naranjas

Desarrollo del feto:

Esta semana el bebé pesa casi 330 gramos y mide 18 centímetros, similar a la longitud de un plátano. Y hablando de plátanos, si a la madre le gustan, que coma tantos como quiera porque probablemente al bebé también le gustarán. Según cuenta Heidi Murkoff en el libro Qué se puede esperar cuando se está esperando, (Ed. Medici), durante esta etapa del embarazo el bebé empieza a tragar líquido amniótico (para hidratarse, nutrirse y para practicar la acción de deglutir y digerir) y cada vez que traga líquido, nota los sabores de lo que la madre come aquel día (hoy un poco picante, mañana quizá dulce, mañana pasado más ácido, etcétera). Más allá de percibir sabores diferentes, el bebé también ha hecho avances importantes. Brazos y piernas ya son proporcionados, las neuronas conectan el cerebro con los músculos y los cartílagos se están convirtiendo en huesos. Gracias a estos cambios, el pequeño empezará a hacer movimientos más coordinados (que la madre notará) y no tan espasmódicos como semanas atrás.

Alimentación de la madre: ¡Déjale probar de todo!

Así pues, es una buena idea aprovechar la variedad de frutas que nos ofrece cada estación –sobretodo el buen tiempo– para que el bebé pueda disfrutar de muchísimos sabores nuevos. Además del hecho que están llenas de fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes saludables para madre y bebé. Además, algunas son especialmente ricas en ácido fólico, que muchos webs especializados en embarazo señalan como fundamental para prevenir defectos en el tubo neural e impulsar la producción de células sanguíneas, cruciales para el rápido crecimiento que experimentan tanto la placenta como el feto (para saber más sobre el ácido fólico, ver la Semana 1). Los cítricos, como las naranjas, nos proporcionaran un buen aporte.

¿Acidez de estómago?

Cuando hay malas digestiones y acidez, para aliviar los síntomas, Montse Bradford, en La alimentación de nuestros hijos, recomienda comer ciruelas umeboshi o bien tomar té de tres años.

Atención: La información ofrecida en esta sección es genérica -tanto en cuanto a la evolución del feto, como la alimentación de la madre y en la complementación nutricional. Para tener un asesoramiento directo, se recomienda consultar el ginecólogo o un nutricionista especializado.

Gemma Castanyer
Gemma Castanyer