¿Sabías que el nuestro es el único país de la Unión Europea donde no hay dietistas ni nutricionista en todos los servicios de atención primaria y especializada de la sanidad pública?

¿Y qué el 75 % de las muertes en nuestro país se deben a enfermedades directamente relacionadas con el estilo de vida, como la mala alimentación?

¿Cómo puede ser que siendo la alimentación uno de los pilares fundamentales de la salud, no sea posible acceder gratuitamente des de la sanidad pública a los únicos profesionales con formación específica en nutrición?

La asociación científica −y sin ánimo de lucro− Enlace a la web de Dietética sin Patrocinadores (DSP) llama a la movilización ciudadana y profesional para que se incorpore la figura del dietista-nutricionista y el técnico superior en Dietética en la sanidad pública porque:

  • Antes del tratamiento con fármacos, tiene que ir la prevención con un asesoramiento nutricional adecuado a cada paciente hecho por un profesional especializado.
  • En patologías tan comunes como la diabetes, la hipertensión o los accidentes cardiovasculares, junto o antes de la medicación, va la prevención con la alimentación.
  • Los ciudadanos que precisan de un consejo dietético continuo y personalizado, no lo tienen: los enfermos renales, los que sufren enfermedades inflamatorias intestinales, cáncer o patologías digestivas.
  • Tenemos una tasa de obesidad infantil alarmante y en aumento y no hay personal formado en nutrición en los centros de atención primaria o de pediatría.
  • Entre el 30 y el 50% de los pacientes hospitalizados se desnutre y así se alargan las hospitalizaciones y su recuperación se resiente.
  • Los países con servicio de nutrición en la sanidad pública ahorran en gasto farmacéutico y de atención sanitaria. Por cada euro invertido en asesoramiento dietético se ahorran más de 50 € en tratamientos posteriores, se aumenta la productividad, disminuyen las bajas laborales y mejora la calidad de vida.
Tenemos una tasa de obesidad infantil alarmante y en aumento y hace falta personal formado en nutrición en los centros de atención primaria o de pediatría.

Tenemos una tasa de obesidad infantil alarmante y en aumento y hace falta personal formado en nutrición en los centros de atención primaria o de pediatría.

¿Quién debería encargarse del consejo dietético y los tratamientos nutricionales?

En España existen dos profesionales con titulación oficial especializados en dietética y nutrición: los técnicos superiores en Dietética y los dietistas-nutricionistas (diplomados o graduados). Ambos deberían formar parte de la sanidad pública integrando las Unidades de Nutrición y Dietética tanto en atención primaria como en la especializada, tal y como sucede en el resto de la Unión Europea.

¿Quién se encarga ahora de la alimentación?

Actualmente estas funciones las realizan compañeros saturados y sin formación específica (personal de enfermería y medicina). El asesoramiento nutricional que recibe el ciudadano se reduce a menudo a una fotocopia idéntica para todos con consejos genéricos. La terapia a través de la dieta (dietoterapia) brilla por su ausencia y se recurre directamente a medicación en casos que podrían tratarse antes con pautas nutricionales adaptadas y que en muchos casos podrían haberse prevenido con asesoramiento dietético.

Por todas estas razones, la Asociación Enlace a la convocatoria de Dietética sin Patrocinadores (DSP) convoca una concentración el próximo 10 de mayo a las 11.30 horas frente al Ministerio de Sanidad en Madrid (Paseo del Prado, 18) bajo el eslogan

#SanidadDesnutrida: ¡Algo falla en tu Sanidad! ¡Pide atención nutricional!

Se ha convocado a profesionales y asociaciones del sector, así como a la ciudadanía, animándoles a mostrar su descontento por el trato de desprecio que se le da a la nutrición, pilar fundamental de la salud, desde la administración pública

Más información en el enlace de Enlace a la convocatoria de Dietética sin Patrocinadores (DSP)

Montse Reus
Montse Reus

Dietista y Ambientóloga