¿Una bebida refrescante, con burbujas, tan versátil que marida casi con todas las propuestas culinarias y que, además, es sana? Innova estas Navidades e incorpora kombucha a tus comidas. Este te fermentado es la versión más saludable y deliciosa que la empresa Mün Ferments elabora desde el año 2015. Una bebida realmente sorprendente que nació cerca del año 220aC en Asia y que se hizo famosa después de curar a un emperador japonés de graves dolencias digestivas. Se explica, además, que los samuráis lo llevaban en sus batallas para tener más energía. Desde entonces hasta ahora, su producción se fue extendiendo por el mundo, y se ha ido elaborando de forma artesanal hasta que ha vivido una auténtica explosión gracias al consumo que hacen todos aquellos que se cuidan por dentro y por fuera.

Regala Kombucha, el sustituto perfecto del alcohol

La elaboración de kombucha tiene un poco de magia. Intervienen el agua y el té, pero también bacterias y levaduras, conocidas como madre o SCOBY (Symbiotic Culture of Bacteria and Yeast), que se encargan a hacerlo fermentar y que genera tantas propiedades saludables. Entre otras, el kombucha contiene probióticos naturales, ácidos orgánicos, minerales, vitaminas B6 y B9 y enzimas. Por todo ello cuida la microbiota, crucial en tantos ámbitos de nuestra salud, y activa la función hepática, principal responsable de la desintoxicación del organismo. A su vez, también tiene un efecto antioxidante, para combatir los radicales libres que generan estrés oxidativo y refuerza positivamente los sistemas digestivo e inmunológico.

La marca kombutxa lo elabora de manera artesanal, con ingredientes naturales, de primera calidad, y ecológicos. Pero, ¿en qué se diferencia del resto? Su principal diferencia es la mínima cantidad de azúcar residual que contiene, realmente baja gracias al cuidadoso proceso de fermentación que han perfeccionado los responsables de la compañía y que permite que ni siquiera se tenga que refrigerar a la hora de almacenarlo. Kombutxa, además, no está pasteurizado ni filtrado, de manera que se considera que sus productos tengan un sabor realmente delicioso, hecho que ha permitido que haya sido el primer kombucha en llegar a las mesas de los restaurantes.

Regala Kombucha, el sustituto perfecto del alcohol

En el mercado ya se pueden encontrar sus 5 variedades: Ginger (manzana y jengibre), Hibiscus (granada e hibisco), Flowers (uvas y saúco), Green (albahaca y matcha) y Verbena (pepino y marialuisa). Además, también ha creado la PaleoBirra, a base de kombutxa y lúpulo, sin alcohol ni cereales.

Kombutxa se puede adquirir en más de 350 puntos de venta: tiendas ecológicas, herbolarios, tiendas gourmet, centros de yoga y deportivos, restaurantes y bares saludables, etc. Además, también se puede encargar en la tienda online kombutxa.com/shop en diferentes formatos, ¡también como regalo!

La coach de salud y experta en cocina terapéutica y cruda, Cristina Manyer, ha elaborado una propuesta con Kombutxa que seguro que no dejará indiferente a nadie si la servís en la mesa de Navidad.

Regala Kombucha, el sustituto perfecto del alcohol

Trufas rojas

Ingredientes

  • 1/2 taza de Kombutxa Hibiscus
  • 160 gramos de remolacha cruda pelada
  • 80 gramos de coco rallado
  • 1 cucharada sopera de canela en polvo
  • 2 dátiles
  • Una pizca de sal marina
  • Ralladura de la piel de tres limones
  • Ralladura de la piel de una naranja grande
  • 360 gramos de harina de almendras
  • ½ taza de nueces picadas

Ingredientes para el acabado

  • Cacao en polvo
  • Arándanos

Preparación

  1. Bate la remolacha con el Kombutxa, los dátiles, la pizca de sal marina y canela hasta conseguir una textura fina y ligada.
  2. Reserva la crema en un bol grande, dónde irás añadiendo el resto de ingredientes.
  3. Mezcla bien para que se integren todos los ingredientes. Reserva en la nevera durante toda la noche o en el congelador 1-2 horas.
  4. Haz bolitas de la medida de una trufa. La mitad rebózalas con harina y cacao en polvo. Al resto, añádeles un arándano haciendo una ligera presión.
  5. Reserva en la nevera.
  6. ¡Sirve y disfruta!