Con mucha frecuencia vemos que los niños con episodios de gastroenteritis reciben probióticos con la esperanza de aliviar los síntomas y contribuir a su recuperación, pero ¿qué nos dice la ciencia al respecto?

Recientemente, ha salido publicado un estudio en la New England Journal of Medicine en el que intervinieron 886 niños de 3 a 48 meses diagnosticados con infección intestinal aguda.

Los investigadores evaluaron un probiótico común conocido como Lactobacillus rhamnosus GG, o LGG, que se vende sin receta, que fue administrado a los niños durante cinco días.

Este estudio, realizado en EE. UU y dirigido por la Washington University School of Medicine de St. Louis, muestra que el probiótico de uso común analizado no es eficaz para mejorar los síntomas en pacientes pediátricos con gastroenteritis.

La creencia popular es que todos los probióticos hacen la misma función y que siempre obtenemos beneficios de ellos, pero no es cierto. Se ha demostrado que pueden ser muy útiles, pero siempre cuando se administra la cepa necesaria y su dosis correcta de manera individual. Recordemos que son bacterias que añadimos de forma dietética a nuestra microbiota.

La microbiota es diferente en cada individuo y la concentración de microorganismos que la forma cambia cada día. Añadir sin conocimiento especies que podemos comprar fácilmente a nuestra propia flora intestinal no es buena idea.

Antes de tomar un probiótico para ayudar en el tratamiento, se debe consultar con un profesional de la materia.

Las recomendaciones nutricionales de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición en la gastroenteritis infantil se basan en:

  • Mantener lactancia materna o de fórmula (en este caso, si la diarrea continua más de siete días, evitar la lactosa; de lo contrario, no hace falta excluirla a no ser que tenga intolerancia).
  • Introducción temprana de la alimentación sin hacer dietas restrictivas.
  • Seguir las recomendaciones médicas en cuanto a rehidratación.

 

¿Qué provoca una gastroenteritis en los más pequeños?

Según la AEPED, la gastroenteritis aguda (GEA) se trata de una inflamación de la mucosa gástrica e intestinal que cursa clínicamente con un cuadro aumentado de deposiciones líquidas frecuentemente acompañado de vómitos, fiebre y dolor abdominal. Constituye una causa importante de morbilidad y mortalidad pediátrica en todo el mundo, ya que produce 1,5 billones de episodios y 1,5-2,5 millones de muertes anuales en niños menores de cinco años.

La causa más frecuente de GEA en la edad pediátrica es la infección entérica, que puede estar originada por:

  • Virus (fundamentalmente Rotavirus, y con menor frecuencia, Adenovirus, Calicivirus, Astrovirus…). Constituyen la causa más importante de GEA en la infancia; especialmente en los países desarrollados.
  • Bacterias (Salmonella, Campylobacter, Shigella, Aeromonas, Yersinia…). Predominan en determinadas épocas del año y en niños mayores. Cobran especial relevancia en países en vías de desarrollo.
  • Parásitos (Giardia lamblia). Estos gérmenes alteran la absorción y secreción de agua y electrolitos a nivel intestinal.

Otras causas menos frecuentes de diarrea en niños son las infecciones no enterales en los primeros meses de vida (otitis media aguda, infecciones del tracto urinario…) y la etiología no infecciosa: causas dietéticas y nutricionales (intolerancia a las proteínas de leche de vaca o gluten, introducción inadecuada de nuevos alimentos, dietas hiperconcentradas, hiper o hipocalóricas), enfermedades inflamatorias intestinales (enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa), enfermedades sistémicas (fibrosis quística, hipertiroidismo…), inmunodeficiencias, tumores (neuroblastoma), tóxicos (laxantes).

Referencias

  • Asociación Española de Pediatría
  • New England Journal of Medicine (2018). DOI: 10.1056 / NEJMoa1802597, dx.doi.org/10.1056/NEJMoa1802597
  • Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition: August 2016 – Volume 63 – Issue 2 – p 226–235 doi: 10.1097/MPG.0000000000001133

 

Cecilia Lobato
Cecilia Lobato

Estudiante de nutrición en UAX. Formación Superior Dietética en OUC. Especialista en nutrición clínica ICNS. Nutrición clínica vegetariana ICNS.

  @nu_TRIceci   @nu_triceci