aceite arganiaHidratante imprescindible para este verano

El argán (Argania spinosa) es un aceite vegetal procedente de un árbol autóctono de Marruecos que el 1999 fue declarado reserva de la biosfera por la Unesco, y que crece de manera salvaje en el suroeste marroquí y se extiende por las montañas del Atlas. Pertenece a la familia de las sapotáceas y tiene unas raíces profundas que soportan condiciones de sequedad extrema. Los bosques de Argán tienen un valor ecológico importante: participan en el mantenimiento de la humedad y fertilidad del suelo y protegen contra la erosión hídrica y eólica.

Hoy en día hay muchas cooperativas formadas por mujeres que producen aceite de Argán −producto cosmético de calidad conocido como oro líquido de Marruecos− de manera totalmente manual y artesanal. Este es el caso del aceite de Argán de Esential’Aroms, que además procede de cultivos ecológicos certificados. Es un aceite de argán de primera presión en frío sin refinar, y que conserva intactas tanto la composición como las propiedades.

Cuándo y a quién se recomienda el aceite de Argán

Aplicadlo desde la aparición de las primeras arrugas. Ideal para las pieles envejecidas.

Aplicadlo por la noche para obtener un efecto regenerador y evitar el envejecimiento cutáneo.

Ideal para personas fumadoras gracias a su acción antioxidante.

Ideal para las pieles atópicas, con psoriasis. Evita la descamación y la inflamación de la piel.

Refuerza el cabello y las uñas. Aplicadlo sobre el cabello como si fuera una mascarilla y en las uñas que se rompen con un masaje.

Los nutrientes que contiene lo convierten en un cosmético inigualable

El efecto regenerador de este aceite es debido a su composición química, en la que destaca una gran cantidad de ácidos grasos esenciales (omega-6 en un 38-36 %, omega-3 en un 0,1 %, y omega-9 en un 45-55 %). También contiene vitamina E natural y fitosteroles.

Los beneficios del aceite de Argán para la piel

Aplicar cada día aceite de Argán tiene muchos beneficios para la piel. Principalmente por su gran riqueza nutricional, que hidrata y al mismo tiempo ayuda a restaurar la capa hidrolipídica. Al ser rico en vitamina E, tiene un gran efecto antioxidante y contribuye a ralentizar el envejecimiento cutáneo, gracias a una acción antiarrugas importante. Los omegas que contiene ayudan a que la piel se mantenga elástica y firme a la vez que le aportan los nutrientes esenciales que necesita para una regeneración óptima. Por último, hay que añadir que también va bien para calmar la piel, ya que tiene un ligero efecto antiinflamatorio y analgésico.

Jordina Casademunt

Jordina Casademunt
Nutricionista