depilacion-410Cuando llega el buen tiempo, todos queremos sacarnos los pelos de las axilas, piernas, ingles… La depilación ya hace años que se ha instaurado como una rutina entre el público femenino, pero cada vez hay más hombres que se apuntan a la moda “sin pelo”. Hay muchas técnicas depilatorias −más o menos dolorosas−, pero aquí os explicamos algunas que utilizan productos naturales y que respetan y cuidan la piel.

Es mejor evitar la depilación convencional

En la depilación convencional, se utilizan productos con muchos componentes químicos poco saludables para la piel y para el organismo, y que tampoco son buenos para el medio ambiente. Las cremas depilatorias son unas diez veces más abrasivas y peligrosas que la lejía, y la cera convencional contiene resinas y sustancias químicas que queman la piel y que favorecen el envejecimiento y la deshidratación.

Las técnicas de depilación alternativas

Para cuidar la piel y conseguir una buena depilación, podemos encontrar técnicas diferentes: desde la depilación con hilos o threading −un sistema que proviene de la India y que se basa en dos hilos y mucha habilidad−, hasta la depilación con miel y bandas de cera 100 % naturales.

La depilación con hilo o threading: una técnica milenaria

Aunque para muchos es desconocida, la depilación con hilo es una técnica muy antigua que proviene de la India y que consiste en mover de manera controlada dos hilos para que arranquen el pelo de raíz como si fueran unas pinzas. Es una técnica que aplican en algunas cabinas de estética y que trabaja la zona de las cejas y el labio superior, con unos efectos realmente visibles que no alcanza la depilación con cera o con pinzas: elimina el vello de raíz −que tarda más en crecer−, no irrita la piel y hace menos daño que la cera o las pinzas.

Depilación con miel

Es una técnica ancestral que utilizaban las reinas de la antigüedad. Cada familia tenía una receta secreta propia que era transmitida de madre a hija. Hoy, esta técnica se ha vuelto a recuperar y se utiliza una preparación de miel de alta calidad y de agua de rosas con aceites esenciales. Es una técnica indolora, 100 % natural, sin aditivos, productos químicos ni riesgos de quemaduras o alergias.

La depilación en casa

Como se hace un poco difícil encontrar centros de estética que ofrezcan estas técnicas, también podemos hacerlo en casa. Para conseguir una buena depilación que nos dure, es importante preparar la piel con unos pasos muy sencillos que explicamos a continuación:

  1. Exfoliación de la piel. Para liberar la piel de impurezas y células muertas, se recomienda exfoliar la zona que queremos depilar dos veces a la semana con la piel húmeda, haciendo movimientos circulares, y también antes de la depilación. Se puede hacer con una cera de abejas y almendras −como por ejemplo el exfoliante de Acorelle−, o bien con un exfoliante fitoactivo −como el de Ypsophilia o Dulkamara−, que proporciona una textura fina en la piel al mismo tiempo que permite frenar el crecimiento del pelo. La exfoliación va bien para evitar enquistamientos, además de dejar la piel suave y sin rastro de irritaciones ni zonas enrojecidas. Otra buena manera de evitar que los pelos se enquisten es aplicar cada día una loción hecha de flor de hisopo, por ejemplo, o la leche virginal de Dulkamara, por ejemplo, en las zonas más comprometidas.
  2. Depilación. Podemos utilizar bandas de cera fría de origen 100 % natural, elaboradas con una fórmula hipoalergénica que contiene cera de abeja biológica y aloe biológico de efecto calmante e hidratante. Es importante que no contengan parabenos, colorantes ni conservantes químicos, ya que irritan y dañan la piel. Otra manera de depilar es coger ceras elaboradas o azúcar de caña y combinarlo con aceites esenciales de ylang-ylang o bien con cera de abejas, resina de pino y aceite de ricino. La casa Acorelle tiene una buena gama de productos para depilar con ingredientes naturales y con el certificado ecológico Ecocert.
  3. Postdepilación. Una vez nos hayamos depilado, interesa hidratar bien la piel, y una buena manera de hacerlo es con aceite de almendras dulces, por ejemplo. Otro aceite interesante es el de trigo-naranja de Ypsophilia.
  4. Tratamientos para después de la depilación que retrasan el crecimiento del pelo y lo minimizan. La marca Acorelle también tiene una línea de cosmética natural que ayuda a minimizar y a retrasar su crecimiento. Por ejemplo, para las axilas tiene un desodorante que, además de neutralizar el olor, retrasa el crecimiento del pelo. Contiene cristales de alumbre que regulan la sudoración y que neutralizan el olor junto con una base de extractos de trufa negra, que retrasan también el crecimiento del pelo. Por otra parte, para las piernas hay una crema elaborada con trufa negra, enzimas proteolíticas, aloe bio, aceite de oliva bio y agua floral de rosa bio que hidrata, calma, nutre y protege la piel junto con el caolín, que promueve la renovación celular y la cicatrización de la piel.
Jordina Casademunt

Jordina Casademunt
Nutricionista