recetas algas vallory

Fotos: Pau Esculies. Receptes: Montse Vallory

Antes de decir “¡puaj!”, sed positivos, leed este artículo y concededles una oportunidad. Las algas son las verduras del mar y, como tales, tienen pocas calorías, pero un valor nutricional muy alto. Por eso es un alimento esencial en la cocina.

En este artículo, destacamos solo las propiedades de las algas, para potenciar el crecimiento y el fortalecimiento de uñas, pelo y huesos, gracias a que son muy ricas en minerales como el calcio, magnesio, fósforo… Si sumamos a todo ello la vitamina D, que la obtenemos del sol, logramos una buena sinergia y un crecimiento óptimo y natural. Pero las propiedades de las algas van más allá.

Cabe destacar que 15 g de algas hidratadas equivalen al calcio de un vaso de leche, y con una absorción y biodisponibilidad muy buenas. Esta ración es para un adulto; al final del artículo hablamos de las recomendaciones para los niños.

Las proteínas que aportan (con todos los aminoácidos esenciales, entre otros) son muy valiosas para potenciar el crecimiento hasta la adolescencia. Así pues, son fantásticas para completar algunos platos y hacerlos mucho más nutritivos.

Llegados a este punto, espero que hayáis cambiado la expresión “¡puaj!” por “me lo pensaré y buscaré como las puedo introducir”. Para hacerlo bien, no hay que olvidar que las algas son un alimento rico en yodo, un mineral que activa el metabolismo. Para evitar una pérdida de peso o un aumento de nerviosismo o hiperactividad, hay que introducir las algas a los más pequeños de la casa según las recomendaciones de un dietista o nutricionista experto. En el caso de los adolescentes no hay tanto problema, pero para los más pequeños hay que saber cantidades y cuáles son las mejores variedades; además de saber cómo cocinarlas para que toda la familia pueda comer y las acepte bien. A continuación os dejamos una serie de consideraciones que hay que tener presentes:

15 g de algas hidratadas equivalen al calcio de un vaso de leche

Se debe evitar dar algas a los bebés de menos de un año, ni en forma de caldo ni de leche vegetal (las eco van enriquecidas con calcio de algas), ni directamente en los purés.

Entre 1 y 3 años solo daremos la variedad nori, espagueti de mar (algún copo como si fuera una especia, añadiéndolo a una crema, un guiso, una tortilla…) o agar-agar (en forma gelatina de frutas naturales o para espesar una salsa.), que son las variedades con menos yodo. Si se toma bebida vegetal enriquecida con calcio de algas, como mucho debe ser un vaso del tamaño de un yogur o bien añadida como ingrediente de algún plato, tipo torta o flan. Si se toma un caldo hecho con alga kombu, como mucho se podrán tomar 100 ml.

A partir de los tres años y hasta entrada la adolescencia, las proporciones de bebidas vegetales bio enriquecidas con calcio de algas y la incorporación de otras variedades de algas en la dieta diaria depende de la edad del niño.

Si queréis una receta ganadora del Concurso Bonpreu 2013 al mejor postre: Golosinas naturales con agar-agar. La encontraréis en www.qisana.com.

Artículo escrito por:

olga brunnerOlga Brunner López

Dietista y coach nutricional de Qi-sana: www.qisana.com

Presidenta de ADITEC (Asociación de Técnicos Dietistas de Catalunya)

Profesora del Técnico Superior en Dietética.

Confinados
sin procesados

Te regalamos el ebook MERIENDAS SANAS con el cual:

  • Aprenderás 20 recetas dulces y saladas para pequeños y grandes.
  • Cocinarás magdalenas, galletas, panes y tortitas sin azúcar con los niños.
  • Aprovecharás la situación actual para mejorar tu alimentación y la de los tuyos.
Acepto la política de privacidad