Manos de hombre pelando una zanahoria

Si lo hacemos bien, pero, el tiempo que necesitamos en la cocina puede ser menos del que pensamos. Os dejamos 14 consejos para aplicar en el día a día que ayudan a planificar y ahorrar tiempo:

1- Organización y planificación

Ccrear un menú semanal puede ayudar a optimizar el tiempo a la hora de preparar las comidas y puede ayudar a aprovechar mejor los alimentos frescos de la nevera para evitar que se estropeen. Además, permite saber qué hay que cocinar cada día y organizarse si es necesario hacer algo para el día siguiente.

Sobre todo, es muy útil si se quiere comer algo que se ha congelado; si lo hemos planificado por escrito, el día anterior lo podremos poner en la nevera y descongelar de manera adecuada.

2- Tener claros los tiempos de cocción de los platos que queremos preparar

Permite ser más conscientes del tiempo que tenemos que dedicar a cocinar.

3- Hacer lista de la compra

Para saber qué ingredientes necesitamos, saber qué días vamos a comprar y dónde. De esta forma se va más al grano y se ahorra tiempo.

Si hay algún alimento que necesita horas de remojo o algún proceso lento, es bueno hacerlo el día anterior. La planificación debe servir para avanzar preparaciones para el día siguiente.

4- Tener buenos utensilios de cocina

Disponer de pequeños electrodomésticos, como procesadores de alimentos, puede resultar muy beneficioso mucho a la hora de cocinar, ya que permiten triturar y preparar elaboraciones de manera mucho más rápida y eficaz.

5- Despensa y nevera organizadas y con productos sanos

Si se quiere comer sano, la primera norma es no tener nada en la despensa que no sea saludable. Así se evita picar y comer productos poco recomendables. Por otra parte, es importante organizar bien la despensa y la nevera para tener claro qué ingredientes hay o detectar rápidamente qué alimentos nos hacen falta.

6- Cocinar de más

Si no nos gusta cocinar, podemos aprovechar el día que lo hacemos para preparar de más. Se puede guardar en la nevera o congelar para tener comida para más días.

7- Ser limpio a la hora de cocinar

Si, a medida que cocinamos, limpiamos los utensilios que usamos, nos dará menos pereza y ahorraremos más tiempo. Además, así, cuando tengamos que volver a cocinar, lo tendremos todo bien limpio y ordenado. (“No es más limpio quien más limpia, sino quien menos ensucia.”)

8- Aprovechar el tiempo que estemos en casa

Para cocinar cosas que no requieren atención, pero sí tiempo (por ejemplo, caldo).

9- Aprovechar métodos de cocción

Si tenemos que hacer pescado o pollo el horno, lo podemos aprovechar para hacer también hacer unas verduras, boniato o patata. Así evitamos ensuciar electrodomésticos de más y ahorramos tiempo.

También podemos aprovechar para hacer más comida para otro día. Por ejemplo, si para cenar hemos utilizado el horno, mientras cenamos, podemos hacer la comida en el horno del día siguiente.

10- Tener a mano lo que más usamos

Es buena idea guardar los productos, alimentos, condimentos, aceites, especias o utensilios que utilizamos más cerca o en un lugar rápidamente localizables para no tener que perder tiempo en buscarlos cada vez que los necesitamos.

11- Hacer una mise en place

Si sabemos qué tenemos que cocinar, podemos preparar sobre la mesa todo lo que necesitamos antes de empezar a cocinar; así iremos mucho más rápido a la hora de preparar el plato.

12- Comprar el pescado listo para cocinar

Cuando vayamos al mercado, pidamos al pescadero que limpie el pescado y lo corte para poder cocinarlo directamente. Podemos hacer igual con el pollo o la carne.

14- Si vamos poco al mercado…

Aprovechemos para comprar más pescado, pollo o carne de la cuenta y congelarlo para poder tener para toda la semana.

Gina Estapé

Dietista, creadora del blog myhealthybitesblog.com y graduada en publicidad y relaciones públicas

Gina Estapé

Ahora puedes pedir cita con
Gina Estapé en La Consulta de Soy
936 338 063 Correo electrónico