¿Qué dieta mejora el acné?

Según la dietista Jordina Casademunt, el acné se puede mejorar aumentando el consumo de:

−Verduras

−Frutas

−Cereales integrales

−Grasas saludables (monoinsaturados, como el aceite de oliva, el aguacate)

−Grasas poliinsaturadas (ácidos grasos esenciales omega-3 –presente en peces azules como las sardinas, los boquerones, el atún… −, nueces, semillas de lino)

−Ácidos grasos esenciales omega-6 (semillas oleaginosas como pipas de calabaza, de girasol…)

−Aceites vegetales de primera presión en frío

−Frutos secos crudos

En función de la problemática será interesante recurrir a algún suplemento rico en omega-3 y omega-6, betacaroteno, y sobre todo procurar utilizar cosméticos ecológicos de calidad sin derivados de petróleo. También interesa aumentar la práctica de ejercicio físico para ayudar a eliminar las toxinas por la piel a través del sudor, según concluye Casademunt.

El acné tiene como causa directa, pero no única, una mala alimentación. Un exceso de lácteos, de grasas saturadas (embutidos, carnes, quesos) y también el consumo de azúcares refinados y productos de pastelería industrial provoca una intoxicación hepática (acumulación de toxinas), además, también, de un sistema intestinal irregular (estreñimiento), pero eso es harina de otro costal.

Hay que decir que los adolescentes tienen granos porque hay un cambio hormonal que hace que las glándulas sebáceas aumenten la producción. Entonces se acumula en la piel la grasa de tipo sebo y se forman las espinillas y los granos (lesiones inflamatorias). Las zonas más frecuentes de aparición son la cara, el escote y la espalda. Primero, empiezan a salir en la frente, luego bajan hasta las mejillas y, a los 25 años, hasta la barbilla.

Entre ellos y ellas hay diferencias. El acné es más frecuente entre los chicos, que suele derivar en formas más graves. A las chicas les puede aparecer antes, les dura más, pero es más moderado.

La dietista Jordina Casademunt señala la mala alimentación como una de las causas del acné juvenil. Sin embargo, el estrés emocional (inseguridades, miedo, ansiedad) también puede provocar problemas en la piel. De hecho, es habitual que en época de exámenes (especialmente los de la selectividad) los adolescentes tengan más acné que en otros periodos del año.

La jefa de dermatología del Hospital Sant Joan de Déu, María Antonia González-Enseñat, también señala otros factores que pueden hacer que aparezca.
acne-e1326454132569

  1. Los cabellos grasos y sobre todo los flequillos lo favorecen. Por ello, se recomienda recogerse el pelo, al menos cuando se esté en casa.
  2. El tabaco lo perjudica. Por este motivo, los fumadores tienen acné de manera más intensa y duradera.
  3. Los maquillajes lo favorecen y desencadenan. En el mercado, existen productos cosméticos específicos para personas con acné.

Sea como sea, el caso es que el acné juvenil provoca fobia social, porque “al adolescente no le gusta verse, tampoco quiere que lo miren, porque sufre una insatisfacción con su imagen“, explica el dermatólogo del Hospital Clínico, Ramon Grimalt.

Los médicos saben tratar cada uno de los casos. “Lo que hay que recomendar, siempre que se tenga acné, es consultar a un especialista, y no querer hacer probaturas de nada, ni de cremas ni jabones extraños. Hay que tener en cuenta que los tratamientos médicos no se anuncian en la televisión, por lo tanto nada de lo que se vea en la televisión para curar el acné sirve“, sentencia el doctor Grimalt. Él mismo alerta también de los maquillajes, “que efectivamente son grasientos y conseguirán aumentar el acné“. Puede parecer una solución momentánea, pero nada más.

 

Trinitat Gilbert
Trinitat Gilbert

Periodista

  @trinigilbert