canelones veganos de berenjena

En Catalunya, los canelones son uno de los platos típicos de las fiestas de Navidad, sobre todo del día de San Esteban, ya que antiguamente era un plato de aprovechamiento de la carne del asado que había sobrado de la comida de Navidad, el día antes. Todavía hay gente que sigue esta tradición, pero cada vez se cocina menos y se compra más.

Los canelones tradicionales están elaborados con una pasta cuadrada rellena, normalmente, de carne, pero también los hay de verduras, pescado, entre otros. Van bañados con bechamel y cubiertos con queso rallado antes de poner en el horno para gratinar. Una combinación bastante densa y contundente.

Pero… ¿y si no nos sientan bien los lácteos o el trigo? ¿Y si queremos una opción vegana o vegetariana? ¡Tenemos opciones! Ricas y nada complicadas de preparar.

La base de los canelones

Para la base de los canelones tenemos dos alternativas.

La primera es el papel de arroz: una opción que encontramos en forma de obleas que habitualmente se utilizan para preparar los rollitos vietnamitas. Basta sumergir cada oblea en agua tibia durante unos segundos para que se ablande, extenderla bien sobre una superficie lisa y secarla un poco con un papel de cocina. Después añadiremos una cucharada o dos de relleno y lo enrollaremos.

La segunda opción es usar verduras, como el calabacín o la berenjena. Se cortan las verduras bien finitas y verticalmente, y se cocinan a la plancha o al horno. Una vez hechas y dejadas enfriar un poco, se colocan sobre una esterilla de bambú (como la de sushi) superpuestas, de modo que formen una superficie. Se coloca el relleno hacia el extremo más cercano a nosotros y, con mucho cuidado, se enrolla.

Canelones veganos de verduras

Alternativa a la bechamel

La bechamel se elabora con harina de trigo, leche y mantequilla: una combinación no muy ligera y que, por los ingredientes que lleva (trigo y lácteos), puede haber bastante gente que no la tolere bien.

Tenemos, sin embargo, una alternativa muy fácil y sabrosa a partir de la coliflor. Esta verdura nos aporta cremosidad y una consistencia muy similar a la salsa original.

La coliflor es una verdura que pertenece a la familia de las crucíferas, muy presente sobre todo en invierno. Es un alimento muy nutritivo que destaca porque contiene abundante agua y porque es una buena fuente de fibra, vitaminas (C y del grupo B) y minerales como el potasio, fósforo, calcio, hierro, magnesio y azufre. Es una de las mejores fuentes de calcio de origen vegetal que, gracias al magnesio que contiene, podemos asegurar que se absorbe correctamente. Además, también tiene muchas propiedades antioxidantes, y sus compuestos de azufre pueden ayudar al hígado a desintoxicarse.

IDEA: ¡Utilizad coliflor amarilla o morada para hacer una bechamel de colores!

canelones de berenjena rellenos con calabaza, shiitake y nueces

La receta

Ingredientes (Para 3-4 personas)

  • 3-4 berenjenas medianas
  • 1 calabaza violín mediana (unos 800 g)
  • 300 g de setas shiitake
  • 200 g de nueces
  • almendra molida
  • aceite de oliva virgen
  • pimienta negra
  • sal marina

Para la bechamel

  • 1 coliflor mediana
  • 1 cebolla mediana
  • aceite de oliva virgen
  • sal marina
  • nuez moscada
  • 3-4 c.s. de levadura nutricional (opcional)

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 180 ºC.
  2. Para la bechamel: en una olla, saltear la cebolla cortada en medias lunas durante unos 7 minutos. Lavar la coliflor, cortar en flores y colocar en la olla. Agregar agua hasta cubrir la mitad de las verduras y una cucharadita pequeña de sal marina. Tapar y hervir durante 10 minutos. Finalmente, triturar el contenido de la olla junto con una cucharada de aceite de oliva virgen, nuez moscada al gusto y la levadura nutricional (opcional), hasta conseguir una crema fina y homogénea. Reservar.
  3. Lavar las berenjenas y cortar en láminas verticales bien finitas. Calentar una plancha con un poco de aceite de oliva virgen y hacer las berenjenas por ambos lados. Reservar.
  4. Pelar y cortar la calabaza en dados, y lavar y cortar las setas shiitake en tiras.
  5. Calentar una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen y saltear la calabaza y las setas con una pizca de sal marina durante 10-15 minutos, hasta que estén tiernas.
  6. En un procesador de alimentos, triturar las nueces hasta que queden reducidas a trocitos muy pequeños. Añadir la calabaza y los shiitake y triturar a poca potencia hasta integrar todos los alimentos.
  7. Colocar 2 o 3 tiras de berenjena, en función del tamaño que se deseen los canelones, sobre una esterilla de bambú (tipo sushi) superpuestas unas con otras de manera que formen una base.
  8. Agregar dos cucharadas de relleno en el extremo más cercano a las manos y enrollar. Colocar el canelón en una bandeja de horno.
  9. Repetir el procedimiento hasta enrollar todos los canelones.
  10. Una vez estén todos los canelones en la bandeja de horno, verter la bechamel hasta cubrirlos, y añadir almendra molida por encima.
  11. Poner la bandeja en el horno para calentar los canelones y dorar un poco la almendra molida para que tenga un efecto de gratinado.
  12. Servir. 

Gina Estapé

Dietista, creadora del blog myhealthybitesblog.com y graduada en publicidad y relaciones públicas

Gina Estapé

Ahora puedes pedir cita con
Gina Estapé en La Consulta de Soy
936 338 063 Correo electrónico