En diciembre pasado, el restaurante hindú Rangoli estrenó nueva carta completamente vegana.

El restaurante Rangoli, situado en el barrio de la Barceloneta, comparte filosofía de cocina india con su hermano mayor, Bembi, situado en el Eixample derecho de Barcelona.

Interior del restaurante hindú y vegano Rangoli

El chef Anand Singh Negi y su maître Sanjay Das Gupta ya hace unos diez años que apostaron por ofrecer al público un producto tradicional y de calidad que transmitiera con autenticidad la esencia de su gastronomía. Y tanto fue así que convirtieron ambos restaurantes en espacios de referencia en la ciudad en este tipo de cocina.

Como decíamos, suena extraño leer que un restaurante hindú tiene un menú basado en platos completamente veganos, pero no debemos olvidar que el 70% de los alimentos que consume toda la población de la India es a base de vegetales. Por lo tanto, si queréis descubrir una cultura con una gastronomía de platos de origen vegetal, lleno de colores, una cocina saludable y sostenible, no lo dudéis y visitad el Rangoli.

¡La carta ofrece un montón de propuestas!

Plato vegano del restaurante Rangoli

Para empezar, los entrantes incluyen cinco platos y, además, la ensalada y la sopa del día. El más famoso es el Punjabi Samosa, triángulo crujiente de verduras, relleno de guisantes y patata. Otro entrante también delicioso es el Onion Bhaji (cebolla frita preparada con una técnica especial de la India) y el Makai Palak Pakora (medallones de espinacas, acelgas y maíz).

Once platos principales forman el apartado siguiente de la carta vegana. Todas las salsas, frutos secos y mezcla de especies están hechas con ingredientes frescos y locales, en la medida de lo posible. La preparación que identifica más a la cocina hindú son los curris, que significa “salsa picante”. Se hacen combinando especies en proporciones exactas –por ejemplo: cilantro, comino, pimienta negra, pimienta blanca, cúrcuma, guindilla, canela, nuez moscada, clavo, cardamomo…

Os recomiendo que probéis el Baigan Bharti, un plato hecho con berenjenas cocidas al horno tandoori, con cebolla, tomate, cilantro fresco y especias (tiene un ligero sabor ahumado).

Alternativa vegana a la proteína del restaurante Rangoli

Como alternativa vegana a la proteína, el Rangoli ofrece tanto seitán como soja hechos en casa. El seitán lo marinan con especias suaves y lo cuecen en un caldo especial para darle más sabor antes de mezclarlo con las salsas caseras, elaboradas especialmente para veganos. La soja la cocinan igual que el seitán, pero sin marinar.

Para acompañar cualquier tipo de plato principal podemos elegir entre cuatro tipos de salsas diferentes, como la Saag Curry (cremosa salsa de espinacas con especias) o la Vegan Vindaloo (curry típico de Goa, cuyo nombre deriva del plato portugués “carne de Vinha d’Alhos”, carne marinada con vino y ajos. Se mantiene la receta y le añaden especias y guindilla para conseguir una salsa 100% vegana!).

Otra sección brutal de la carta que no debemos pasar por alto son las legumbres, opción básica de proteína vegetal para veganos. El chef Anand prepara Tadka Dal: lentejas amarillas exquisitas cocinadas lentamente, imprescindibles en cualquier comida. Tampoco podéis iros sin probar la especialidad de la casa: el Rajma Masala, judías cocinadas a fuego lento.

El pan es otro básico de la gastronomía hindú, ya que está presente en cualquier comida. Podréis degustar desde el más básico, llamado Naan, pasando por el Tandoori Roti (trigo integral hecho en el tandoori), hasta el Multi Cereal Roti (hecho también en el tandoori, pero con una harina de trigo integral, centeno, avena, bulgur y semillas de lino). ¡Pan hecho al horno de casa con ingredientes de calidad!

En cuanto los postres, hay que reservarse un agujerito, sobre todo para probar el Gajjar Ka Halwa: espectacular pudín de zanahoria con sabor a cardamomo acompañado de helado de canela. Aunque si estáis muy llenos, ¡seguro que un helado vegano de vainilla, canela o fresa será un digestivo excelente!

Gajjar Ka Halwa del restaurante Rangoli

La carta vegana incluye tanto información de ingredientes que pueden provocar alergias o intolerancias como información sobre el grado de picante.

Por último, no podemos pasar por alto la decoración del local y su terraza con vistas al mar. Las piezas de coleccionismo procedentes de la India permiten entender el arte popular de decoración clásica india, que precisamente es el significado del nombre del restaurante: Rangoli.

Mireia Segarra
Mireia Segarra

Farmacéutica especialista en Nutrición Ortomolecular.