Un estudio elaborado por profesionales del Hospital del Mar ha revelado que las cifras de diabetes gestacional se han disparado en un 70% en la última década en Catalunya. Concretamente, mientras que en 2005 un 3,8% de las mujeres embarazadas eran diagnosticadas de esta enfermedad, en 2016 este porcentaje se elevaba a 6,5%.

diabetes gestacional

El trabajo de investigación, que ha analizado 743.762 partos de mujeres entre 15 y 45 años en hospitales públicos y privados, explica que esta tendencia se debe, entre otras cosas, a hábitos alimenticios insanos, predisposición genética, sedentarismo y edad cada vez más avanzada de la gestante. Las mujeres diagnosticadas tienden a padecer sobrepeso u obesidad y otros desajustes metabólicos.

La diabetes gestacional es un trastorno de los niveles de azúcar en sangre que se desarrolla en torno a la mitad del embarazo y que, en la mayoría de los casos, desaparece inmediatamente después de que la madre dé a luz.

Como ya os contaba en el artículo “Diabetes gestacional: no hay mal que por bien no venga” en el segundo número de la revista en papel d’Etselquemges (no existe versión en castellano de momento), el seguimiento dietético que se da a las mujeres embarazadas –he pasado por tres diabetes gestacionales– no es para nada personalizado: dietas cerradas, que el profesional saca de un cajón; y se basa, en muchos casos, en alimentos poco convenientes, como galletas maría, pan, pasta, lácteos desnatados, etcétera.

Existen, en cambio, algunas claves dietéticas para controlar el azúcar en sangre, basadas en alimentos reales y nutritivos. La presencia de grasas saludables en cada una de las comidas es una de estas claves, aunque esto no suele incluirse en la propuesta del terapeuta más convencional. Otro aspecto dietético importante para mantener los niveles de azúcar controlados es comer al dente las verduras y granos. Las pautas dietéticas que detallo en el artículo de la revista son válidas tanto si la gestante precisa como si no hace falta insulina.

Existe una necesidad inmediata y urgente de dietistas y nutricionistas actualizados en la sanidad que den seguimiento personalizado, con dietas actualizadas a las embarazadas con diabetes gestacional, que hoy son un 70% más que hace diez años. Como ya se sabe, existen riesgos graves para la madre y para el bebé asociados a un mal control de la enfermedad.

Pero, además, si tuviésemos profesionales dedicados a la nutrición entre las filas de la sanidad es probable que las estadísticas fueran mucho menos desalentadoras, pues, como dijimos, algunos de los factores de riesgo del desarrollo de la enfermedad son la obesidad y, en general, unos hábitos alimentarios poco saludables. Sin acceso a dietistas y nutricionistas que hagan educación nutricional, las tasas de obesidad seguirán aumentando irremediablemente y también la prevalencia de diabetes gestacional.

Pilar Rodrigáñez

Dietista

    @pilarrodriganez
Pilar Rodrigáñez

Ahora puedes pedir cita con
Pilar Rodrigáñez en La Consulta de Soy
936 338 063 Correo electrónico