Que las bebidas con más azúcar reciban una penalización ya es un hecho en Catalunya. El decreto ley aprobado por la Generalitat hace que entre en vigor (1 de mayo de 2017) el Impuesto de bebidas azucaradas Envasadas (IBEE), exigible en todo el territorio catalán. El impuesto entra en vigor con la incógnita de si el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, creará otro igual y eso afectaría u obligaría a anular el catalán.

Aunque los detractores defienden que es una medida claramente para recaudar, desde el gobierno catalán se asegura que el objetivo es tratar de reducir el consumo de azúcar, que ya se ha comprobado que tiene efectos muy perjudiciales para la salud de toda la población.

Soycomocomo seguirá con atención si el consumo de refrescos disminuye o si, como pasó durante una época con el tabaco, los aumentos de precios, aunque eran significativos no disuadieron a los consumidores. También analizaremos si los consumidores buscarán alternativas como las colas light o cero, que son igualmente perjudiciales para la salud. Sea como sea, y según datos de Nielsen, cuando en Francia se aplicó el año 2012, las ventas de Coca-Cola y Fanta, por ejemplo, redujeron las ventas y sus competidores, como Orangina-Schweppes y Pepsico, cogieron cuota de mercado durante los primeros meses de la entrada en vigor de la tasa.

¿Cuánto costarán ahora las bebidas azucaradas?

Las bebidas con más de 8 gramos de azúcar por cada 100 ml costarán 0,12 euros / litro más y entre 5 y 8 gramos de azúcar por cada 100 ml costarán 0,08 euros / litro más.

¿Cuáles son las bebidas “afectadas”?

Bebidas azucaradas con edulcorantes calóricos añadidos como el azúcar, la miel, la fructosa, la sacarosa, el jarabe de maíz, el jarabe de arce, el néctar o jarabe de agave y el de arroz. Esto significa que están sujetos tanto los refrescos o sodas, como las bebidas de néctar de frutas y jugos de frutas, las bebidas deportivas, las energéticas, las de té o café, las leches endulzadas, las vegetales y las aguas con sabores.

Algunas de las bebidas con más azúcar y que más aumentarán de precio:

  1. Una lata de Coca Cola (330 ml) contiene 35 g de azúcar
  2. Granini Naranja (330 ml) cuento 34 g de azúcares
  3. Una lata de Fanta (330 ml) contiene 28 g de azúcar
  4. Una lata de Tónica Schweppes (330 ml) contiene 27,7 g de azúcar
  5. Una lata de Aquarius de 330 ml contiene 26 g de azúcar

Pero…

Hay que tener en cuenta que la ley especifica que no están sujetas al impuesto las bebidas elaboradas a partir de zumos de fruta o de verdura naturales, concentrados o reconstituidos, o su combinación, ni tampoco leches o alternativas de las leches, que no contengan edulcorantes calóricos añadidos. También quedan excluidos los yogures para beber, las leches fermentadas para beber, los productos para uso médico y las bebidas alcohólicas. Por lo tanto, bebidas como un Danone Fresa, que contiene 35,7 g de azúcares por cada 300 ml, o una botellita de Actimel (11,5 g de azúcar por 100 ml) seguramente quedarán fuera. Una lástima.

Núria Coll
Núria Coll

Directora de soycomocomo.es