Cosmética

Inicio / Cosmética 31 de marzo 2015

Aceites vegetales: máxima nutrición para la piel

Los aceites vegetales son ideales para cuidar la piel. Desde tiempos inmemoriales, se han utilizado para el cuidado de la belleza.

aceite masajeSi lo que necesitamos es hidratar la piel, no hay nada mejor que los aceites vegetales. Hay de varios tipos y para necesidades diferentes. Los encontramos de forma individual o como ingredientes de los cosméticos naturales para lograr el efecto emulsionante en lugar de los aceites minerales presentes en los cosméticos convencionales. Solo por este punto ya merece la pena escoger cosméticos naturales, porque nos aseguramos una aportación nutricional que no nos dan los productos convencionales.

Los aceites vegetales son ideales para cuidar la piel. Existen desde tiempos inmemoriales y se han utilizado para el cuidado de la belleza; incluso las grandes civilizaciones del Antiguo Egipto, Roma y Grecia los consideraban “oro líquido” y símbolo del poder.

Los principales aceites que encontramos en el mercado

Jojoba: pieles inflamadas, psoriasis, eccema, acné. Ideal para pieles grasientas o mixtas.
Sésamo: psoriasis, eccema; todo tipo de piel. Es reestructurante, permite una mejor hidratación y suaviza la piel.
Almendras dulces: para pieles secas e irritadas. Puede ser utilizada para todo tipo de piel.
Hueso de albaricoque: para todo tipo de piel. Muy utilizado como contorno de ojos. Base excelente para las mezclas con aceites esenciales.
Argán: gran regenerante y reestructurante. Aceite con efecto antiedad. Compensa la desnutrición de la piel, responsable del envejecimiento celular.
Germen de trigo: ideal para pieles secas con tendencia descamativa. Regenera la piel.
Avellana: calma y suaviza la piel. Ideal como base para masajes.
Rosa mosqueta: gran acción regenerante, eficaz contra las arrugas y cicatrices. También va bien para pieles con acné, cuperosis o eccema.
Caléndula: ideal para los bebés. Calma las pieles más delicadas.

Marcas como Pranarôm, Essentiael Arôms ofrecen aceites vegetales ecológicos. Por lo que respecta a los cosméticos con el sello ecológico y que presentan en la composición aceites vegetales de calidad encontramos Cattier, Dr. Hauschka, Florame, Farfalla, Logona, Santé, Aquabio, entre otros.

¡La piel necesita nutrientes!

La piel, para tener una buena salud, necesita recibir nutrientes esenciales y oxígeno. A través de la circulación sanguínea, le llega la aportación de sustancias nutritivas procedentes de la alimentación, como son los ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6. Pero también recibe nutrientes gracias a los cosméticos naturales y biológicos. Mediante la utilización de aceites vegetales corporales, la piel recibe una buena aportación de ácidos grasos esenciales, nutrientes necesarios para mantener la estructura de la epidermis bien hidratada y con la máxima vitalidad.

Los aceites vegetales: riqueza en nutrientes esenciales

Los aceites vegetales son ricos en ácidos grasos esenciales que forman parte de la estructura de las membranas de las células de la piel. Si aportamos aceites esenciales a la piel lograremos darle tonicidad y elasticidad y regenerarla. Además, los aceites vegetales son ricos en vitaminas liposolubles A, D, K y E, que protegen a la piel de los agentes de degeneración y oxidación que favorecen el envejecimiento prematuro.

Aceites vegetales diferentes para diversos tipos de piel

Encontramos muchos tipos de aceites vegetales en el mercado. A continuación describimos algunos, pero lo que es importante es escoger aceites vegetales de calidad. Por eso siempre recomendamos que, a la hora de comprar uno, lleve el sello ecológico.

Aceite de rosa mosqueta de Chile: muy rico en omega-3. Es excelente para regenerar la epidermis, facilita la renovación generación del colágeno y contribuye a prevenir la aparición de arrugas (efecto antiedad). Proporciona los elementos necesarios para mantener la piel suave y elástica, y también previene el envejecimiento prematuro. Tiene un 80% de ácidos grasos esenciales con una proporción omega-6/omega-3 de 1:1. Es ideal para la mujer embarazada. La aplicación de un buen aceite de rosa de mosqueta de calidad permite una excelente regeneración celular y aporta suavidad, tono y elasticidad a la piel.

Aceite de almendras dulces: utilizado sobradamente en cosmética por sus propiedades emolientes (lubricantes), hidratantes y nutritivas. Se utiliza como base para masajes con aceites esenciales, y además es muy adecuado para todo tipo de piel, normal, irritada y seca. Sus propiedades hidratantes previenen la sequedad de la piel. Resulta una excelente alternativa a las cremas desmaquillantes. En su composición destaca la aportación de ácidos grasos omega-9, omega-6 y omega-3.

Aceite de jojoba: con excelentes propiedades antioxidantes, es un aceite muy resistente al calor. El aceite de jojoba también es conocido con el nombre de cera líquida, porque los elementos que lo componen se ajustan más a los componentes de la cera líquida que a los de un aceite vegetal. Tiene una composición similar a las ceramidas, componente graso de las membranas celulares. Tiene propiedades calmantes, suavizantes y penetra fácilmente sin dejar una sensación de grasa. Es adecuada para todo tipo de pieles.

Aceite de caléndula: ayuda a reforzar la protección natural de la epidermis. Se utiliza para el cuidado de pieles sensibles, agrietadas y enrojecidas por el sol. Ideal para los bebés.

Aceite de sésamo: utilizado sobradamente en la medicina ayurvédica, ya que calienta, nutre el organismo y tranquiliza el sistema nervioso gracias a su lecitina. Este aceite se encuentra muchas veces como base de protectores solares, ya que una de sus acciones principales es la de contribuir al papel de filtro solar (absorbe un 35% los rayos UVB).

Aceite de argán: proveniente del Marruecos, tiene una cantidad muy elevada de vitamina E, un 80% de ácidos grasos insaturados, entre los cuales destacan un 45% de ácido oleico (ácido graso monoinsaturado) y un 35% de ácido linoleico (omega-6). Entre sus propiedades destaca un efecto regenerativo de la piel, un efecto antiedad, antiséptico y fungicida ideal para quemaduras de sol; suaviza, hidrata y aporta brillantez a la piel, favorece la oxigenación y le proporciona elasticidad. Al mismo tiempo, la protege de las agresiones externas, restaura la capa hidrolipídica cutánea y reestructura y fortalece uñas y pelo.

Jordina Casademunt

Jordina Casademunt
Nutricionista
jcasademunt@soycomocomo.es

Comentarios
PUBLICIDAD

arriba