permite aprovecharse de todos sus beneficios. Podéis empezar por sustituir la proteína animal por legumbres un par de veces por semana. Todo pequeño cambio ayuda.

¿Cómo consumir las legumbres?

Las legumbres son muy versátiles. Así que es muy fácil incluirlas de forma habitual en las preparaciones.  Lo bueno es que, al ser altas en proteína, se pueden consumir sin necesidad de acompañarlas de carne u otra proteína animal. En su lugar, llenad el plato de verduras, hortalizas y cereales para nutriros al máximo.

Se pueden añadir a platos de cuchara o salteados, se pueden preparar deliciosas hamburguesas, agregar a ensaladas, preparar dips y purés –¡que no falte el hummus!–, incluir en sopas y cremas en lugar de fideos de pasta, incorporar en tortillas y revueltos, utilizar en rellenos saludables o en panes y otro tipo de masas para dar un aporte extra de proteína. En definitiva, dejad correr la imaginación.

De comprar en la parada de legumbres a recibirlas directamente en casa o en el restaurante

Y ahora ¡la mejor noticia de todas! Si os ha picado el gusanillo y os habéis quedado con las ganas de probar estas nuevas variedades y formatos, os aconsejo que os aventuréis a pedir una de sus cajas a domicilio o encargarla para vuestro restaurante. En ellas hay una selección de legumbres y algunos cereales que varían según la estación del año o disponibilidad; tendréis para cocinar hasta más de veinte platos. Así que, además de recibir un producto de calidad, no tendréis que moveros de casa. En su web encontraréis toda la información que necesitéis.

Si tenéis la suerte de tener algún Veritas cerca, también podréis encontrarlas allí.