afeitado_hombre

Consejos para un buen afeitado

La piel del hombre es más gruesa que la de la mujer, y esto hace que envejezca más lentamente, pero también de manera más brusca. Factores como la edad, la contaminación, una dieta desequilibrada, el estrés, el tabaco, el alcohol y la falta de ejercicio también afectan negativamente a la piel masculina. Por eso hay que tener un cuidado especial y procurar que el afeitado sea lo menos agresivo posible.

La piel del hombre es más espesa que la de la mujer, es más resistente y tiene más grasa cutánea, lo que comporta más imperfecciones y brillos, sobre todo en la “zona T”. Así, mejillas y cuello se secan con más facilidad.

Lociones naturales para después del afeitado

Las lociones convencionales para después del afeitado tienen, además de ingredientes químicos, un porcentaje elevado de alcohol que puede provocar sequedad, irritación y manchas en la piel.

En el mundo natural encontramos, por ejemplo, el famoso áloe, que en forma de gel es ideal para aplicar como loción. Por un lado, su riqueza en mucopolisacáridos asegura una hidratación de la piel óptima; por otro, gracias a su contenido en antraquinonas, favorece la eliminación de bacterias e impurezas, y tiene una acción antiinflamatoria. La aplicación de gel de áloe después del afeitado ayuda a calmar la piel y a regenerar nuevas células.

Además, también se pueden utilizar bálsamos o lociones para después del afeitado con ingredientes naturales que contengan extractos de caléndula, manzanilla, equinácea, jojoba, ginkgo, te verde, te blanco, áloe, aceite de jojoba o de almendras dulces, etc. Podéis encontrar, por ejemplo, la loción Mann de Logona, el bálsamo de Weleda, la loción de Santé, el bálsamo de Matarrània, etc. Los ingredientes naturales presentes en las marcas con certificación bio están pensados para ayudar a aligerar rojeces e irritaciones provocadas por el afeitado y ayudar a proteger la piel y a refrescarla.

También se puede hacer una loción casera con infusión de romero y salvia y vinagre de manzana. Se ponen los ingredientes al fuego y se hierven. Se filtra y con una gasa se aplica en el rostro. Tiene propiedades desinfectantes, antiinflamatorias y cicatrizantes.

Para lograr que el afeitado sea lo más respetuoso posible con la piel del hombre hay que tener en cuenta algunos consejos:

1- Preparar la piel: lavar bien la cara con agua caliente y un tónico para abrir los poros.

2- Utilizar una hoja de afeitar de buena calidad y cambiarla a menudo para evitar que se infecte algún corte que os podáis hacer.

3- Utilizar una brocha de fibras vegetales y cerdas naturales.

4- Utilizar un jabón natural como la mouse de jabón de Matarrània, elaborada con aceite de oliva y caléndula.

5- No afeitarse a contrapelo porque puede producir irritaciones. Se debe seguir la dirección del pelo.

6- La hoja debe estar siempre mojada, y también el rostro. La piel debe estar húmeda durante todo el proceso del afeitado.

7- Limpiar bien la hoja de afeitar para evitar impurezas.

8- Aplicar una buena loción natural para después del afeitado.

9- Cuidar la piel cada día con cosmética natural. Lavar la cara con un jabón por la noche, así al día siguiente, en el moment del afeitado, la piel estará aún más limpia de impurezas.

10- Exfoliar la piel una vez a la semana, o cada dos semanas, para tenerla más preparada y sin impurezas.

11- En caso de piel seca, utilizar una crema hidratante cada día.

12- En caso de acné, antes y después de cada afeitado, utilizar un jabón de propóleos.

Jordina Casademunt

Nutricionista

Jordina Casademunt

Ahora puedes pedir cita con
Jordina Casademunt en La Consulta de Soy
936 338 063 Correo electrónico