Así que hoy traigo una receta facilísima, baja en calorías y muy resultona que combina melón y pepino en una deliciosa sopa fría; una idea de cena veraniega, muy refrescante, perfecta para combatir el calor este verano.

Melón y pepino forman un tándem nutricionalmente perfecto, aquí tenéis algunas de las propiedades más destacadas de ambos:

El melón es una fruta con un montón de agua: de cada 100 g, más de 90 son agua, por lo que es perfecto para hidratarse en la época estival. Es rico en fibra, minerales y vitaminas, entre las que destacan vitamina C, niacina o B3, E, ácido fólico o B9 y carotenos. Es una fruta con un bajo aporte calórico, 26 kcal por cada 100 g, por ello está especialmente indicada en dietas de control de peso.

El pepino tampoco se queda corto en propiedades: es rico en fibra, en minerales y aporta una buena dosis de vitaminas A, B, C y E. Es uno de los vegetales más ricos en agua (el 96%) y también tiene pocas calorías: 16 kcal por cada 100 g.

A mí me gusta acompañar esta sopa fría con unas brochetas de bolitas de melón con jamón. El contraste dulce salado y salado de esta clásica combinación es una delicia. Aunque si lo preferís, podéis servir el jamón en virutas o en taquitos.

Esta sopa fría queda ligeramente cremosa gracias al yogur griego, que ayuda a espesar. Se puede hacer una versión vegana sustituyendo el yogur por uno de soja o leche de coco, que aportará cremosidad. La hierbabuena no es un ingrediente imprescindible en la receta, pero da un toque refrescante y sorprendente.

Sobrellevar el calor este verano, va a resultar más fácil con esta sopa fría tan deliciosa. Hacen falta muy pocos ingredientes, una buena batidora y menos de cinco minutos en prepararla, así que vamos con la receta:

La receta

Ingredientes

  • ½ melón pelado y sin pepitas
  • 1 yogur griego natural sin azúcar (150 g)
  • 1 pepino mediano pelado
  • 2 c.s. de AOVE
  • 3-4 hojas de hierbabuena fresca
  • Sal y pimienta al gusto
  • Para decorar: brotes germinados de kale y una brocheta de bolitas de melón con jamón

 

Elaboración

  1. Pelar, cortar y limpiar de pepitas el melón.
  2. Pelar y trocear el pepino.
  3. En el vaso de la batidora, añadir todos los ingredientes (melón, pepino, yogur, aceite, hojitas de hierbabuena) y salpimentar al gusto.
  4. Triturar a máxima potencia hasta conseguir un licuado suave y cremoso.
  5. Dejar refrigerar en la nevera mínimo una hora.
  6. Servir bien fresquita en un bol, decorar con unos brotes de germinados de kale y acompañar con una brocheta de bolitas de melón con jamón.

 

Recuerda que todos los ingredientes bio los podrás encontrar en Biospace, tu súper de productos ecológicos, biológicos y orgánicos de alta calidad en Barcelona y también en línea!

Rosa Arnau
@me_gusta_comer_sano / www.megustacomersano.blog