El equipo de Vida Sana ha estado trabajando arduamente desde antes del confinamiento y la situación de alarma generalizada con el objetivo de buscar alternativas a las fechas que tenían previstas, del 7 al 10 de mayo. Han conseguido mantener el mismo emplazamiento, el Palau Sant Jordi de Barcelona y las fechas definitivas serán del 24 al 27 de septiembre.

En su comunicado, la Asociación Vida Sana se muestra muy comprometida con la promoción de la alimentación ecológica desde hace cuarenta años y también durante esta crisis: “Como hemos hecho durante estos cuarenta años vamos a seguir trabajando con firmeza por la promoción de la alimentación ecológica, la sostenibilidad, el respeto a la biodiversidad, los derechos humanos… pase lo que pase. Sea cual sea el origen de esta crisis, nosotros vamos a seguir en la brecha de la promoción de la alimentación ecológica y sus mundos afines. Con la misma fuerza e ilusión que desde hace cuatro décadas, nuestra apuesta por el sector bio tiene en la actualidad el mismo compromiso. No hay tregua. Quizás, saliendo de esta situación, llegue el gran momento de la alimentación ecológica en nuestro país, pues la ciudadanía está teniendo mucho tiempo para reflexionar y para darse cuenta de cómo tiene que ser el mundo al que aspiramos.”

La asociación apunta a que todo lo que está ocurriendo, como ocurrió en su día con “las vacas locas” o “las dioxinas en los pollos”, por ejemplo, va a hacer que mucha gente más se sume al cambio hacia una alimentación descontaminada y descontaminante, a un mundo rural vivo, a una sociedad más descongestionada y verde. También propone que hay que dejar atrás la economía petrodependiente y dar pasos de gigante, ya, hacia un mundo ecológico, humanizado y bello.

Finalmente recuerda: “Ahora más que nunca hay que estar unidos ante esta crisis sistémica, y convertirla en oportunidad para el cambio necesario.”