peeling mujer

La función de los exfoliantes

Tal y como comenta Susana Boulton, esteticista experta en cosmética natural, la función principal de un exfoliante es eliminar la capa de las células muertas que no se desprenden de la epidermis cuando se produce la renovación celular. Estas células muertas crean una capa invisible a simple vista que impide que la piel absorba los tratamientos de manera efectiva. Si las eliminamos, la epidermis podrá recibir mejor los tratamientos que utilizamos para su cuidado (hidratantes, nutritivas, sueros, mascarillas, aceites vegetales, aceites esenciales), al tiempo que conseguiremos que la piel tenga más luminosidad y vitalidad.

Exfoliantes naturales y convencionales. Saber elegir

Para ver qué exfoliantes son los más recomendables sólo hay que conocer las diferencias, ventajas e inconvenientes. Encontramos exfoliantes en la cosmética convencional y también en la de procedencia ecológica.

Cuando hablamos de exfoliar la piel nos referimos a hacer una limpieza profunda para eliminar las células muertas de la epidermis con un cosmético exfoliante, también llamado peeling, gommage o scrub. La práctica sistemática de esta limpieza asegura una regeneración efectiva de la epidermis y proporciona una piel oxigenada, hidratada y preparada para recibir los nutrientes y principios activos de las cremas naturales de elección.

A la práctica

En los últimos años, la esteticista Susana Boulton ha observado pieles cada vez más sensibles, lo que en muchos casos es debido al abuso de estos productos. Como cada piel es diferente, nos da las siguientes recomendaciones a la hora de utilizar un buen exfoliante.

Piel fina y sensible: 1 o 2 veces al mes, como mucho.
Piel seca y gruesa: 1 vez cada 15 días.
Piel seca y fina: 1 o 2 veces al mes
Piel mixta y gruesa: 2 veces al mes.
Piel mixta y sensible: 1 vez al mes.
Piel con acné: no se recomienda exfoliar.
Piel muy gruesa: 1 vez a la semana.

Debemos tener en cuenta que la renovación celular se produce cada 28 días. Cuando aplicamos el exfoliante, debemos hacerlo de forma suave sin agredir la epidermis. El peeling o exfoliante se puede hacer con partículas rugosas o bien con la ayuda de arcillas.

La acción limpiadora los exfoliantes naturales se debe a productos naturales como huesos de frutas pulverizadas, fibras vegetales (de algas, de lufa), copos de avena, partículas de cera, silicio o simplemente granos de azúcar, extractos de arroz y bambú o sal mezclados con el resto de ingredientes. Su mecanismo de acción se basa en un arrastre mecánico de las impurezas depositadas sobre la piel a partir de ingredientes de origen natural. Estas sustancias favorecen el proceso descamativo de la piel y facilitan la renovación celular.

En el caso de los exfoliantes convencionales la acción limpiadora se obtiene mediante partículas sintéticas de polietileno o nylon que arrastran las escamas. Otros ingredientes que encontramos en los exfoliantes convencionales son los aceites minerales (paraffinum, paraffinumliquidum o petroleum), que cubren la piel como si fuera un envoltorio de plástico, tapan los poros y bloquean la respiración de las células. Impiden la correcta eliminación de toxinas a través de la dermis. A la larga, conllevan irregularidades en la piel tales como irritación, acné, envejecimiento prematuro. También encontramos ácidos frutales (ácidos alphahidroxy -AHA-, y ácidos betahidroxy -BHA-), que sirven para estabilizar el pH (la acidez) del producto y para llevar a cabo la función de exfoliación, ya que ayudan a eliminar las células muertas de la piel (las dosis altas favorecen la generación de colágeno y, por lo tanto, la regeneración de la piel); en contrapartida, pueden provocar irritaciones y fotosensibilización. Aparte de estos ingredientes también encontramos los PEG (Polietilenglicol), que se añaden para ayudar a retener la humedad de la piel -lo que la hace suave y sedosa al tacto pero, en cambio, elimina el factor protector natural- y que, entre otros, pueden producir alergias o irritaciones.

Para más información
– Susana Boulton, bioestètica
– Born Natural de Rosabel Miralles. C/ Grunyi, 6, tienda 2a. BCN. Tel.: 93 310 24 84

Jordina Casademunt
Jordina Casademunt

Nutricionista